Análisis
Tecnología
IDG Research

“La situación que vivimos se podría calificar de ‘Permacrisis”

¿Cómo será 2023? ¿Qué nos podría deparar el año? ¿Qué tecnologías serán las más pujantes? Alberto Bellé y Fernando Maldonado, analistas principales de IDG Research, ofrecen a continuación algunas claves para saber cómo manejarse en este año recién comenzado.

IDG Research ENERO

2022 no es más que un recuerdo. Lo que importa es 2023. No obstante, uno y otro año formarían parte de lo que Alberto Bellé, analista principal de IDG Research, denomina Permacrisis. “Recuerdo la expresión permafrost inglesa referida a los los hielos permanentes. Pues Permacrisis es un concepto relativo a crisis permanente”.

Un concepto innovador que este analista explica de la siguiente manera: “Hemos estado buena parte de nuestras vidas, puede que treinta o cuarenta años, viviendo en un supuesto de que todo funcionaba, de que los mercados eran perfectos, había suministro de todo, recursos disponibles para todo. Nada se rompía. Sin embargo, ya llevamos dos años en los que todo lo anterior ha dejado de ser así. ¿Qué ocurre? Muchas entidades consideraban que esta era una situación transitoria y que después volveríamos a la normalidad. Pues ahora podemos decir de manera categórica que no va a haber vuelta a la normalidad”.

 

“No vamos a volver a un equilibrio estable”

¿A dónde quiere ir Bellé con esta explicación? En su opinión, no vamos a volver al equilibrio estable sino a un equilibrio inestable. Lo razona así: “Hay muchas fuerzas trabajando a la vez, fuerzas de tipo económico, geopolítico o tecnológico que operan con diferentes dinámicas y a diferentes velocidades. Según cómo estén equilibradas pueden llevarnos a una nueva crisis”.

Ejemplos como los ciberataques recibidos por el Fondo Soberano Noruego son claves en sentido en opinión de Bellé. “Que dicha entidad considere la ciberseguridad como un factor importante a la hora de tomar sus decisiones de inversión es un hecho que indica por dónde van los tiros, pues viene a decir que quien no tenga desarrollada una política de ciberseguridad no va a ser atractivo como elemento de inversión”.

Además, en cuanto a aspectos geopolíticos, este analista se pregunta qué ocurre si una empresa no tiene en cuenta elementos tan importantes en la actualidad como la logística. “Cualquier industria tiene que pensar que el transporte o el suministro no están garantizados. Por ejemplo, ¿qué pasaría si China invadiera Taiwán? ¿Como impactaría este hecho en la industria de semiconductores?”, prosigue con este análisis.

“A donde quiero ir es que hay un montón de fuerzas actuando sobre cualquier sector. Todo el mundo preveía una fortísima restricción en 2023, inevitable, Y es verdad que hay países en recesión, pero por ejemplo España no lo está; y a esto unimos las voces que dicen que vamos a recuperarnos con la de quienes dicen que no será así. Es decir, dos predicciones contrarias al mismo. ¿Quién se equivoca? Todos aciertan y se equivocan a la vez. Por lo tanto, insisto, hay un montón de fuerzas actuando a la vez que pueden desequilibrarse en cualquier momento. De ahí la idea de equilibrio inestable”, concluye esta parte de su análisis.

 

Una economía impredecible

Por su parte, Fernando Maldonado, también analista principal de IDG Research, califica la situación como un castillo de naipes. “Cualquier cosa que suceda, se derrumba. La economía se ha vuelto impredecible. Como comentaba Alberto, hemos pasado en un mes de pensar que había una recesión a que, ahora, podemos sortearla; y hemos cómo han cambiado las expectativas sobre la inflación: teníamos unas expectativas de una inflación más alta y nos han sorprendido unos datos positivos. No obstante, predecir la evolución de la inflación es muy complicado, pues hay muchas dinámicas que van por debajo”.

Entre esas dinámicas podemos citar cómo se comportan los bienes frente a los servicios. “Parece que los primeros no van a crecer tanto y que probablemente sí los servicios”, estima Maldonado. Por eso, como bien dice, es preciso realizar un análisis de la inflación en términos generales. “Esto incluye costes más volátiles, como pueden ser los energéticos o los de los alimentos. Una auténtica montaña rusa. Cuando nos quedamos con la inflación subyacente, vemos que persisten unas presiones inflacionistas. Lo que está claro es que durante 2023 seguirá subiendo los tipos de interés, ya veremos si de forma más o menos agresiva, lo que cambia la dinámica del mercado con el abandono de los tipos de interés muy bajos. Esto supone entrar en un escenario completamente. Desde luego, la capacidad de endeudamiento tanto de particulares como de empresas a afectar a ese escenario, pero también a la inversión. Durante años hemos distinto cuánto dinero ha fluido haca el mundo tecnológico. Las startups son el mayor ejemplo. Valga como ejemplo que en 2021 había en Europa 100 de ellas consideradas como unicornios. Hemos arrancado 2023 con 30. Este no es más que un ejemplo de la nueva dinámica que vamos a seguir. No quiere decir que vaya a desaparecer la alegría que ha caracterizado al sector tecnológico en cuanto a inversiones, pero sí serán mucho más selectivas”, apostilla.

Puede leer aquí el artículo completo.



Revista Digital

Portada DW 433 Contenidos digitales
Revistas Digitales

DealerWorld Digital

 

Partnerzones



Otros Contenidos

transformacion digital Fabricantes
Registro:

Eventos: