SEGURIDAD | Artículos | 01 SEP 2011

Seguridad como servicio, negocio más allá del producto

En los últimos años el negocio ha cambiado mucho, y no sólo por la aparición de nuevas tecnologías y productos, que también, sino por una evolución constante en los modelos de negocio, en la forma en que la tecnología llega a los clientes y, por tanto, en los modos de trabajo del canal de distribución. Desde hace tiempo se lanzan mensajes acerca de la necesidad de complementar la venta del producto con el servicio, como forma, primero, de asegurar la continuidad del negocio y, segundo, como una herramienta para fortalecer la relación con el cliente. Pero, ahora, vamos un paso más allá.
La propia evolución de la tecnología permite lo que hasta no hace mucho era una opción casi imposible, ofrecer determinados componentes de una solucion tecnológica no sólo como una mezcla de producto y servicios, sino simplemente como una servicio. Lo que grandes empresas llevan tiempo haciendo en alguno de sus departamentos, dejar en manos de empresas externas algunas de las funcioes no críticas de su negocio, llega ahora a las empresas de todo tamaño y para terrenos críticos, como es el caso de la seguridad.
Ofrecer la seguridad como un servicio ofrece grandes oportunidades para el canal, habida cuenta de que para los clientes es una necesidad irrenunciable y que, además, los presupuestos están demasiado ajustados como para afrontar grandes inversiones. Además, no podemos olvidarnos, es una forma de estar cerca del cliente, de convertirse en algo más que un simple partner tecnológico, lo que redundará, no cabe duda, en el futuro de nuestra compañía.

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios