TENDENCIAS | Noticias | 24 FEB 2020

Arquitecturas híbridas: un análisis del mercado español

El mercado de las arquitecturas híbridas se encuentra en plena evolución en nuestro país. La razón fundamental es que aporta lo mejor de los dos mundos: las arquitecturas en la nube junto y las del modelo ‘On premise’. Toda una ventaja para las empresas, y también un aliciente de negocio para el Canal.
Arquitectura Cloud
Redacción

Este mes queremos analizar en esta sección de claves de mercado el de las arquitecturas híbridas, pues los expertos consideran que será una de las tendencias que impactará en la evolución de los centros de datos a lo largo del año. La razón es sencilla: se trata de un enfoque que, entre otras características, permite a las empresas mantener el control de los datos confidenciales y, al mismo tiempo, satisfacer las crecientes demandas de una mayor capacidad y más prestaciones informáticas más cerca del usuario.

En consecuencia, una tendencia que ha venido para quedarse, pues su uso es cada vez más evidente en los centros de datos empresariales. De hecho, conforme su uso se expande mejora el rendimiento de aquellos centros de datos, incluso cuando su papel muta de cara a reflejar una combinación para ofrecer un mejor servicio a las organizaciones modernas.

Por eso, son evidentes las palabras de Francisco Torres-Brizuela, director de Canal y Alianzas de NetApp Iberia, quien confiesa que el de las arquitecturas híbridas “es un mercado en plena evolución, es el objetivo de la mayoría de las empresas. El motivo fundamental es que aporta lo mejor de los dos mundos, arquitecturas en la nube junto con arquitecturas On premise, así que prácticamente los clientes lo perciben como una ventaja. Y el motivo fundamental es que les permite tener la posibilidad de consumir recursos de forma flexible allí donde son óptimos tanto desde un punto de vista del servicio que se presta, como de la posible ventaja económica que puede representar consumirlos donde la oferta es más atractiva”.

Su adopción en España

¿Cómo marcha su adopción en nuestro país? Se puede decir que la adopción de arquitecturas híbridas en el mercado español sigue diferentes ritmos si tenemos en cuenta los distintos requerimientos del negocio de cada sector. “Los clientes suelen hacer coincidir un periodo de renovación tecnológica de las infraestructuras de sus centros de datos para plantearse nuevos modelos de operación y su aprovisionamiento, donde toma un papel relevante la introducción de capacidades hibridas. Los nuevos servicios y plataformas impulsados por los grandes líderes de la provisión de servicios en la Cloud pública como Anthos (Google Cloud), AzureStack (Microsoft) o Outposts (AWS) están ayudando a que el mercado vea como la implementación de este tipo de arquitecturas se simplifica”, admite Roberto Fernández, Head of Portfolio and Product Management de Atos en España.

En parecidos términos se expresa Máximo Pettito, director de Desarrollo de Negocio Cloud de Fujitsu en España, quien analiza la situación de esta manera: “En España, podemos decir que se cumple el dicho de “Hybrid is the new normal”. Las empresas, en su amplia mayoría, se encuentran en un escenario de TI híbrido, con cargas de trabajo en sus centro de datos tradicionales y otras en nube privada o pública. Esto sucede debido a una serie de ventajas que conlleva este tipo de arquitectura, entre las que podemos citar un rápido escalado, capacidad de dar respuesta a necesidades de negocio de forma casi inmediata, disponibilidad de servicios avanzados en el Cloud, pago por uso,… Por otro lado, las arquitecturas híbridas presentan complejidad adicional en lo que respecta a seguridad y compliance, protección del dato, gestión económica, formación profesional y orquestación multiCloud”.

Principales enfoques

Lo que atrae a las empresas de este tipo de arquitectura es la libertad de elección que aporta, ya que les permite la posibilidad de elegir la ubicación de una carga de trabajo o aplicación en una infraestructura privada o pública de forma sencilla, mientras que mantiene un entorno de gestión homogéneo en ambos entornos. Aunque, “entre las desventajas, se encuentra principalmente la falta de conocimiento sobre este tipo de arquitecturas, lo cual supone una primera barrera de adopción”, reconoce Roberto Fernández, de Atos.

De todas formas, este mismo especialista no duda en admitir que cualquier enfoque relacionado con la transformación a este tipo de arquitecturas debe estar precedido de una reflexión sobre la estrategia de movimiento hacia el Cloud y un análisis de los aplicaciones existentes. “Las arquitecturas hibridas se revelarán como una de las soluciones idóneas para muchos de estos entornos, si bien otras soluciones como la transformación a aplicaciones nativas Cloud o la retirada de ciertas aplicaciones pueden ser soluciones aceptables”, pronostica.

Puede leer aquí el reportaje completo.



TE PUEDE INTERESAR...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios