Entrevista
Cloud Computing
AWS

“Ni la pandemia ni la situación económica y geopolítica han impedido la apertura de la región 'cloud' de AWS en España”

AWS acaba de abrir su esperada región cloud en España. Miguel Álava, director general de la compañía para Iberia, explica a ComputerWorld los pormenores de un proyecto que, asegura, desde que se anunció en 2019 "posicionó al país como un centro mundial de inversión".

Miguel Álava, director general de AWS para Iberia

AWS ha puesto en marcha hoy por fin su esperada región cloud en España, un conjunto de infraestructura de centros de datos ubicada en Aragón, construida desde cero y con tecnología propia del hiperescalar, con el que el gigante estadounidense aspira a mejorar los niveles de seguridad, disponibilidad y resiliencia de los servicios de nube que actualmente ofrece desde otras ubicaciones a clientes y potenciales clientes del país. El proyecto, anunciado hace justo tres años, “posicionó a España como un centro de inversión, como se puso después de manifiesto con otros anuncios similares realizados por otras compañías” [Google Cloud, Microsoft, Oracle o IBM son otras tecnológicas que después anunciaron, y algunas ya han lanzado, regiones cloud en España], como subraya, en una entrevista con ComputerWorld, Miguel Álava, director general de la filial ibérica.

Al inicio de la conversación, Álava se detiene en las ambiciosas magnitudes económicas de la iniciativa, que ya conocíamos: una acción a la que AWS destinará más de 2.500 millones de euros en España a lo largo de 10 años, que generará más de 1.300 puestos de empleo a tiempo completo anualmente y que aportará al PIB nacional unos 1.800 millones de euros también a lo largo de una década.

Subraya también que, aunque AWS lo denomine región, este conjunto de infraestructura, la octava de estas características que la firma tiene en Europa, está conformado por tres zonas de disponibilidad (que pueden tener uno o más centros de datos) situadas lo  suficientemente lejos unas de otras como para garantizar la continuidad del negocio de los  clientes, pero lo suficientemente cerca como para mejorar la latencia (el retraso en la comunicación de la red), lo que al final mejora el tiempo de acceso a las aplicaciones por parte de los clientes. “La nueva región —defiende el portavoz— permite a los clientes ejecutar cargas de trabajo y almacenar datos de forma segura en España, lo que mejora aspectos como la resiliencia y la robustez de los sistemas, además de disminuir la latencia”.

Con este tipo de proyectos —la empresa tiene 93 zonas de disponibilidad en 29 regiones geográficas y ha anunciado el lanzamiento de 18 zonas más en seis— AWS pretende “crear ecosistemas digitales locales”, recuerda el directivo. De hecho, alrededor de los centros de datos de AWS están floreciendo nuevas inversiones. “Uno de nuestros partners, DXC, está ampliando su plantilla un 50% en Aragón hasta llegar a los 1.500 empleados, mientras que otro como Seidor está creando su primer centro de competencia AWS en Aragón comenzando con 50 empleados, sin olvidar la creación del parque tecnológico del Gobierno de Aragón. Nosotros mismos hemos anunciado un fondo (llamado AWS InCommunities) de 150.000 euros en Aragón para ayudar a grupos, escuelas y organizaciones locales a iniciar proyectos con impacto en la comunidad local”.

Convencido de que “cloud es más verde” y que “empujando este modelo hacemos que el consumo de tecnología también lo sea”, Álava defiende los esfuerzos de su compañía para tener un impacto cero en la huella de carbono en 2040. “Hemos anunciado 16 proyectos de energía renovable solo en España; sin duda, somos el mayor consumidor del país de este tipo de energía; de hecho, nuestro objetivo es que en 2025 toda nuestra infraestructura esté alimentada por energía renovable en 2025”.

 

Cuando anunciaron su infraestructura de nube en España apuntaban a finales de este año como fecha de lanzamiento, después lo adelantaron a mediados de año, pero al final lo han lanzado más tarde de lo que pensaban. ¿A qué se debe?

Bueno, es cierto que llega un poco tarde respecto a nuestro último anuncio pero antes de lo esperado en un principio, así que sí hemos logrado adelantar el proyecto al final. Hablamos de una construcción desde cero en tres puntos, que implica desde hacer el foso hasta la parte energética y toda la obra civil. Y no hay que olvidar que estamos lanzando la región cuando está completamente finalizada, está todo en marcha. Por otro lado, toda la parte más relacionada con la seguridad y los requisitos de regulación y cumplimiento de los centros de datos han llevado también un tiempo.

 

Ya tienen muchos clientes en España (BBVA, Cabify, Hospital Clínic de  Barcelona, Meliá International Hotels, el Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, Renfe, Repsol…). ¿Por qué es bueno para estos que AWS haya abierto esta región en el país? 

Sobre todo les beneficiará en términos de latencia (casi en tiempo real) y por el hecho de que sus datos residirán en España. Deben tener claro que cuando decidan usar esta región sus datos se ubicarán allí, nadie los va a mover.

 

Curiosamente un competidor suyo, Oracle, que también acaba de estrenar una región cloud en España, ha anunciado un proyecto de nube soberana, que gestionará a través de una empresa que creará en Europa, para dar servicio a determinados clientes y proyectos que impliquen el uso de datos especialmente sensibles. Una medida con la que, por cierto, podrá esquivar la ley estadounidense USA Patriot, que establece que si una agencia federal determina que existe una amenaza para la soberanía de ese país o para sus ciudadanos, esta puede emitir una orden secreta para tomar el control de los datos de un usuario sin que la empresa que los gestiona pueda oponerse. ¿No se plantean hacer algo similar? 

AWS respeta las leyes de todos los países donde operamos y tenemos claro, primero, que los datos pertenecen al cliente, por lo que no se pueden mover ni proporcionar a nadie, a no ser, eso sí, que sea por un motivo legal; y, dos, que todos los clientes pueden encriptar estos datos. Esta protección de datos con encriptación y los centenares de servicios que brindamos en seguridad, además de cumplir con 98 estándares y que nos enmarcamos, en el caso de España, en el Esquema Nacional de Ciberseguridad brindan a los clientes todas las garantías. Dicho esto, si algún cliente tuviera alguna necesidad adicional, lo hablaremos con él para adecuarnos todo lo posible a sus necesidades.

En todo caso, he de recordar que el 75% del IBEX 35 utiliza servicios cloud de AWS: desde grandes compañías hasta hospitales e incluso la propia Seguridad Social, que usó nuestra plataforma para escalar el Ingreso Mínimo Vital.

 

"El 75% del IBEX 35 utiliza servicios 'cloud' de AWS"

 

¿Esperan que muchos de sus actuales clientes migren a la región española o que sean nuevos clientes los que se lancen?

Habrá tres tipos de clientes: los que sigan usando la región que utilizaban, los que quieran desarrollar nuevas cargas de trabajo y para eso utilicen la región española y los que empiecen desde cero en España. Desde luego, todos nuestros clientes de España han recibido de buen grado la noticia de la nueva infraestructura local y lo que conlleva realizar esta inversión tan grande.

 

¿Cómo argumentan que AWS es una propuesta diferencial respecto al resto de competidores?

Desde que en 2006 lanzamos AWS y con ella un nuevo modo de consumir la tecnología, porque esto es lo que es cloud, nuestro proyecto ha sido diferencial. Primero porque la inversión que realizamos repercute en el nivel de servicio a los clientes finales. Además, el hecho de que construyamos desde cero estos proyectos de infraestructura cloud nos da una libertad adicional para que podamos centrarnos en los clientes. Solo en 2021 lanzamos 3.084 nuevos servicios cloud. Nuestros clientes pueden ejecutar cualquier carga de trabajo en nuestra nube. Meliá, por poner un ejemplo, ha movido su central de reservas, que tenía en un mainframe, a nuestro cloud; un proyecto con el que ha logrado disminuir el tiempo de acceso de sus clientes a la plataforma y reducir el coste en un 60% al tiempo que ha acelerado la innovación un 75% al rebajar el tiempo de lanzamiento de nuevos servicios.

 

Al principio de nuestra conversación comentaba que el anuncio de AWS de crear una región cloud en España en 2019 posicionó al país como un centro de inversión y fue un acicate para que sus competidores se animaran a lanzar proyectos similares…

Sí, solo describo lo que ocurrió. La realidad es que cuando hicimos el anuncio no había ningún hiperescalar con posicionamiento en España. Después, hemos visto un seguimiento por parte del resto, lo que nos congratula.

 

"El hecho de que construyamos desde cero estos proyectos de infraestructura 'cloud' nos da una libertad adicional para que podamos centrarnos en los clientes"

 

¿Cuál ha sido el gran reto del proyecto?

Lo cierto es que desde el principio hemos tenido mucho apoyo en la construcción de los centros de datos. Una dificultad adicional que no teníamos prevista fue la pandemia, que nos pilló en plena construcción de la infraestructura y tuvimos que lidiar con esta situación.

 

¿La falta de talento especializado ha sido un hándicap?

Es cierto que, no solo en España sino en todo el mundo, existe este problema, pero la verdad es que nos ha sorprendido el talento que hay en este país en general y en Aragón en particular. Obviamente, el talento tecnológico nunca es suficiente y por eso contamos con programas para favorecerlo a lo largo de todo el ecosistema, como Academy, Educate y otras iniciativas para potenciar la FP (Formación Profesional) o para dar entrada al mercado laboral a jóvenes desempleados (con acciones como ReStart), entre otros. Solo en Iberia, desde 2017, hemos formado a más de 100.000 personas; en todo el mundo queremos llegar a los 29 millones en 2025.

 

Las organizaciones (y la sociedad en general) se hallan en plena tormenta perfecta, con una situación económica (con la inflación desbocada) y geopolítica (debido a la guerra entre Rusia y Ucrania, principalmente) muy complicada. ¿Cómo ve el panorama?

AWS es una compañía con un inigualable planteamiento a largo plazo, la inversión anunciada a 10 años es muestra de ello. Es obvio que la coyuntura macroeconómica y geopolítica es particular, pero nosotros nos centramos en lo que no va a cambiar: que nuestros clientes quieren seguir innovando y beneficiándose de todos nuestros servicios y funcionalidades. De hecho, en nuestro caso, ni la pandemia ni la situación macroeconómica y geopolítica nos han impedido la apertura de la región de España y que sigamos invirtiendo en ella. Es verdad que hay una situación compleja también con la cadena de suministro, pero estamos en continua relación con los reguladores, responsables políticos, etc. Antes he hablado ya de nuestros proyectos en energías renovables… En definitiva, nuestro objetivo es seguir e incluso aumentar más el foco en innovación.

 

¿Qué nos puede contar de GAIA-X? ¿Está avanzando este proyecto?

Somos parte del consorcio, como también lo son muchos de nuestros clientes; lo apoyamos y damos la bienvenida a cualquier iniciativa de armonización en el mundo europeo. Desde AWS, de hecho, impulsamos la arquitectura de nube híbrida. 

Estamos colaborando de manera activa tanto con agencias como con entidades estatales y con nuestros clientes y partners y el hecho concreto es que es una temática a desarrollar. Tenemos que analizar las sensibilidades de diferentes stakeholders. Pero por nuestra parte, repito, estamos colaborando de manera activa en ver lo que puede ser un marco de trabajo que proporcione un nivel de confianza adicional a una serie de compañías europeas y en ese empeño seguimos.

 

"La seguridad es una razón para ir a 'cloud'. El mayor inhibidor es la inercia, es un tema cultural y de resistencia al cambio por parte de las organizaciones"

 

Imagino que no puede facilitar ningún dato de la marcha del negocio de España, ni el peso de este país respecto a su negocio europeo o mundial…

No, lo siento. Lo que esperamos con este lanzamiento es que haya ese movimiento que comentábamos antes tanto económico, como social y digital y que nos podamos beneficiar todos de ello.

 

¿Está AWS activa en los fondos europeos?

Estamos colaborando con muchos de nuestros partners (y también con clientes finales) para ver cómo estos fondos pueden ser un combustible que añadir más velocidad y potencia a la inversión que ya estamos realizando. Pero en este tipo de proyectos el papel preponderante lo tienen nuestros partners tecnológicos y de consultoría. El objetivo último de estos proyectos tiene que ser crear una cadena de valor permanente digital.

 

"Lo que esperamos con este lanzamiento es que haya todo un movimiento económico, social y digital y que nos podamos beneficiar todos de ello"

 

Como uno de los principales directivos de la industria tecnológica en España, ¿cómo ve en concreto la situación del país?

Asumiendo la situación que tenemos tanto política como macroeconómica hay que ver el panorama como una oportunidad. Probablemente haya algún presupuesto que se vaya a reducir y hay diferentes predicciones de cuánto va a durar esta situación, pero, repito, estamos ante una buenísima oportunidad en particular en España, donde tenemos un par de vectores importantes: uno es la deslocalización del puesto de trabajo que ha traído la pandemia, que puede beneficiar a un país atractivo como el nuestro a la hora de atraer talento digital, con todo lo positivo que esto conlleva; otro es que con presupuestos que se van a reducir o que van a estar más o menos limitados en algún ámbito, la nube aumenta su proposición de valor porque permite a las organizaciones no tener que invertir cantidades ingentes en capacidades digitales y, sobre todo, les da agilidad para que puedan innovar, y esta agilidad es fundamental para sobrevivir, como hemos visto también durante la situación de la covid. En definitiva, sin ignorar el contexto actual, lo cierto es que yo veo el panorama cada vez con mayor optimismo, cada vez más personas y organizaciones se darán cuenta de que la nube, y en concreto la de AWS, es el medio para tornar esta situación en una oportunidad.

 

Mientras que hace años la seguridad era la gran barrera de ir a cloud, ¿ahora lo es el miedo al llamado vendor lock in, es decir, a entrar en un entorno cerrado de un proveedor del que luego es difícil salir?

Es muy complicado que una empresa pueda tener los niveles de seguridad que nosotros ofrecemos. De hecho, yo diría que la seguridad es una razón para ir a cloud. El mayor inhibidor es la inercia, es un tema cultural y de resistencia al cambio por parte de las organizaciones. Pero la nube, así pasa con la nuestra, se puede usar cuando y como quiera el cliente y, por supuesto, puede salir cuando quiera; es más, nosotros no tenemos inconveniente para ayudarle a dejar cloud.

 


Revista Digital

Portada DW 431 Contenidos digitales
Revistas Digitales

DealerWorld Digital

IDG Research

Partnerzones



Otros Contenidos

Registro:

Eventos: