Cloud | Noticias | 20 ABR 2021

"Cloud Printing": hacia la consolidación de una tendencia

Una de las tendencias más actuales es el Cloud Printing. Desde que comenzara la pandemia, se ha convertido en un servicio de gran utilidad para empresas y usuarios, que han sabido aprovechar sus beneficios, si bien todavía cuenta con un importante recorrido en el desarrollo del negocio.
Mesa redonda impresión Cloud DW 415
Paloma Torres

El Cloud Printing se ha ido abriendo paso en el mercado. Su finalidad es permitir imprimir sin enlaces directos desde un dispositivo a impresora. Así se facilita la impresión tanto desde dispositivos móviles como teléfonos inteligentes y tabletas sin servidores de impresión para gestionar el acceso a las impresoras.

Desde que comenzara la pandemia, se ha convertido en un servicio de gran utilidad para empresas y usuarios. Y, a pesar de su gran avance, aún presenta una importante proyección de negocio para los próximos años. Por ese motivo, Dealerworld realizó un encuentro online con algunos expertos del mercado para desentrañar este negocio en auge y conocer más de cerca el concepto y sus múltiples ventajas. En esta ocasión contamos con José Ramón Sanz, responsable de Marketing de Producto de Brother; Eva Sánchez Caballero, Pre-Sales manager de Canon España y David Cillán, Service Architect de Xerox España. Todos ellos reconocieron, como fabricantes, el potencial de este mercado y los avances en seguridad que encierra tras una evolución constante.

 

Desarrollo en tiempos de pandemia

Lo primero de todo fue considerar qué es impresión en la nube. Como detalló David Cillán, Service Architect de Xerox España, este tema cuenta con distintos matices para considerarlo como tal. Si la impresión es desde dispositivos móviles, se puede considerar Cloud Printing. Lo que es cierto es que la pandemia y su situación tan atípica han podido potenciar ciertos aspectos del Cloud Printing, pero la infraestructura de impresión en la nube como tal no está claro que haya avanzado más allá de los servicios de movilidad, que permiten que un trabajador pueda acceder e imprimir sus documentos desde casa. “Para nosotros, el concepto es bastante más amplio, y abarca muchos más elementos que los que puedan afectar a un profesional que está trabajando desde casa”, señala aquel especialista.

Por eso, José Ramón Sanz, responsable de Marketing de Producto de Brother, resaltó que hay tres conceptos que parecen iguales, pero son diferentes no solamente en cuanto a la ejecución y planificación, sino en cuanto a los medios que necesitan. El primero es la impresión remota; el segundo es la impresión por Internet, que existe desde hace ya muchos años; y, finalmente, la impresión Cloud, donde parte del proceso de impresión y de las capas de seguridad se establecen en un servidor o un recurso que no están ni físicamente donde se generan los documentos, ni donde se están imprimiendo. De hecho, el Cloud Printing ha sido un servicio muy utilizado por las empresas, y en muchos casos sin que haya sido potenciado por los fabricantes ni distribuidores, como es el caso del servicio de impresión Cloud de Google, que acabó el pasado 31 de diciembre.

Pero, sobre todo, Sanz indicó que hay que distinguir entre los servicios de impresión Cloud para grandes corporaciones y las necesidades de las empresas más pequeñas. “Los distintos fabricantes hemos ido haciendo evolucionar servicios de esas impresiones remotas y seguras, en la nube”, comentó. Para simplificar los procesos se utilizan las nubes de los fabricantes, y en algunos equipos esos servicios son gratuitos. En el caso de grandes corporaciones que requieren mayores medidas de seguridad, forma parte de un proyecto de consultoría para poder ponerlo en marcha.

Igualmente, Eva Sánchez Caballero, Pre-Sales manager de Canon España, explicó cuándo se puede concretar lo que es transformación digital, pues al principio daba lugar a diferentes interpretaciones. “Durante los meses de confinamiento fue el momento en el que las soluciones más relacionadas con la gestión de flujos de la información cobraron gran protagonismo”, subrayó. Aunque ya se había empezado a abordar la impresión en la nube, el año pasado puso en evidencia sus funcionalidades. Aún hay empresas que prefieren los modelos On premise, mientras que otras que han decidido externalizar el servicio al 100%. “No obstante, queda todavía camino, pues los modelos Cloud todavía no han cogido esa velocidad de crucero que se pensaba iba a haber el pasado año”, indicó aquella especialista.

Puede leer aquí la mesa completa.



Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios