IDC
Edge computing

IDC recomienda prestar atención al Edge Computing en 2022

La consultora espera un crecimiento de dos dígitos, impulsado principalmente por la fabricación y el comercio minorista.

edge computing
Créditos: Shutterstock/Wright Studio.

Se espera que el gasto mundial en Edge Computing alcance los 176.000 millones de dólares en 2022, lo que supone un aumento del 14,8% respecto al año pasado según las nuevas cifras de IDC.

Hay que recordar que el Edge Computing comenzó siendo más bien modesto en sus casos de uso, pero se ha expandido rápidamente en todos los sectores y ámbitos. Hace cinco años, no era más que unos cuantos servidores de gama media en un contenedor reforzado. Ahora, Nvidia y Lenovo están desplegando sistemas de IA basados en GPU.

"Si algo hemos aprendido en los últimos dos años, es que la capacidad de adaptarse rápidamente a condiciones que cambian con rapidez es fundamental para el éxito empresarial. Las organizaciones que inviertan en Edge Computing combinado con IA y diseño de aplicaciones modernas tendrán una ventaja a la hora de afrontar cualquier reto que surja", según Dave McCarthy, vicepresidente de investigación de servicios de infraestructura de nube y Edge en IDC.

En total, IDC ha identificado más de 150 casos de uso para la computación de borde en varios sectores y dominios. Los dos casos de uso del borde que verán las mayores inversiones en 2022 son las redes de entrega de contenido y las funciones de red virtual, mientras que las dos industrias que hacen grandes inversiones en el borde son la fabricación y el comercio minorista, según sostiene Dave McCarthy.

En el caso de la fabricación, muchos casos de uso de Edge Computing giran en torno a la optimización de procesos y la seguridad, dijo McCarthy. Estas empresas empezaron a invertir en IoT hace años, pero descubrieron que existía una brecha entre la recogida de datos de los equipos y su uso para mejorar el negocio. El Edge Computing está añadiendo inteligencia a esos datos y permitiendo a los equipos de operaciones identificar más rápidamente los problemas y automatizar la corrección.

Los beneficios incluyen la mejora de la calidad de los productos y la reducción de los materiales desperdiciados. Y en la fabricación, los milisegundos importan. "La capacidad de detectar un problema de seguridad y tomar medidas inmediatas es increíblemente importante", afirma McCarthy.

"Se trata de casos de uso en los que la latencia inherente a la informática basada en la nube se vuelve prohibitiva. Por eso, las empresas de la nube están realizando importantes inversiones en soluciones de borde que extienden sus plataformas de nube a la planta de producción", reconoce, en referencia al Internet Industrial de las Cosas (IIOT).

El comercio minorista está utilizando el Edge Computing para mejorar tanto las operaciones como la experiencia del cliente. Los comercios modernos ya cuentan con mucha tecnología: terminales de punto de venta, señalización digital, seguimiento de inventario, sistemas de seguridad, etc. Cada una tiene su propio software de gestión, que suele ejecutarse en la nube.

"Esto crea un problema para los minoristas que necesitan tomar decisiones rápidas y locales basadas en datos de múltiples sistemas. El Edge Computing puede actuar como punto de agregación de estos datos en la tienda y combinar múltiples conjuntos de datos para obtener una visión más informada de las operaciones. También proporciona una capa de resistencia si la nube o la red dejan de estar disponibles, lo que garantiza la continuidad del negocio", prosigue McCarthy.

Muchos de estos casos de uso son posibles gracias a la IA. Por ejemplo, las cámaras de vídeo se están convirtiendo en un sensor universal, que detecta desde defectos de hardware hasta robos o si alguien no lleva el equipo de seguridad adecuado. A medida que estos casos de uso se vuelven más sofisticados, analizando conjuntos de datos más grandes y detectando más condiciones, la infraestructura de borde requerida también está cambiando. De ahí la llegada de la GPU al Edge Computing, en opinión de aquel analista.

Según McCarthy, algunos de estos casos de uso están desplazando a sistemas más antiguos y otros son totalmente nuevos. En cualquiera de los casos, la actual ola de Edge Computing está aprovechando conceptos desarrollados en la nube, como las aplicaciones nativas de la nube que se construyen sobre contenedores.

"Para algunos, esto significa sustituir los servidores y el almacenamiento independientes por un sistema hiperconvergente que es más flexible y fácil de gestionar de forma remota. Crea la infraestructura perfecta para las aplicaciones modernas y permite a las organizaciones ser más ágiles en la forma de desarrollar y desplegar nuevas capacidades", dice para concluir.
 

 

 



Revista Digital

Revistas Digitales

DealerWorld Digital

IDG Research

Partnerzones



Registro:

Eventos:

 

Contenido Destacado

Noel Bravo Fabricantes

Zero Trust SEGURIDAD

Router AVM FRITZ!Box 6590 Fabricantes