SEGURIDAD | Noticias | 23 ENE 2006

Los virus cumplen 20 años

Fue hace dos décadas cuando se detectó el primer virus informático que infectaba ordenadores personales a través de los disquetes. Se bautizó como Brain y, aunque era relativamente poco dañino, marcó un antes y un después en la génesis de los virus.
Paula Bardera
2006 es el año del veinte aniversario de la existencia de los virus, después de que Brain fuera detectado en enero de 1986. Así arrancaron los virus, de la mano de los ya desaparecidos disquetes, pero que mantuvieron un largo reinado desde 1986 a 1995. En aquella época, cuando la transmisión de virus se producía vía disquete, las infecciones sólo alcanzaban niveles significativos tras meses o incluso años de su aparición.

Esto cambió en 1995, con el desarrollo de los macrovirus, que se aprovechaban de las vulnerabilidades de los primeros sistemas operativos Windows. Durante cuatro años, los macrovirus reinaron en el mundo de las TI y los tiempos de propagación descendieron hasta alrededor de un mes desde el momento en que se descubrían los virus hasta que se convertían en un problema mundial.

Pero fue la popularización del correo electrónico la que cambió las normas del juego. Los gusanos que se transmitían por esta vía se convirtieron en la siguiente amenaza y algunos de ellos llegaron a protagonizar niveles de epidemia mundial en un solo día. Entre los más conocidos se encuentra I LOVE YOU, que, antes de que se pudiera controlar, causó un caos mundial y pérdidas financieras en 1999.

En 2001, el tiempo de transmisión disminuyó de un día a tan sólo una hora, con la introducción de gusanos de red como Blaster y Passer, que automática e indiscriminadamente infectaban a todos los ordenadores que estaban en red sin la protección adecuada. Los gusanos de red y correo electrónico han continuado provocando graves problemas en el mundo de la tecnología.

Actualmente existen más de 150.000 virus y el número continúa creciendo rápidamente. El mayor cambio producido en estos últimos 20 años no ha sido en el tipo de virus o en la cantidad de código malicioso, sino en los motivos que llevan a sus creadores a desarrollarlos.

“Verdaderamente, el cambio más significativo ha sido la evolución de los creadores de virus, que ahora son desarrollados por bandas criminales para obtener beneficios económicos”, explicó Mikko Hypponen, de F-Secure, un fabricante de aplicaciones de seguridad finlandés, quien añadió que además, “no hay señales de que vaya a finalizar en breve”.

Según Hypponen, existen indicios de que los autores de códigos maliciosos se dirigirán ahora a redes WLAN para provocar su propagación automática, “cualquiera que sea el próximo paso, será interesante comprobar cuáles serán los tipos de virus de los que estaremos hablando en los próximos 20 años. Quizá sean virus informáticos que ataquen nuestros hogares, ¿podría ser?”, se pregunta este experto.


Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios