DISTRIBUCIÓN | Noticias | 13 NOV 2013

La tecnología RFID, el futuro contra el robo en el comercio minorista

Euromonitor Internacional y Checkpoint Systems ya han dado a conocer los resultados de su Barómetro Mundial del Hurto en la Distribución 2012-2013, del que se desprende que los artículos más robados en el sector tecnológico son los iPhones y iPads. España encabeza, junto a Holanda y Francia, el hurto en las tiendas de Europa.
Mujer robando electrónica
Jessica Vizarro

España encabeza, junto a Francia y Holanda, el hurto en las tiendas en Europa. Es una de las principales conclusiones del Barómetro Mundial del Hurto en la Distribución 2012-2013, un informe que han elaborado Euromonitor Internacional y Checkpoint Systems sobre el impacto económico del robo en el comercio minorista mundial.

 

El estudio, realizado en 157 empresas de 16 países y sumando 160.000 tiendas, señala que el comercio minorista español ha registrado en 2012 unas pérdidas desconocidas (hurtos de clientes o empleados, fraude de proveedores o errores internos) de 2.617 millones de euros. Es el 1,4% del total de ventas registradas ese mismo año.

 

Analizando con más detalle este dato, el barómetro refleja un aumento de los hurtos externos, que aglutinan el 50% del total. Mientras, la crisis económica y el miedo a la pérdida del trabajo han provocado que los robos por parte de los empleados hayan caído hasta el 27%. Por otro lado, las sustracciones por parte de los proveedores representan el 5% del total mientras que el 18% restante corresponde a errores administrativos.

 

Las cifras no el único aspecto que ha sufrido modificaciones en el último año, también ha cambiado el comportamiento de hurto aumentando “la sustracción de alimentos, bebidas y artículos de cuidado personal”, asegura Mariano Tudela, Director General de Checkpoint Systems para el Sur de Europa y Francia y encargado de presentar el estudio. Concretamente, son los artículos de tamaño pequeño los que mayor índice de robo presentan, como los alimentos, ropa interior o dispositivos electrónicos.

El sector tecnológico comienza a verse notablemente afectado, siendo los dispositivos iPhone o iPads los artículos más sustraídos seguidos de los accesorios para móviles, portátiles, reproductores de MP3, cámaras digitales, juegos electrónicos y sistemas de navegación GPS.

 

Sin embargo, la tecnología no sólo se presenta como uno de los sectores afectados, si no que juega un papel importante de cara a la prevención. Y es que el robo es una amenaza tan grande para los minoristas que las empresas están dispuestas a invertir en sistemas eficaces de protección, como las EAS (Soluciones de Protección Electrónica) o una tendencia denominada RFID. “Se trata de una nueva tecnología que otorga una matrícula a cada producto y, por lo tanto, podríamos saber si un producto que se está vendiendo en la calle ha sido robado o no e, incluso, dónde ha sido sustraído”, indica Tudela.

 

La tecnología RFID está siendo implantada poco a poco en España y ya son grandes grupos los que están haciendo pilotos para poder experimentar, apostando por ella como la solución del futuro en la prevención de hurtos.

 



Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios