Productos | Noticias | 04 ENE 2011

Blu-ray 3D, o el reto de la industria en busca de un estándar

Clase de primero de corrientes de mercado: una tecnología no triunfa hasta que se convierte en un estándar. Segunda clase, la industria vuelve a caer una y otra vez en la lucha de formatos cada vez que se enfrenta a la llegada de una nueva tecnología. La pregunta es, ¿será la tecnología 3D una excepción? CES 2011 puede ofrecer una respuesta.
Miguel Ángel Gómez
VHS frente a Beta o Blu-ray frene a HD DVD son sólo dos llamativos ejemplos de lo difícil que la propia industria se lo pone así misma a la hora de implementar un avance tecnológico. Al final, tras años de luchas, un formato acaba imponiéndose al otro, pero por el camino se pierden posibilidades, usuarios y tiempo, sobre todo tiempo.

Ahora que parecía que Blu-ray va camino de convertirse en una propuesta unificada para el disfrute de la Alta Definición en los hogares, llega a CES 2011 un nuevo reto para la industria: la tecnología 3D.

La verdad es que no se trata de algo nuevo realmente, dado que los primeros ejemplos ya se vieron hace ahora un año, precisamente en la pasada edición de la Consumer Electronics Show de Las Vegas de 2010, pero todo parece indicar que 3D Blu-ray liderará el desembarco tridimensional en los hogares. O no.

Por el momento, existen unos 30 títulos en tres dimensiones y, a la vista del aluvión en las salas cinematográficas desde el verano pasado, parece que en las próximas semanas o meses este número se incrementará considerablemente. Por su parte, firmas de cierto peso en el mercado como LG, Panasonic, Samsung, Sony o Toshiba, ya han desembarcado en este negocio con sus reproductores.

A partir de ahora, los usuarios y el mercado dictarán sentencia, pero todo parece indicar que el acuerdo de la industria alrededor de un único estándar es la clave para el éxito de un formato que promete grandes alegrías a la industria, tanto tecnológica como de contenidos. Al menos, ésa es la opinión de Andy Parsons, presidente estadounidense del comité de promociones de la BDA (Blu-ray Disc Association) y vicepresidente de planificación de producto de Pioneer Home Entertainment.

Y es que la pasada primavera, la BDA constituyó un grupo de trabajo para desarrollar las especificaciones técnicas de la tecnología 3D, en especial un proyecto para acordar un formato común para los fabricantes de dispositivos. En sólo 8 meses este trabajo ha dado su fruto y las especificaciones han sido desarrolladas y clarificadas.Blu-ray 3D, o el reto de la industria para fijar un estándar único para el ocio tridimensional

En palabras de Parsons, “no creíamos que pudiéramos haberlo conseguido en tan poco tiempo. La alternativa podrían haber sido dos o tres diferentes formatos, lo que hubiera fulminado las posibilidades de esta tecnología. Todo el mundo entendió lo que podría pasar”.

Sin embargo, no podemos olvidar que desde su consolidación como “estándar único”, Blu-ray ha tenido que luchar contra los servicios de descarga y visualización de contenidos en Internet, y que muchos son escépticos ante el éxito de un formato multimedia de este tipo en un mundo realmente conectado como el actual. Frente a esto, otros ven en Blu-ray 3D la única alternativa de desarrollo del ya veterano estándar.

Con la llegada del nuevo año, las iniciativas pasan por promocionar la penetración de los reproductores y televisores 3D gracias al incremento de la oferta de contenidos.

Además de los títulos que llegarán al cine en este nuevo formato, como The Green Hornet (última película de Cameron Diaz, que, basada en las andanzas de un superhéroe enmascarado, que se estrenará en España el próximo 14 de enero), algunos estudios cinematográficos están barajando la posibilidad de convertir en tridimensionales algunos de sus éxitos como una forma de aprovechar el tirón de la tecnología 3D.

En la medida en que se incrementen las oportunidades de negocio y se reduzcan los costes de producción, esta tecnología irá creciendo en volumen. Sin embargo, esto sólo será posible con un número adecuado de reproductores y televisores 3D.

En cualquier caso, la dificultad estriba ahora en determinar el nivel de penetración de la tecnología 3D en los hogares. Si nos atenemos a los datos ofrecidos por la Consumer Electronics Association, referentes al pasado viernes negro, sólo el 5 por ciento de las compras realizadas fueron de televisores 3D, mientras que el 12 por ciento de las mismas fueron de reproductores Blu-ray, sin diferenciar entre dispositivos 2D y 3D.

 

Noticias relacionadas:

- CES 2011, escaparate de la tecnología 3D

- 11 millones de TV HD en España en 2011

- La venta de televisores 3D a punto de despegar: se espera vender 27 millones de unidades en 2013

- Comienza el despliegue de contenidos y dispositivos 3D

- En 2010 se duplicarán las ventas de reproductores Blu-ray

- Sony y su Blu-ray, triunfadores de la batalla de la Alta Definición

- CES 2010 marca el inicio del despegue de la tecnología 3D

- Imprimir Subir
Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios