Mercado en cifras | Noticias | 29 MAY 2018

La digitalización del servicio al cliente no arranca en España

Apenas una de cada diez empresas tiene completamente automatizados los procesos, según señala un reciente estudio realizado por Penteo y dirigido por Esker.
KPMG Impulsa
Redacción

La compañía especializada en la automatización de flujos documentales, Esker, ha analizado el avance de la automatización y la digitalización en la empresa española, a través del informe “Estado de la transformación digital del Servicio al Cliente en España”, realizado por la firma de analistas Penteo.

Como principales conclusiones, el estudio destaca que la transformación digital tiene aún mucho recorrido en España. Así, un 67% de las empresas  --dos de cada tres-- reconoce encontrarse aún en una fase inicial, mientras que apenas una de cada diez manifiesta tener completamente automatizados los procesos en áreas clave de la atención al cliente como son la recepción de pedidos o la gestión de cobros y recaudación.

En cuanto a la actividad más directamente relacionada con el servicio al cliente, el estudio aborda diferentes aspectos de este departamento, cada vez más estratégico dentro de las organizaciones. En este sentido, el 80% de las empresas considera la recepción de pedidos un eslabón fundamental de su actividad comercial, ya que “sin pedido no hay cliente”.

Pero sólo el 9% de ellas manifiesta tenerla totalmente automatizada, mientras que el 69% la tienen parcialmente automatizada y el 22% sin automatizar, esto es, realizan todas las tareas relativas a esta función de forma manual. Sin embargo, la gran mayoría son conscientes de los beneficios que supondría la automatización, en términos de reducción de errores (para el 84% de las consultadas), mejora de la productividad (72%), mejora del servicio al cliente en general (62%), motivación de equipos (46%) y reducción de costes (30%).

La mayoría de las tareas relacionadas con los clientes se realizan manualmente

En el otro extremo del ciclo de venta, el 15% de las empresas declaran tener completamente automatizada la gestión de cobros y recaudación, mientras que el 35% dicen tenerlo sólo parcialmente automatizado, y el 50% sin automatizar. Destaca además el hecho de que sólo el 8% de las empresas objeto del estudio cuenta con un software especializado para la automatización de estos procesos. Y la gestión manual es más habitual cuando se trata de facturas de cargo, el 8% de las cuales se deben a imprevistos, y consumen el 20% del tiempo de los empleados del departamento.

Otro de los principales desafíos del servicio al cliente es la gestión y monitorización, dado que la mayoría de las empresas no tienen una visión global de todo el ciclo. Según el estudio, una de cada tres empresas desconoce el volumen de pedidos que tienen pendientes de tramitar, y una de cada cuatro estima el volumen pendiente en función de su experiencia.

El estudio parte de 100 entrevistas a empresas de distintos tamaños -desde pymes hasta organizaciones de más de 5.000 empleados- y de sectores representativos del tejido empresarial español, como Retail, Alimentación y Bebidas, Salud, Servicios, Distribución, Industria o Construcción. Consultadas acerca de su grado de madurez digital, sólo el 2% declaran encontrarse en un nivel avanzado, mientras que el 67% dicen carecer de estrategia y recursos dedicados, y tan solo han abordado iniciativas aisladas. Por su parte, el 2% de las empresas reconocen abiertamente no ser digitales.



Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios