DISTRIBUCIÓN | Noticias | 07 ABR 2020

El mercado empresarial está reaccionando a la crisis provocada por el COVID-19

Comunicaciones Unificadas y las soluciones de colaboración tiran de un mercado impulsado por el teletrabajo.
Comunicaciones Unificadas
Redacción

El mercado de las empresas ha reaccionado más lentamente a la crisis del COVID-19 que los mercados de PC y de sistemas audiovisuales. No hay más que tener en cuenta que, ya en febrero, los distribuidores comenzaron a almacenar productos en previsión de una interrupción del suministro. Sin embargo, ahora es posible comprobar los efectos de la crisis provocada por aquella pandemia tras comprobar los datos de la semana número 12, dados a conocer por Context.

Como era de esperar, el segmento de Comunicaciones Unificadas y colaboración —que incluye productos de comunicación y colaboración empresarial tales como sistemas VOIP, auriculares y cámaras— registra un buen funcionamiento impulsado por el creciente número de personas que trabajan desde casa. En este sentido, las ganancias de la semana 11 se aceleraron en la siguiente, y dicho analista espera que la tendencia se mantenga durante el mes de abril.

La gestión de redes y la seguridad —categoría que incluye VPNs, gateways y firewalls— también crecen, ya que las empresas actualizan su infraestructura de redes para permitir a sus empleados trabajar desde casa; lo que es notorio en el caso de las pymes, muchas de las cuales no contaban con infraestructura alguna para permitir el trabajo a distancia. El cambio es aún más notable, dado que este segmento del mercado ha estado en constante disminución durante todo el año 2019 y hasta enero de 2020.

"La situación actual también está resultando positiva para el segmento de software empresarial, que se beneficia de la virtualización y el software de seguridad", explica Gurvan Meyer, analista de Empresas Empresariales de Context. "La necesidad de más licencias de seguridad de punto final, licencias de seguridad de redes y máquinas virtuales, está impulsando las ventas en esas categorías", apostilla.

El otro lado de este escenario es la reducción de la demanda de infraestructura de TI, ya que el confinamiento y los cierres tienen un impacto creciente en las ventas, mientras que los servidores y conmutadores de red muestran signos más marcados de disminución en la semana 12. Sin embargo, la confirmación de si se trata o no de una tendencia real vendrá en las próximas semanas, puesto que el final del trimestre podría traer algunas ofertas que compensen las pérdidas ocasionadas. Aun así, desde Contexto opinan que los cierres de negocios están llevando a una marcada ruptura en la inversión en infraestructura.

Por ejemplo, aquel analista de Context cree que los distribuidores del sur de Europa no pueden llegar a sus clientes tradicionales, que ya están cerrando o, en el mejor de los casos, reorientando sus recursos para gestionar la crisis en lugar de invertir en infraestructura de TI. “También estamos viendo la misma disminución de la demanda de infraestructura inalámbrica, ya que las oficinas están vacías y la instalación de redes de puntos de acceso inalámbrico se retrasa o se cancela”, opina dicho analista, para añadir que: "De cara al futuro, los productos de software y de colaboración deberían seguir prosperando, y es probable que las empresas también necesiten más equipos de red para permitir y optimizar el trabajo en casa. Por el contrario, existe la preocupación de que la demanda en el segmento de la infraestructura se reduzca aún más a medida que las normas de confinamiento se mantengan en los niveles actuales".



Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios