SEGURIDAD | Artículos | 15 OCT 2001

Los grandes fabricantes aumentan sus capacidades de almacenamiento

Encarna González.
Los analistas no dudan a la hora de manifestar que el crecimiento del mercado de hardware de almacenamiento está siendo facilitado gracias al continuo aumento de la automatización de los datos. Según cifras que maneja Meta Group, los costes de almacenaje supondrán dos tercios de los presupuestos destinados a tecnología en el año 2003. Tales pronósticos sirven, en parte, para explicar el aumento del número de lanzamientos de productos de almacenaje cuyos fabricantes se esfuerzan en diferenciarse aún más de sus competidores.

Los recientemente anunciados lanzamientos que introducirán sistemas de gran escalabilidad y almacenamiento en los próximos doce meses abren una estela de esperanza en la facilitación del manejo de los recursos de almacenaje teniendo en cuenta el funcionamiento de la Red. Un claro ejemplo lo constituye el sistema de almacenamiento de Cereva, cuyos responsables han anunciado que manejará capacidades de datos desde 230 TB a un Pentabyte. Otros ejemplos los constituyen los sistemas de almacenamiento previstos por otras empresas como EMC con escalas de hasta 69,5 TB o el Lightning 9900 de HDS, que tiene una capacidad superior a los 37,3 TB. “Con nuevas arquitecturas de alto acabado de empresas como 3PARdata, Cereva y posiblemente de otras, incluso EMC necesitará realizar algunos cambios arquitectónicos serios en sus matrices de almacenaje para hacer uso de estas capacidades”, comenta un analista de Enterprise Storage Group, quien también señala que los nuevos productos que salen al mercado se diseñan de dos maneras. En el caso de los sistemas de Zambeel y de Yotta Yotta, conectan con los sistemas de almacenamiento adheridos existentes, aplicaciones NAS o basados en fibra de canal, equipamiento SAN vía Gigabit Ethernet, Canal de Fibra o conexiones SCSI. Por otra parte, Cereva y los sistemas 3PARdata sustituyen los sistemas existentes de almacenaje y se asientan en la red junto con otros dispositivos y servidores de almacenaje.

Nuevas aplicaciones
No obstante, hay empresas más preocupadas por las aplicaciones y sistemas que soportan actualmente las empresas a la hora de mejorar sus sistemas de almacenamiento. Éste es el caso de tres de los principales fabricantes de la industria del almacenaje, cuyos nuevos productos tienen muy en cuenta los prestigiosos sistemas que hoy en día tienen implantados muchas empresas.
El pasado mes de septiembre, Sunnyvale presentó dos aplicaciones de almacenaje de multiprocesador, la NetApp F880 y la F880c. Las aplicaciones, con un precio de salida de 135.000 y 335.000 dólares respectivamente, están diseñadas para almacenar información de grandes bases de datos, ERP, consolidación del directorio corporativo y otras aplicaciones críticas. El sistema de la F880 se acerca a escalas que abarcan desde los 50 GB a los 9 TB de capacidad, mientras que la F880c ofrece una configuración que escala hasta los 18 TB. Las máquinas, que ya están disponibles, ofrece a las compañías aplicaciones como Microsoft Exchange que propone la posibilidad de crear copias de seguridad on-line en caso de pausa, y el usuario pueda volver a la versión con la que estaba trabajando en cuestión de segundos.
Por su parte, Quantum/ATL ya ha introducido en el mercado dos librerías de almacenamiento, la P4000 y la P7000 que forman parte de la próxima generación de librerías de almacenamiento de Quantum basada en sus arquitecturas P3000 y P2000. Los dos nuevos modelos alojarán DLT8000, controladores de cinta Super DLT o LTO Ultrium. Ambas unidades ofrecen canal de fibra o conexiones Gigabit Ethernet. En el caso de la librería P7000, ésta tiene más de 500 TB de capacidad usando controladores Super DLT y un rendimiento de 7 TB por hora con controladores LTO Ultrium. La P4000 está configurada con más de 10 controladores y 322 cartuchos, 70 TB de capacidad y una velocidad de transferencia de información de 1 GB por hora. El modelo P7000 se encuentra ya disponible a un precio de 90.000 dólares y el P4000 por 65.000 dólares.

La experiencia americana
La transmisión de grandes volúmenes de datos en breve espacio de tiempo es algo en lo que muchos fabricantes trabajan desde hace tiempo. El problema se plantea ahora en la difusión de grandes cantidades de información de una punta a otra de un país. Partiendo de esta premisa, ocho de los principales fabricantes de tecnologías de la información han probado que el almacenamiento y la recuperación de altos niveles de datos entre centros de datos en las costas Este y Oeste de los Estados Unidos es posible utilizando el protocolo de internet. Adaptec, Hitachi Data Systems, IBM, Nishan Systems, Qlogic y Qwest Communications, han llevado a cabo una experiencia conjunta estableciendo varios equipos de almacenaje y conmutación utilizando fibra óptica de 10 Gbps para transferir datos como información de bases de datos a velocidades de 2,5 Gbps. Nissan provee los switches, IBM, Hitachi proveen los dispositivos de almacenaje RAID y Cisco Systems aporta los routers. De acuerdo con la emergencia de estándares de transporte de datos conocidos como iSCSI, FCIP e iFCP, gracias a esta experiencia se ha podido constatar que los datos transmitidos en red son cambiados en alrededor de 1 TB por hora de California a Nueva Jersey.
Con el canal de fibra, los paquetes de datos se analizan rápidamente, lo que significa que las distancias de transmisión están limitadas a cerca de 100 kilómetros. Como consecuencia, los gestores de tecnologías de la información han sido incapaces de mantener servidores para los centros de datos más allá de la próxima ciudad.

Grandes volúmenes, grandes soluciones
Por su parte, la división de Soluciones de Almacenaje de Sony ha realizado su primera incursión en el espacio de las NAS con su servidor FSV-E1. El producto se ha empezado a servir a distribuidores de valor añadido, integradores de sistemas y minoristas a 1.300 dólares. Asimismo, la compañía ha introducido su primera librería de almacenamiento AIT (advanced intelligent tape) con capacidad de 800 GB y 2 TB de capacidad comprimida a un precio de 9.000 dólares.
Por su parte, Bocada ha anunciado la disponibilidad de su software BRM (Backup Resource Management), tecnología que permite a las compañías revisar sus rutinas. El nuevo software de Bocada se asienta sobre el software ya existente de gestión de la memoria externa y proporciona una interfaz de ayuda a los gestores de las TI ahorrar tiempo consolidando registros de almacenaje en informes fáciles de digerir. El software de BRM puede asistir a grandes compañías para localizar cuáles de sus departamentos están sosteniendo la mayoría del almacenaje y solventar esta sobrecarga.
Además, este software también puede ayudar a los proveedores de servicio de almacenaje al enviar la cuenta a sus clientes. Una vez instalado, cualquier cliente de Windows NT o de Windows 2000, puede hacer uso del software de BRM, compatible con el software de la gestión de la memoria externa de Computer Associates, el de Hewlett-Packard, el de Legato Systems, el de Microsoft y el de Veritas Software, aunque se espera en breve una versión compatible con IBM. El precio de este software es de 5.500 dólares para una licencia perpetua.

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios