Los Fondos Europeos de Recuperación ya son una realidad

15 de marzo. Esa es la fecha marcada en el calendario para que las pymes de entre 10 y 49 empleados puedan comenzar a solicitar las subvenciones recogidas en el Kit Digital. A partir de ahí, ¿qué? Eso es lo que nos disponemos a contar en este reportaje.

Fondos Europeos de Recuperación

El programa Kit Digital ya está aquí, lo cual significa que los Fondos de Recuperación Europeos ya se han hecho carne y habitan entre nosotros.

No vamos a decir amén porque esto no ha hecho más que comenzar; y porque quedan por delante algunas etapas que parece como si no existieran —y esto es una revelación de lo que vendrá después en este reportaje. Para los de la LOGSE: revelación significa lo mismo que spoiler. Qué cosas, ¿eh? —, pero que al Canal no le van a venir nada mal.

 

El Kit Digital

Así que llega el momento de revelar el contenido de la epifanía de los Fondos Europeos de Recuperación, tan ansiados y esperados. O lo que es lo mismo, el llamado programa Kit Digital, impulsado por el Gobierno de España con el objetivo de promover la digitalización de pequeñas empresas, micropymes y autónomos, y contribuir a modernizar el tejido productivo español.

Si echamos un vistazo a la página web de Red.es, leemos que se trata de la convocatoria de «las primeras ayudas destinadas a la digitalización de empresas de entre 10 y 49 empleados. Esta primera línea de ayudas cuenta con un presupuesto de 500 millones de euros y tiene por finalidad mejorar la competitividad y el nivel de madurez digital de las pequeñas empresas. La cuantía de la ayuda o bono digital será de 12.000 euros, y con él las pymes podrán adquirir las soluciones de digitalización para áreas clave como: sitio web y presencia en internet, gestión de redes sociales, comercio electrónico; la gestión de clientes; servicios y herramientas de oficina virtual, inteligencia empresarial y analítica, gestión de procesos, factura electrónica, comunicaciones seguras y ciberseguridad». Y, aunque parezca mentira, aquí es donde aparece el primer jaleo, que es algo que analizaremos posteriormente.

Los interesados —ya sean empresas por su cuenta o agentes digitalizadores en su nombre— podrán solicitar estas ayudas en la sede electrónica de Red.es y el plazo estará abierto durante seis meses —hasta el 15 de septiembre— o hasta que se acaben los fondos. En la convocatoria se detallan los requisitos para solicitar las ayudas, las obligaciones que contraen los beneficiarios, los importes máximos de ayuda por categoría de soluciones de digitalización, justificación, pago y control, entre otras materias importantes.

Así que, visto lo visto, pasemos a detallar las fases y componentes del proceso para que sea lo más provechoso posible a aquellas empresas que ansíen esas ayudas para afrontar su necesaria transformación digital.

 

El centro de gravedad: el agente digitalizador

Las pymes que quieran hacer como el gran Franco Battiato, o sea, buscar un centro de gravedad permanente, tienen ante si la oportunidad con el agente digitalizador; y más desde que el pasado 10 de marzo, cinco días antes de lanzarse a la captura de la ansiada subvención, se publicara el catálogo de agentes digitalizadores adheridos al programa.

En total, 3.000; a los que cada semana se añadirán 500 nuevos siguiendo el orden de presentación de las solicitudes y una vez se vayan resolviendo las posibles subsanaciones o requerimientos de información adicional que se necesiten para la comprobación del cumplimiento de todos los requisitos necesarios para participar en el programa. 

Una figura clave, en consecuencia. Alberto Pascual, director ejecutivo de Ingram Micro España, destaca que “el entorno pyme está muy atomizado, luego es un entorno muy variopinto. Por eso es muy importante la proximidad, el conocimiento cercano de la realidad de su negocio para que la tecnología se convierta en un factor de competitividad y no sólo en un commodity, y se adapte a las necesidades de los clientes. Efectivamente, esto, que parece muy sencillo, de que la tecnología lo haga sencillo, para eso se necesita abordar una gran complejidad que no puede abordar cualquiera, de ahí esos agentes digitalizadores que permitan realizar este proceso con todas las garantías”.

¿Y para qué vale? Cuáles son sus cometidos? Para empezar, es el único habilitado para suscribir los acuerdos de prestación de soluciones de digitalización con los beneficiarios de las ayudas del programa Kit Digital y titulares del bono digital.

En segundo lugar, es quien pueden acompañar a las empresas en sus procesos de transformación digital y prestar las soluciones de digitalización en diferentes ámbitos: sitio web y presencia en internet; gestión de redes sociales; comercio electrónico; gestión de clientes; servicios y herramientas de oficina virtual; inteligencia empresarial y analítica; gestión de procesos; factura electrónica; comunicaciones seguras; y ciberseguridad. En el caso de la categoría de factura electrónica, la subvención alcanza hasta los 1.000 euros; hasta los 2.000 euros las de sitio web y presencia en Internet y comercio electrónico; hasta 2.500 euros la categoría de redes sociales; hasta 4.000 euros las de gestión de clientes y BI y analítica; hasta 6.000 euros para las de gestión de procesos, comunicaciones seguras y ciberseguridad; y hasta 12.000 en lo que respecta a servicios de oficina virtual.

Y en tercer lugar, su función también alcanza a colaborar y ayudar a las pymes y autónomos en el proceso de solicitud de las ayudas, pues ejerce como su representante voluntario. Otra novedad que ofrece este programa es que, una vez concedida la ayuda, la empresa beneficiaria no tendrá que anticipar la cuantía monetaria otorgada, ya que son los agentes digitalizadores quienes se encargan de los trámites de justificación y reciben el pago final del bono digital.

Una figura definida en suma… o no tanto. José María Prian, director de desarrollo de negocio de LCRcom aprovecha esta oportunidad para declarar que “he recibido muchas llamadas porque creo que ha habido un exceso de sobreinformación o de ruido. Al final, hay agentes digitalizadores que ya se han presentado como tales cuando no se habían confirmado los requisitos, etc. Eso se ha visto como que se lo van a llevar los de siempre y se ha afeado una figura que creo que es esencial dentro de este proceso; pues no deja de ser una figura de Canal que ayuda a las empresas a dar los pasos necesarios. Creo que aquella figura ayudará a mucho a que esta campaña llegue a quien tenga que llegar. Luego la figura de agente tramitador también es importante y está muy bien montada, pero quizás creo que faltan algunas soluciones digitales y sobran otras”, aspecto sobre el que regresaremos más adelante, pues es el motivo de cierta polémica en cuanto a los contenidos subvencionables de este Kit Digital.

No obstante, aquel especialista de LCRcom reivindica en este punto el papel del Canal, pues en su opinión “si la pyme tiene que buscar un agente entre 3.000-4.000 empresas, eso es algo que la echa para atrás. Por eso, si este proceso va acompañado de un partner, esta figura la guiará, pero si lo tiene que hacer por sí sola, se verá sobrepasada. Habrá que ver de qué manera se conjugan una cosa y otra y podemos ayudar a la pyme para encontrar lo que necesita en todo momento”.

Puede leer aquí el reportaje completo.



Contenido Patrocinado

Webinar ondemand

Revista Digital

Revistas Digitales

DealerWorld Digital

IDG Research

Partnerzones



Registro:

Eventos:

 

Contenido Destacado

Teletrabajo tendencias España TENDENCIAS