SEGURIDAD | Artículos | 01 JUL 2003

Razones económicas y políticas podrían causar la mayoría de las pérdidas por fallos de seguridad. Los empleados, también implicados en las pérdidas

Mª Luisa Melo.
En 2005, el 60 por ciento de los costes provocados por los agujeros en la seguridad de las empresas estará motivado por causas económicas o políticas, según un estudio de la consultora Gartner. Sin embargo, también hay algunas noticias positivas. Un estudio norteamericano sobre ataques a equipos revela que las pérdidas causadas por fallos de seguridad han declinado en los últimos meses. Se trata de datos recogidos por el Computer Security Institute y el FBI, que indican que las pérdidas en empresas y departamentos gubernamentales han caído hasta la mitad en el último año.
El estudio también revela que los fallos de seguridad en los sistemas informáticos en el futuro serán causados, en gran medida, por los propios empleados de las empresas. La explicación a la proliferación de errores en los ordenadores causados por los empleados es sencilla. Y es que la mayoría de las empresas se basan en sistemas o redes internas en las que se comparte información, hecho que convierte los sistemas en elementos especialmente vulnerables. Una gran parte de las empresas se preocupan especialmente por sus ingresos, dejando, en ocasiones, al margen la seguridad de sus equipos. De esta forma, acaban convirtiéndose en objetivo fácil para posibles amenazas internas. Por otra parte, muchas firmas optan por reforzar la seguridad externa, motivadas por la acción de piratas informáticos y virus. Fuentes de Gartner han destacado que "las empresas deben tomar medidas para asegurarse contra la acción de los ataques internos, de lo contrario deberán atenerse a pérdidas económicas relevantes motivadas por estas acciones".
Tres cuartas partes de las 530 empresas y dependencias del gobierno encuestadas por el Computer Security Institute (CSI) y el FBI revelaron que habían sufrido pérdidas debidas a ataques informáticos. La mayor pérdida, debida al robo de información, se valoró en algo más de 70 millones de dólares. Según el CSI, "los resultados de la investigación son realmente inquietantes y es que los cibercrímenes y los fallos de seguridad son cada vez más habituales”.

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios