TENDENCIAS | Noticias | 28 ABR 2020

15 maneras en que los MSP pueden manejar el flujo de efectivo durante el COVID-19

Arlin Sorensen, de ConnectWise, explica cómo los socios pueden asumir su responsabilidad financiera en estos tiempos de pandemia.
Dinero inversión presupuesto
Redacción

En el mundo del COVID-19, el antiguo adagio de que "el dinero es el rey" nunca ha tenido más importancia para los proveedores de servicios gestionados (MSP), ya que la necesidad de preservar y gestionar las finanzas va en aumento conforme pasan los días. Y, a pesar de que muchos partners les han ofrecido ayuda para superar este trance de la mejor manera posible, la realidad es la que es: es el momento de tirar de responsabilidad, y eso es posible mediante un enfoque estratégico de la gestión del flujo de efectivo.

"A medida que esta 'guerra' se prolonga, el dinero en efectivo es la mayor preocupación tanto para las empresas como para la supervivencia personal", observa Arlin Sorensen, vicepresidente del ecosistema de socios en ConnectWise. "Los negocios deben elegir algunas cosas en las que concentrarse, y una vez que estén en su lugar, tomar algunas más”, apostilla.

En su opinión, estas son las 15 maneras en que los MSP pueden manejar el flujo de dinero durante COVID-19:

 

1 - Crear un equipo y comunicarse regularmente, al menos diariamente a nivel interno y semanalmente a nivel externo, tanto trabajadores como colaboradores, y también sus partners de negocio.

 

2 - Aprovechar los programas gubernamentales, ya sean a escala local, de cada comunidad autónoma o del Gobierno estatal, para generar dinero en efectivo.

 

3 - Conocer los números. El momento de empezar es ahora, no espere a que las cosas se ajusten. Actualice todas las entradas de contabilidad, datos de contabilidad y otros sistemas de gestión para mantener sus finanzas al día. “Los MSP deben darse cuenta de que el efectivo es mucho más que la cantidad en la cuenta corriente, eso no es suficiente información", admite Sorensen.

También es importante controlar diariamente el flujo de efectivo disponible, que es el efectivo disponible que no se compromete a nada. No olvide compartir los informes con los recursos externos y asegurarse de que se mantienen registros que apoyarán cualquier programa gubernamental en el que la empresa participe actualmente. Asimismo, vigile de cerca los números de las cuentas por cobrar y asegúrese de hablar con los clientes con anticipación y a menudo, mientras que también determina la última fecha de pago.

 

4 - Los presupuestos son clave. Planifique tres escenarios: plan anual previsto, un 10% menos, un 30% menos. ·Compare estas cifras con el presupuesto real continuamente y aproveche los sistemas de contabilidad para lograrlo. Asegurarse también de que los escenarios se ajusten y volver a pronosticar el presupuesto previsto a medida que surjan los resultados reales”, comenta al respecto aquel especialista.

 

5 - Contención y recorte de costes. Ahora es el momento de deshacerse de los excesos tales como entretenimiento o viajes. “Mire los gastos de las tarjetas de crédito para gastos innecesarios y/o no aprobados y también los cargos recurrentes de las tarjetas de cheques y de crédito. Pero también es el momento de hablar con los proveedores, no deje de pagar las facturas. En su lugar, tenga una conversación sobre el aplazamiento u otras opciones creativas (algunas de ellas son obligatorias por los programas estatales) que abarcan el alquiler, el seguro, la hipoteca y los intereses, entre otros. Haga la pregunta difícil: "¿realmente necesitamos este gasto ahora mismo? Luego, si puede, trate de renegociar o extender algunos contratos o arrendamientos en consecuencia”, apunta de nuevo Sorensen.

 

6 - Pagar las facturas a tiempo. No asuma que los vendedores aceptarán que no se les puede pagar o el pago a plazos. el no pago. En su lugar, tenga la conversación primero. Recuerde que los MSP no son bancos, y tampoco los proveedores.

 

7 - Concéntrese en la nómina. No es de extrañar que la nómina sea el mayor gasto, ya que las personas son el mayor activo de una empresa, así que trabaje para mantenerlas si es posible. Empiece por reducir el sueldo del equipo ejecutivo y reduzca sus incentivos. “Ahora es también el momento de controlar las horas extras y los empleados con excedencia que no pueden trabajar en sus puestos si no pueden ser reasignados en otro”, apunta el vicepresidente del ecosistema de socios en ConnectWise.

 

8 - La planificación es crítica. ¿Qué pasa si alguien se enferma? ¿Se ha establecido una estructura de equipo para incluir respaldos para los roles clave? ¿Está todo documentado para que el negocio continúe? Ahora es el momento de actualizar las estrategias de continuidad de negocio y de recuperación de desastres. “Los propietarios de empresas suelen pensar en esto con los desastres naturales, pero esto es una crisis económica y de salud global. Actualice los planes financieros con un recurso externo y céntrese en la supervivencia, pero sea lo suficientemente flexible para ajustar los planes estratégicos si es necesario. Y no olvide planificar para después del Coronavirus”, apunta de nuevo Sorensen.

 

9 - Ampliar las líneas de crédito. Los MSP deben preguntar ahora antes de que sea realmente necesario porqué los bancos prestan a personas que demuestran que pueden pagar. Por lo tanto, retire el efectivo de la línea de crédito y ponga ese dinero en otro banco asegurándose de no exceder el límite de la garantía.

 

10 - Continuar vendiendo. Incluso en tiempos de crisis, es importante recordar que siempre hay oportunidades. “Concéntrese, si puede, en aquellos mercados o segmentos que menos impacto han sufrido y sea inteligente en las actividades que proporcionen valor. Tenga un plan de marketing listo para que se acelere cuando comience la recuperación y asegurar así que el negocio pueda prosperar”, dice Sorensen.

 

11 - Cambiar las políticas de crédito. Hacer que los pagos sean lo más sencillos posible y entender cuánta reducción puede soportar el negocio sin necesidad de cerrarlo. “Además, ahora es el momento de entender cómo tratar con los ajustes o terminaciones de contratos a largo plazo”, apostilla aquel especialista.

 

12 - Manejar el balance con rigor. Como dueño de un negocio, Sorensen le aconseja que no sacrifique su propia salud financiera. “En su lugar, busque activos que pueda convertir en dinero en efectivo si es necesario. Esto es probablemente un maratón, no un sprint, así que maneje de esa manera”, advierte.

 

13 - Comuníquese, comuníquese en exceso y hágalo de nuevo. Es importante mantener un ritmo regular a través de reuniones a diferentes niveles dentro de la compañía sin dejar a nadie fuera; “y conectar con los clientes virtualmente y asegurar que se les ofrezca valor añadido, porque todos quieren interaccionar alguna manera”, recomienda Sorensen, quien no duda en aconsejar: “También recuerde mantener a todos los trabajadores comprometidos”.

No en vano, trabajar desde casa es algo diferente y tiene desafíos únicos, por lo que hay que proporcionar recursos, ideas y mejores prácticas aprovechando las herramientas de comunicación como el vídeo. “Pero recuerde que cada persona recibe la comunicación de manera diferente, así que utilice todos los medios a su alcance: correo electrónico, texto, voz, vídeo, herramientas de colaboración, cara a cara, (si es posible) y reuniones”, comenta Sorensen.

 

14 - Aprovechar las redes de compañeros. Ahora más que nunca, los compañeros pueden aportar un valor significativo para proporcionar la perspectiva de la situación de alguien en el mismo barco.

 

16 - Maximizar las herramientas. “Ahora es el momento de aprovechar las herramientas para proporcionar información en tiempo real mediante el uso de tableros para compartir información crítica con los miembros del equipo”, recomienda Sorensen.



Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios