Cloud | Noticias | 21 JUN 2021

“Cloud”: ¿destino, desafío o experiencia?

Este mes hemos querido hacerle este planteamiento al sector de las TI. ¿Qué habrá respondido?, se estará preguntando. Sólo le diremos una cosa: la lectura que sigue a continuación merece mucho la pena. Si aún no ha dado el salto o se lo está pensando, nosotros no dudaríamos en leerlo…
cloud
Víctor Manuel Fernández

Julio Cortázar dejó escrito en una ocasión aquello de que “andábamos sin buscarnos pero sabiendo que andábamos para encontrarnos”. La frase la puede encontrar en “Rayuela”, su obra más inmortal. Pocas veces tan pocas palabras dicen tanto. Y es así. Palabas que resumen a la perfección el sentir actual de las empresas, en especial las de pequeño y mediano tamaño con respecto a la nube; esperando a su maga particular. En este caso, la misma nube.

Y con el cuento que nos hemos ido al sector. No con aquello de andábamos y tal, sino por su relación con la nube. Y le he hemos lanzado la siguiente pregunta: ¿Cree que ya no habría que hablar de Cloud como un destino o desafío, sino más bien como una experiencia de TI?

A partir de aquí, lo que viene a continuación. Si gusta, adelante.

 

El escenario

No engañamos a nadie si decimos que el?Cloud? ha emergido en los últimos meses como una herramienta clave en los planes de continuidad de las empresas españolas, que han acelerado su implantación dado los momentos actuales. Las previsiones de algunos analistas hablan de que será uno de los pocos sectores dentro de la industria de tecnología que se mantendrá en la senda del crecimiento. Pues bien se sabe que “la tecnología Cloud ha avanzado hasta convertirse en una experiencia tecnológica más, que forma parte del día a día de las empresas, cada vez más también de las pymes. Ha servido como catalizador para el desarrollo de nuevos modelos de trabajo y de negocio”, declara José Luis Martín Zabala, VP Indirect Sales & Accountants - Sage Espan~a.

De ahí que las empresas hayan visto?en el Cloud una solución rápida y eficiente para dar respuesta a la situación provocada por pandemia. A lo que se suma ventajas como la flexibilidad, la escalabilidad, la seguridad, el rendimiento, la continuidad de negocio, la disponibilidad y las opciones de precios flexibles.

Es más, datos de Synergy Research Group revelan que el gasto de las empresas en servicios de infraestructura en la nube en el primer trimestre del año superó los 39.000 millones de dólares, después de haber aumentado en más de 2.000 millones de dólares con respecto al trimestre anterior y un 37% con respecto al primer trimestre de 2020.

“Por eso, no cabe duda de que el Cloud ha mostrado en este escenario de crisis una de sus ventajas respecto al modelo tradicional de consumo de tecnología: la facilidad con la que se puede reducir el gasto debido a la fórmula de pago por uso y seguirá siendo la tecnología base para el proceso de transformación de las compañías”, reconoce Francisco Torres-Brizuela, director de Canal, Alianzas y Cloud de NetApp Iberia.

Además, el escenario es más propicio que nunca, con la gran oportunidad que suponen los fondos europeos de recuperación, que aportarán a España unos 72.000 millones en ayudas directas, gran parte de ellos ligados a la digitalización. “Y aquí los planes pendientes de transformación volverán a jugar un papel fundamental para la recuperación de las empresas que confíen en la nube como pieza central de su modernización de infraestructuras IT”, expone Rafael Herranz, director general de Infraestructure Solutions Group (ISG) de Lenovo.

 

La popularización del “Cloud”, un gran paso

Porque, como todo en la vida, no hay nada como ser popular. Pero ser popular por algo que merezca la pena, no acabar siendo una Yola Berrocal de la vida, que una vez pasados los cinco minutos de gloria ni el olvido se acuerda de ella. Popular por hechos, por motivos, por perdurar en el colectivo.

Así, Carlos Santaella, responsable de Sistemas y Comunicaciones de Orbit Consulting Group, es de esa misma opinión: “El Cloud ha popularizado la experiencia de consumir TI como servicio, ya sea mediante el despliegue de nubes privadas o el acceso a las ofertas de la nube pública. Y eso sí ha cambiado la percepción de las empresas en cuanto a la complejidad de las infraestructuras tecnológicas tradicionales. Ahora, con el Cloud se evita la adquisición de recursos que se infrautilicen y generen gastos excesivos. Se va desplegando lo que se va necesitando. Además, este enfoque IT as a Service ha impulsado los entornos de movilidad, que son críticos para poder gestionar de forma competitiva los negocios y atender a las demandas de teletrabajo tan críticas hoy en día”.

Asimismo, Santaella considera que es innegable que el auge de los proveedores Cloud públicos está basado en que hay una tendencia muy extendida entre las organizaciones de liberarse de lo físico: infraestructuras, oficinas... “Sobre todo ya no se percibe el valor del hardware y menos aún de su gestión, que implica mantenimiento, renovación, etc.”, prosigue.

 

Milagros, a Lourdes

Que sí, que el Cloud ha supuesto toda una revolución para las empresas, a las que ha impulsado en su proceso de transformación digital. Pero, como bien dice el refranero español, siempre tan sabio, ni Zamora se tomó en una hora —ni en siete meses de asedio, que fue lo que duró la cosa—, ni la pulga, Benito.



Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios