Productos | Artículos | 15 JUN 2002

Intel y AMD presentan sus apuestas en portátiles y servidores en Computex Taipei

IBM logra un nuevo avance con los nanotubos
Arantxa Herranz.
Computex Taipei ha sido uno de los principales escenarios, aunque no el único, en el que los principales fabricantes han mostrado sus avances en materia de procesadores. Intel se volvió a decantar por los portátiles, mientras que AMD optó por mostrar su oferta en servidores de 64 bits. Hablando de servidores, Intel ha decidido cancelar sus planes sobre InfiniBand, aunque ello no tiene que suponer un desastre para la industria, según los analistas.

Banias, eje de Intel
Intel ha mostrado dos procesadores para portátiles nuevos en la celebración de Computex Taipei 2002. Aunque uno de ellos verá pronto la luz, para el segundo el plazo es más amplio. Empezando por el más cercano, se trata de la versión más reciente de la familia Pentium 4 para portátiles cuya velocidad alcanza los 2 GHz, superando así los 1,8 GHz.
Mientras, y de cara a un futuro más lejano, Michael Splinter, vicepresidente ejecutivo de Intel, demostró por primera vez en público el procesador conocido como Banias. Cabe recordar que bajo Banias se esconde el primer procesador de Intel diseñado específicamente para los ordenadores móviles que se espera que se empiece a enviar en el primer trimestre de 2003. Las principales mejoras son su diseño reducido (efectuado con componentes más pequeños) y un menor consumo de energía, con el reto de reducir el calor del procesador. “Banias es realmente un punto de la inflexión para Intel. Cambia la manera en que hacemos nuestros procesadores. En el pasado partíamos de un procesador Pentium y lo adecuábamos a los portátiles. Pero esto ya no es así, ahora es totalmente diferente y, por eso, también le vamos a cambiar su nombre, que ya no será Pentium”.

Nuevos datos sobre Opteron
Pero no sólo Intel ha escogido la feria de Taiwán para mostrar sus últimos adelantos. Así, AMD, tras anunciar hace un mes el nombre de sus procesadores de 64 bits, ha acudido a la muestra para mostrar un servidor de cuatro vías que ejecutaba una versión de 64 bits del sistema operativo Linux de SuSE con Opteron, cuya disponibilidad se espera para principios del próximo año, en respuesta a Itanium, el procesador de 64 bits de Intel. Sin embargo, los responsables de AMD no quieren dar a conocer muchos detalles sobre este nuevo procesador.
“Las demostraciones que estamos haciendo actualmente son todo menos de alto rendimiento. El resultado que muestran ahora es bastante inferior al que se alcanzará, y no deseamos contestar preguntas técnicas por este motivo”, señaló Richard Heye, vicepresidente de AMD. Pese a todo, hay fabricantes que sí creen que las promesas sobre esta nueva arquitectura x86-64 se van a ver cumplidas, especialmente en los dos o tres próximos años. Además, cabe señalar que AMD tiene ante sí más de seis meses en los que poder mejorar el procesador Opteron hasta su lanzamiento.

Los planes de Transmeta para TM8000
Por su parte, los responsables de Transmeta, han dado a conocer los planes para un nuevo microprocesador de 256 bits. El nuevo chip, al que la compañía ha bautizado como TM8000, ofrecerá ventajas significativas sobre la actual línea de chips TM5x00, según David Ditzel, responsable de tecnología de Transmeta.
Con el procesador, Transmeta pasará a una VLIW (Very Long Instruction Worrd,) de 256 bits, lo que permitirá al ordenador realizar el doble de instrucciones en un único ciclo de reloj que los procesadores actuales. La eficiencia en el consumo de energía mejorará un 47 por ciento y el rendimiento será entre 2 y 3,5 veces mejor que los actuales chips de la empresa, según Ditzel. Sin embargo, la compañía no ha ofrecido muchos más detalles sobre el procesador y no adelantó cuándo estará a la venta. “No hemos dicho nada sobre cuándo estará disponible y, recordando lo que ocurrió con el TM5800, quizá no hagamos predicciones”, señaló Ditzel en referencia a la tardía llegada del más reciente procesador de Transmeta, que se demoró el año pasado por los problemas que el fabricante de chips Taiwan Semiconductor Manufacturing (TSMC) tuvo a la hora de poner en marcha su más nueva y avanzada línea de producción.

Intel se baja del tren de InfiniBand
La “mala” noticia hay que buscarla en el hecho de que Intel ha cancelado sus planes de vender chips para productos InfiniBand, según ha confirmado un portavoz de la compañía. Pese a todo, un analista ha asegurado que la medida no es un contratiempo importante para la emergente tecnología de E/S, ya que sigue siendo apoyada por otros grandes proveedores. InfiniBand promete ampliar la capacidad de transmisión de datos entre servidores, equipo de almacenamiento y otros equipos en red, reemplazando las existentes tecnologías de PCI-X a 1 Gbps y Gigabit Ethernet con una tecnología de conmutación E/S que ofrecerá inicialmente velocidades de transferencia de datos de 2,5 Gbps a 10 Gbps.
Intel ya había comunicado anteriormente que planeaba ofrecer chips de silicio para que pudieran ser usados en adaptadores de control de alojamiento Infiniband (HCA, por sus siglas en inglés) que se conectan en las actuales ranuras PCI y PCI-X. Sin embargo, acaba de dar marcha atrás. “Hemos decidido abandonar el trabajo sobre adaptadores de alojamiento InfiniBand”, manifestó el portavoz de Intel, Daven Oswalt, quien remarcó, no obstante, que “seguimos apoyando fuertemente a InfiniBand, seguiremos trabajando con la Infiniband Trade Association y haremos lo que sea necesario para ayudar al éxito de este estándar sobre la arquitectura Intel”. Este fabricante cree que el “ecosistema” en torno a InfiniBand ha madurado hasta el punto de que no se requieren sus productos para que la tecnología progrese.


IBM demuestra que los nanotubos pueden ser mejores que el silicio
-----------------------------------------------------------------------------------------------
IBM acaba de anunciar que ha mejorado sus transistores de nanotubos de carbono (CNT, por sus siglas en inglés) de tal forma que su rendimiento es mayor que el de los más avanzados transistores de silicio. Los CNT son moléculas en forma de tubo compuestas de átomos de carbono, cuyo grosor es de un nanómetro, y hasta 50.000 veces más finos que un cabello humano, según las explicaciones aportadas por el científico de investigación de IBM, Shalom Wind.
Los científicos del centro de investigaciones T.J. Watson Research Center de IBM, situado en Nueva York, han logrado la mayor capacidad de conducción de corriente de cualquier transistor CNT hasta la fecha y más del doble que los transistores de silicio más avanzados, según IBM. Sin embargo, no se espera que los CNT reemplacen al silicio hasta que el desarrollo de chips alcance la barrera física en que el silicio ya no pueda ser más pequeño. Es decir, un plazo aproximado de entre 10 a 15 años.
Los prototipos desarrollados en los laboratorios mostraron excelentes características eléctricas, con facilidad para encenderse y apagarse y conducir electricidad incluso a bajos voltajes. Este último avance es importante si se tiene en cuenta que los anteriores prototipos necesitaban tensiones de hasta 20 voltios para encenderse y apagarse.
Estos intentos previos se basaban en una oblea de silicio, usando el silicio mismo para controlar el flujo de electricidad. Esto funcionaba, pero significaba que todos

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios