TENDENCIAS | Artículos | 23 ENE 2019

El mercado del 'smartphone' también llega a su madurez

Mercado y consumidores maduran, lo que hace que el negocio del mercado de teléfonos inteligentes se caracterice por un crecimiento plano a lo largo de 2019. Así lo consideran los expertos tanteados por DealerWorld para conocer el estado de dicho mercado y qué nos deparará en este nuevo año.
huawei
Redacción

¿Han dejado de interesar los teléfonos inteligentes a los usuarios? A tenor de lo que nos cuentan representantes de uno de los principales fabricantes del mercado —Huawei— y un mayorista de referencia en telefonía como es Tech Data, pudiera parecer que sí. Lo que refrendan, además, distintas consultoras a la hora de establecer sus previsiones de cara a este recién comenzado 2019.

De hecho, si hacemos caso a lo que defiende IDC, las ventas de smartphones crecerán un 2,6% a escala global durante este año, y concretamente en China augura un “2019 plano”. Además, el mercado asiático tendrá una tendencia positiva hasta 2022, según la consultora.

Porque China es el gran termómetro mundial del teléfono inteligente, y si dicho mercado tiene gripe o síntomas de padecerla, el resto también presentarán los mismos síntomas más pronto que tarde. Canalys sitúa el descenso del mercado en el 12%, mientras que el Ministerio de Industria chino la sitúa en el 15,5%. Es más, la magnitud del mercado chino hace que estas caídas puedan suponer hasta un 1% del mercado global de teléfonos inteligentes. Según la firma de análisis de mercado, esto podría repetirse de cara a 2019 con una caída del 3%, el que sería el tercer año consecutivo que se resiente la venta de dichos teléfonos en China.

¿A qué nos enfrentamos?

A un mercado plano, como es lógico viendo lo que hemos comentado hasta el momento, aunque con una ventana abierta a la esperanza, tal y como precisa Antonio Valiente, director de EndPoint Solutions de Tech Data iberia: “El mercado en 2019 va a seguir la línea iniciada en este final de 2018, que es la de un mercado plano, con un menor volumen de dispositivos vendidos, pero que se compensa con el incremento del precio medio de las terminales. El consumidor y el mercado maduran y piden más prestaciones y están dispuestos a pagar más por los dispositivos que compran que las ofrecen”.

De ahí que, aunque el volumen vaya a la baja, no ocurre así como el volumen, como considera Fabio Arena, responsable de márquetin de producto de consumo de Huawei Consumer Business Group: “En realidad, entendemos que el mercado en cuanto a volumen de unidades puede estar igual o por debajo de lo conseguido en 2018. Asimismo, creemos que va a ser muy buen año en lo que a la parte de valor se refiere, que se incrementará. En 2018, en general, dicha parte registró un incremento importante, pero más en el rango de modelos con un precio superior a los 800 euros. En nuestro caso, ha pasado a tener un peso cercano al 9 o 10% partiendo de la nada; tanto en el rango de 800 a 1000 euros, como en el superior a 1.000 euros. Algo, en este último sentido, que la gente ya no ve como una locura”.

Marcas y modelos: el estado de la decisión

Porque otra tendencia que caracteriza al mercado es el retraso de los clientes a la hora de cambiar de teléfono móvil, periodo que llega a alcanzar hasta los tres años. Aunque, también hay que reseñarlo, las gamas medias y bajas cada vez gozan de más adeptos.

Por un lado tenemos que el mercado sigue dominado por las grandes marcas. “Entre las tres principales controlan el 59% del mercado global español de dispositivos, incluyendo tanto el mercado libre como el de operadoras —sostiene Antonio Valiente—. Y en cuanto a valor, el peso de las grandes marcas es todavía superior. Por ejemplo, si Apple tiene una cuota en España del 13% de unidades, en lo que a valor se refiere llega a representar el 39%

Pero, por otro, la entrada de nuevas marcas trae consigo un cambio de actores, “arañando mercado de otras marcas ya presentes que no tienen recursos suficientes para defenderse, tanto en lo relativo a desarrollo como de soporte”, apostilla Valiente. Y eso trae como consecuencia que los usuarios muestren un notable interés por los teléfonos de gama media y baja. “La realidad es que están dispuestos a pagar cada vez más por los dispositivos que compran. Los terminales por debajo de los 200 euros PVP han visto reducirse su cuota de mercado del 63% al 53%, mientras que los terminales de precio entre los 200 y 300 euros han pasado del 16% al 23%, y los de precio superior a 800 euros han crecido en un 50%”, argumenta el director de EndPoint Solutions de Tech Data.

Puede leer aquí el resto del reportaje.



Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios