Mercado en cifras | Noticias | 30 JUN 2014

Crece la demanda de impresoras 3D por parte de los consumidores

Tags: Impresión
El 46 por ciento de las impresoras 3D vendidas en el primer trimestre fueron adquiridas por usuarios particulares, un porcentaje que irá en aumento a medida que los precios sigan bajando, la tecnología mejore y los casos de uso aumenten. Ya hay modelos en desarrollo con precios inferiores a los 500 dólares.
impresora 3D
Hilda Gómez

De acuerdo con Canalys, en el primer trimestre del año se suministraron 26.800 impresoras 3D en todo el mundo. Aunque la mayoría fueron adquiridas por clientes empresariales, desde microempresas a grandes organizaciones, el 46 por ciento se vendieron a consumidores, frente al 43 por ciento de 2013, reflejo de la creciente disponibilidad de modelos a precios más asequibles.

"Hasta la fecha, el segmento empresarial ha sido el foco de las actividades de impresión 3D. Así, empresas de una amplia gama de industrias han invertido en esta tecnología para experimentar y poner a prueba todo su potencial, para agilizar los procesos de diseño y creación de prototipos, o para ofrecer una fabricación local personalizada", afirma el analista senior de Canalys, Tim Shepherd, asegurando que, “aunque este compromiso de las empresas por la impresión 3D va a seguir creciendo, parece que el segmento de consumo va a ser el principal impulsor del mercado a corto plazo. Ya estamos viendo a un buen número de usuarios invirtiendo en impresoras 3D relativamente asequibles. A medida que los precios sigan bajando, la tecnología mejore y los casos de uso aumenten, esta tendencia irá en aumento”.

Canalys estima que el 67 por ciento de las impresoras 3D suministradas en el primer trimestre estaban valoradas, antes de impuestos, por debajo de los 10.000 dólares. Ya hay algunos modelos en el mercado cuyo precio no llega a los 1.000 dólares, y algunos modelos en desarrollo prometen precios inferiores a los 500 dólares. Según el analista de investigación de Canalys, Joe Kempton, “a medida que las presiones competitivas vayan en aumento y los fabricantes estén dispuestos a satisfacer la demanda, la caída de los precios irá haciendo las impresoras más accesibles para los consumidores. Estos consumidores no sólo están siendo abordados por empresas de nueva creación, sino también los proveedores establecidos, como Stratasys a través de sus productos MakerBot. En 10 años, las impresoras 3D serán elementos comunes del hogar en los mercados desarrollados, y estos desarrollos nos están moviendo en la dirección correcta”.



Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios