PC
Tendencias
CES

Cinco tendencias tecnológicas para PC que deja CES 2023

El CES ya no es lo que era, pero sigue mereciendo la pena examinar las tendencias más generales que surgieron en la feria.

CES Las Vegas

Seamos francos: el CES parece estar en un mal momento tras la pandemia. Parece que haberse tomado un par de años de descanso de la mayor feria de electrónica del mundo ha enseñado a las empresas que, sí, esto podría haber sido un correo electrónico.

Aun así, el sector del PC no defraudó y los principales protagonistas de la feria ofrecieron un anticipo de lo que está por llegar en 2023. Y ahora que el polvo se ha asentado, hay algunas tendencias reconocibles del PC que merece la pena examinar, la mayoría buenas, algunas no tan buenas. Aquí están, sin ningún orden en particular.

 

Los monitores se vuelven locos

Los fabricantes de monitores están a punto de lanzar un aluvión de nuevos y llamativos modelos este año. Y no sólo en un segmento. Todos los fabricantes de monitores para juegos se apresuran a fabricar pantallas OLED de primera calidad ahora que los paneles están a la venta, pero también estamos viendo diseños aún más grandes y ridículos con pantallas convencionales, como el último Odyssey Neo G9 de 57 pulgadas de Samsung. En el lado más pequeño

Al mismo tiempo, las pantallas profesionales y multimedia no pasan desapercibidas. Dell tiene un monitor 6K Ultrasharp con la exquisita tecnología IPS Black de LG, que incluye una webcam de gama alta y altavoces integrados. Es el tipo de hardware que puede manejar Zoom y Blender con igual aplomo. Sea cual sea su configuración, este año tendrá la opción de actualizar su pantalla, siempre que puedas permitírselo.

 

Los portátiles para juegos son grandes y mandan

Durante un tiempo parecía que nadie estaba interesado en fabricar un portátil de más de 15 pulgadas, aunque incluyera gráficos discretos y el grosor suficiente para albergar un túnel de viento de ventiladores de refrigeración.

Considere esos días finiquitados, pues el portátil para juegos grande y ruidoso ha vuelto. Alienware, Acer y Razer han presentado nuevos modelos de 18 pulgadas en lo más alto de sus respectivas líneas, repletos de la última tecnología y suficientes opciones de actualización como para hacer temblar a un Rockefeller.

Si se quiere jugar a ser Nostradamus, se podría apuntar a una tendencia actual a alejarse de los diseños ultraportátiles y a la suposición de que los usuarios jugarán sobre todo en casa, con una excursión poco frecuente a una cafetería local o a casa de un amigo.

Pero es más probable que se deba a los nuevos chips móviles de gama alta Intel Core HX de 13ª generación, AMD Ryzen/Radeon 7000 y Nvidia RTX de la serie 40, que simplemente funcionan mejor en un portátil para juegos... o, quizás de forma más cínica, que necesitan ese espacio extra para una refrigeración más potente.

Estos nuevos chips son inmensamente más potentes que cualquier cosa que hayamos visto en portátiles anteriores.

 

Las GPU están en un mal momento

Parecía que el mundo contenía la respiración cuando el mercado de las tarjetas gráficas tocó fondo, justo antes de que Nvidia, AMD e incluso la recién llegada Intel anunciaran nuevas líneas a finales del año pasado. Pues ya están aquí, y son decepcionantes.

La respuesta a la excesivamente cara serie RTX 40 de Nvidia fue tan mala que directamente retiraron una tarjeta de gama alta antes de su lanzamiento, y su sustituta, la RTX 4070 Ti, tampoco está ganando adeptos.

Aunque AMD se está posicionando como una alternativa de precio más racional, su buque insignia, la 7900 XTX, se enfrenta a problemas generalizados de sobrecalentamiento, lo que no da buena imagen justo antes de una gran keynote del CES.

Y lo mejor que se puede decir de las tarjetas económicas de Intel es que, bueno, son bastante buenas para un presupuesto. Aún les queda un largo camino por recorrer para ser competitivas en algo que no sea el precio.

En resumen, es un mal momento para comprar una tarjeta gráfica de sobremesa, tanto si quiere potencia como si busca valor. Espere otros seis meses o, si está desesperado, busque una GPU de última generación a buen precio.

 

¿Dónde han ido a parar todas esas pantallas plegables?

¿Recuerda hace un par de años cuando todo el mundo estaba encantado con las pantallas plegables, quizás en gran parte porque los teléfonos Galaxy Fold de Samsung empezaban a ser bastante decentes? Tanto Lenovo como Asus presentaron diseños de portátiles plegables, con un clamoroso "sí, pero ¿por qué?".

Si avanzamos rápido, esa pequeña burbuja parece haber estallado, porque los fabricantes no pueden responder a esa pregunta mejor que nosotros. Aunque tiene sentido que un dispositivo que cabe en el bolsillo se despliegue en una pantalla más grande, si va a meter algo en una bolsa de todos modos, no parece haber ninguna razón para doblarlo por la mitad.

Lenovo está mostrando varios diseños con dos pantallas, y Asus tiene uno con 3D sin gafas, pero este truco en particular parece haber quedado atrás. Por ahora. Nunca subestime el ansia de novedad de un fabricante, por si acaso está sentado en el próximo Yoga o XPS 13.

 

¿Siguen siendo necesarias las grandes exposiciones?

Para ser sinceros, la relevancia de las gigantescas conferencias tecnológicas de todos contra todos estaba disminuyendo incluso antes de la pandemia.

Las grandes empresas como Apple, Samsung y Microsoft prefieren organizar sus propios eventos para difundir el mensaje antes que gastar millones de dólares en competir con todos los demás para intentar que un periodista les dedique tiempo en la semana más ajetreada del año.

Incluso Dell, una corporación desesperada por mover unidades y con sede a un corto vuelo de distancia, decidió prescindir de la feria este año y, en su lugar, invitó a las publicaciones a pequeñas visitas guiadas previas.

Es posible que las partes menos orientadas al consumidor del Consumer Electronics Show se mantengan.

El trasiego de proveedores B2B, los pequeños vendedores mostrando sus productos en los saraos nocturnos de la prensa, entre un montón de periodistas que miran los resultados de los partidos de fútbol entre estand y estand.

Pero para los grandes nombres de la industria electrónica, una feria tiene cada vez menos sentido como lugar para intentar captar la atención del cliente de a pie.

La CEA no va a dejar morir su evento estrella el año que viene, o quizá ni siquiera esta década. Pero los días de CES como el gran evento de inicio de año de la industria tecnológica podrían haber terminado.

Y eso puede ser bueno. Es posible que las empresas renuncien a los grandes eventos que acaparan titulares, como el Mobile World Congress, el E3 y la IFA, en favor de escaparates más pequeños y presentaciones calculadas al estilo YouTube.



Revista Digital

Portada DW 433 Contenidos digitales
Revistas Digitales

DealerWorld Digital

 

Partnerzones



Otros Contenidos

transformacion digital Fabricantes
Registro:

Eventos: