Productos | Noticias | 27 FEB 2006

Impresoras fotográficas 10x15: PictBridge y DPOF, las bases de una óptima comunicación

En el tema de la comunicación y en el empeño de conseguir una total compatibilidad hacia las cámaras fotográficas, sin duda el dispositivo más común para ser usado en conjunción con las impresoras fotográficas, estas últimas suelen contar con conectores de comunicación específicos regidos por tecnologías estandarizadas con objeto de promover una conexión directa entre ambos dispositivos además de simplificar la impresión de las fotografías.
Dealer World
Entre ellas, una de las tecnologías más extendida en la actualidad es la denominada PictBridge, promovida por la CIPA (Camera & Imaging Products Association), fundada en julio de 2002 por diversos fabricantes y distribuidores de hardware y software relacionados con el mundo de la imagen. El objetivo de esta organización fue crear un estándar no propietario mediante el que los distintos dispositivos pudiesen establecer comunicación con total independencia de la marca comercial bajo la que fueron fabricados. En el caso que aquí nos ocupa, al ser conectada cualquier impresora fotográfica compatible con este estándar a una cámara digital que soporte también esta tecnología, ambas estarán plenamente capacitadas para establecer por sí mismas una comunicación, imprimir una o varias fotografías respetando los parámetros definidos con anterioridad, así como informar de los errores que pudieran producirse en el proceso.

Con anterioridad al estándar PictBridge, concretamente en octubre de 1995, y promovido por esta misma organización, nace el estándar Exif (Exchangeable Image File Format), una tecnología que en esta primera versión pretendía facilitar el intercambio de archivos de imagen, tales como TIFF y JPEG, mediante la inclusión de información adicional así como de una copia reducida de la imagen en la propia cabecera de los archivos. Con posterioridad, se incorporó el estándar DCF (Directory Filename Playback Specifications), mediante el que se establece una estructura de directorios estándar con objeto de facilitar la transferencia de archivos entre distintos dispositivos. Finalmente, en su versión Exif 2.2 aparecida en febrero de 2002, se añaden determinados parámetros relacionados con las imágenes fotográficas que posibilitan la compatibilidad entre cámaras digitales e impresoras, permitiendo la impresión directa de los archivos de imagen en cualquier impresora compatible con Exif. Entre sus capacidades destaca la optimización de las imágenes impresas gracias a la información recabada sobre las características de cada fotografía así como de la escena reproducida, la cual se encuentra perfectamente definida en la cabecera del archivo que contiene la imagen.

También extensamente generalizado entre los dispositivos de imagen se encuentra el estándar DPOF (Digital Print Order Format), desarrollado en conjunto por los fabricantes Kokak, FujiFilm, Matushita y Canon. Al igual que los anteriores, el estándar DPOF persigue la compatibilidad entre distintos dispositivos de imagen utilizando una estructura de archivos característica, además de incluir en el propio archivo de imagen todos los parámetros necesarios para su adecuada impresión. Esta información incluye entre otros datos el formato del archivo, el número de copias requeridas, el fraccionamiento o la rotación de las imágenes. Por supuesto, todos estos parámetros, elegidos con anterioridad por el usuario, serán utilizados por la impresora para optimizar los resultados de la impresión en el mismo momento de estampar las fotografías sobre el papel.



Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios