Cloud Computing
Medio Ambiente
Sostenibilidad

Sostenibilidad energética: un camino complejo para las empresas

La migración a la nube no sólo mejora la productividad de las empresas, sino que también permite reducir su factura de consumo energético; lo que, a su vez, se traduce en una disminución del 84% de las emisiones de carbono. Ahora, ¿apuestan de verdad las empresas por su sostenibilidad energética? Es el asunto que nos compete este mes.

Sostenibilidad

Los datos saltan a la vista: el uso de tecnologías eficientes podría permitir a las empresas reducir el consumo energético en un 30%. Además, según datos de Accenture, las que deciden migrar a la nube reducen el consumo energético en un 65%, lo que se traduce a su vez en una disminución del 84% de las emisiones de carbono.

Porque es así: una de las grandes preocupaciones de las empresas en la actualidad es cómo lograr ser más sostenibles mientras avanzan en sus modelos de negocio. No son pocas las que continúan aumentado sus inversiones en programas y proyectos que les permitan reducir su huella de carbono, a la vez que encuentran en la tecnología un gran aliado para sus procesos.

Entre estas herramientas destaca la nube. Lo decíamos líneas más arriba: las empresas que migran a la nube, a través de proveedores externos, pueden reducir en un 65% su consumo energético y en un 84% sus emisiones de carbono. Es más: gracias a la nube se podría llegar a reducir las emisiones de CO2 en 59 millones de toneladas anuales, lo que equivaldría a retirar 22 millones de coches de la circulación, por ejemplo.

 

Sí, pero…

Aunque el aumento en la conciencia de que la sostenibilidad impacta de manera positiva en la competitividad de las empresas, sólo el 12% toma medidas resolutivas en este sentido. Y las que lo hacen son las empresas que más invierten en sostenibilidad y se benefician más de su rentabilidad económica.

La Tercera Oleada sobre sostenibilidad de SAP Insights —realizado entre 4.750 responsables de empresas de 29 sectores distintos y de 21 países, uno de ellos España— determina que el 71% de las empresas son conscientes de la relación entre la sostenibilidad y la competitividad.

Uno de los aspectos más destacados del mencionado informe es que las empresas resolutivas tienen un 26,4% más de probabilidades de aumentar su inversión en sostenibilidad en los próximos tres años. En ellas, la probabilidad de recuperar la inversión en un período de uno a tres años es un 13,8% superior. También tienen el doble de probabilidades de señalar que la sostenibilidad contribuye a lograr resultados positivos como el incremento de los ingresos, la rentabilidad o el crecimiento.

En definitiva, hace a las empresas más competitivas, mejora sus registros y hacen de este mundo un lugar un poco más apetecible para vivir.

 

Sostenibilidad energética

Cada vez más, aunque queda mucho por hacer”, declara Roberto Moral, director de Arquitecturas y Sostenibilidad en Cisco España al respecto de si son o no sostenibles las empresas españolas.

Les queda mucho por hacer, dice aquel especialista. Para ello tiene claro que aquéllas “deben adoptar un enfoque holístico hacia la sostenibilidad que comprenda cómo operan, cómo se relacionan con sus proveedores y cómo ayudan a los clientes y las comunidades a reducir su impacto medioambiental”.

Camino complejo, sin duda, “por lo que requiere el seguir apostando por la adopción de prácticas más eficientes y responsables, como la economía circular, y seguir avanzando en este sentido”, destaca a su vez Josep Hilari, director de Marketing e Innovación Digital de Ingram Micro.

 

¿Hacen lo necesario las empresas por ser sostenibles?

El camino que están recorriendo es el correcto”, cree a su vez Andrew Walker, Regional Team Lead de Ynvolve en España, aunque apostilla: “Aún falta que más empresas se comprometan y busquen soluciones energéticas más eficientes”.

Por ejemplo, dice Walker, una vía cada vez más extendida es el uso de la inteligencia artificial (IA), aunque solo el 9% de las compañías españolas aprovecha actualmente el potencial de la IA para optimizar su consumo energético. “Es más, el 44% de las empresas ni siquiera conoce las posibilidades sostenibles que ofrece esta tecnología aplicada a la gestión energética, según datos aportados por Intrum”.

En este sentido, la IA puede ayudar a las compañías a reducir el inmenso gasto energético de los centros de datos, que consumen entre 40 y 45 TWh, lo que equivale al 1,4-1,6% del consumo total de electricidad de la Unión Europea, según datos de Sunbird. “Cada día surgen nuevas soluciones más sencillas para aplicar la IA a la resolución de problemas de infraestructura. Una de ellas es la asignación proactiva de la energía, ya que la IA permite predecir con exactitud las futuras demandas de energía analizando datos históricos y en tiempo real, de forma que los profesionales de los centros de datos pueden asignar con precisión los recursos energéticos, garantizar un suministro óptimo y minimizar el despilfarro”, considera el Regional Team Lead de Ynvolve en España.

Puede leer aquí el reportaje completo.



Revista Digital

BANNER DW 448 Contenidos digitales

Contenido Patrocinado

Revistas Digitales

DealerWorld Digital

 



Otros Contenidos

Registro:

Eventos: