Contenidos digitales | Noticias | 13 MAY 2020

Las TI analizan el después del COVID-19

Representantes de las principales compañías del sector ofrecen su opinión para intentar arrojar un poco de luz sobre un panorama que pocos analistas se animan a tildar de amable.
Covid19
Víctor Manuel Fernández

Antes de nada, le ofrecemos la opción de no seguir leyendo este reportaje. Tal cual. Si cree usted que lo que se nos viene encima tras el COVID-19 es peor que la mezcla resultante de la posguerra civil española, del crack del 27 y de una película de Lars Von Trier, sí, lo mejor que puede hacer es dejarlo aquí y refugiarse en su mundo. Dónde va a parar. En cambio, si es una persona de arrestos, de las que piensa que este sector siempre ha vivido en crisis y una más tampoco hace montaña, o asimismo piensa que lo que se nos avecina es un tiempo de oportunidades —de inmensas oportunidades—, sea bienvenido, póngase cómodo y disfrute de la lectura. Ya le advertimos de que le merecerá la pena.

 

Y ahora, ¿qué?

Insistimos. Si piensa que lo que vendrá después es el acabose, no siga leyendo. Pare, no se lacere más. Lea atentamente estas palabras de Albert Casdadejust, CEO de Omega Peripherals: “El escenario es un escenario no previsto y sobre el cual nadie tiene una planificación hecha. Va a haber dos formas de enfrentar o enfocar una salida a esta situación: quien se lamenta de ella y quien ve esto como una oportunidad para crecer en el negocio, particularmente si la competencia no puede seguir el paso de adaptarse”.

O sea, que si se considera o se siente miembro de honor del primer grupo, ha sido un placer y pase páginas, que a continuación viene un reportaje de seguridad la mar de interesante. De nada. Pero si se considera también miembro de honor, pero del primer grupo, le felicitamos, porque esa es la actitud para afrontar lo que se nos viene encima.

Lo único previsible, y que ya han adelantado autoridades económicas de todo pelaje y condición, es que nos enfrentamos a la crisis más profunda desde la II Guerra Mundial. España, con una fuerte dependencia del turismo (representó casi el 13% del PIB en 2019) y que, además, es un país de pymes, autónomos y de servicios, "va a sufrir con virulencia esta situación. Sin embargo, queremos mantenernos optimistas. Nuestro país siempre ha demostrado una gran capacidad de recuperación frente a las crisis económicas y sociales. Es necesario un gran pacto entre empresas, gobiernos e instituciones”, admite Luis Casero, Marketing Field manager de Vertiv España. Palabras que traemos hasta aquí para iluminar un tanto tan siniestro panorama.

Panorama cuya imagen le hemos pedido a Hugo de Juan, profesor de la escuela de negocios ESIC, que nos la pinte tal como la ve él, y este es su análisis: “Creo que ya todos somos conscientes que no hay un día “D” de desconfinamiento en el que pasemos del nada al todo. Cabe esperar que a lo largo de los meses (con avances y retrocesos) en el nivel y medidas de confinamiento vayamos tratando de recuperar la nueva normalidad. En ese proceso, el teletrabajo masivo que estamos acometiendo será una de las medidas que supongo se mantendrá durante más tiempo en la mayor pare de los casos donde hasta ahora ha sido posible. Importante no quedarse a la espera de ninguna fecha ni día “D” para iniciar planes de resiliencia ni transformación en las empresas”. Más claro, el agua.

 

Por si acaso, algunas cifras

Para que no se nos acuse de hablar sin conocimiento, aportamos cifras, que siempre convencen y, asimismo, dan prestancia al asunto. Las últimas previsiones del Fondo Monetario Internacional sostienen que la producción global per cápita se contraerá un 4,2 % este año, un ratio bastante superior al 1,6 % registrado en 2009 durante la crisis financiera mundial. En nuestro caso, el de España, los expertos prevén que este decrecimiento sea bastante mayor por el peso del sector servicios y turismo —sólo para esta industria la OCDE señala una caída del 70% a escala mundial—, por lo que vaticinan una reducción que oscile entre el 5 y el 12% del PIB en función de si la normalidad se recupera antes o después del verano.

Además, según el último análisis realizado por Brand Finance, la economía global perderá aproximadamente 1 billón de euros como resultado del brote de coronavirus, siendo el sector de la aviación el más afectado. Así que, en este escenario tan desafiante, la OCDE vaticina que tendrán que pasar al menos 3-4 años para que la economía española vuelva a los niveles de diciembre de 2019, siempre y cuando no se vuelvan a producir brotes que provoquen un nuevo parón en la economía”.

Escalofriante, ¿eh? ¿Y quién le ha mandado leer hasta aquí si no quería cuando ya se lo advertimos al comienzo del presente reportaje?

Puede seguir leyendo aquí el resto del reportaje.

 



Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios