Mercado en cifras | Noticias | 13 MAR 2009

IDC prevé una caída en las ventas de teléfonos móviles del 8,3 por ciento en 2009

El mercado mundial de telefonía móvil ha sentido de lleno los efectos de la crisis económica en el último trimestre del pasado año, registrando un descenso en las ventas del 11,6 por ciento con respecto al año anterior. Este dato cierra un año sombrío para este sector, si bien, a lo largo del mismo logró crecer 4,3 por ciento respecto a 2007. Esto ha sentado las bases para lo que IDC predice será un duro 2009, para el que anticipa una previsión de crecimiento negativo del 8,3 por ciento.
Hilda Gómez
Según IDC, como ha disminuido el gasto de los consumidores, los fabricantes de teléfonos y los operadores móviles han reducido su producción y sus niveles de inventario, dejando a los proveedores de chips con un buen número de productos en stock. La gestión de los inventarios ha tenido un impacto dramático en las ventas, pero la demanda de los consumidores no está bajando tan rápido. Los grandes proveedores de chips han estado trabajando en la reestructuración de sus niveles de inventario a lo largo de los dos últimos meses para hacer frente al descenso previsto para este año, por lo que debería haber una cierta estabilización, una vez que los inventarios se hayan reducido.

Regiones maduras como Japón, los Estados Unidos y Europa Occidental se enfrentan a momentos difíciles, ante las predicciones de descensos en las ventas que van desde el 24,6 por ciento al 12,4 por ciento a lo largo de todo el año. En estos mercados, los operadores están luchando para encontrar la combinación correcta de marketing y subvenciones de los dispositivos para atraer a los consumidores, mientras la economía siga oprimida. También se espera que el crecimiento de dos dígitos registrado en el pasado en los países BRIC (Brasil, Rusia, India, China) se reduzca al mínimo, mostrando una tasa de crecimiento del 0,3 por ciento.

“Las expectativas para el año en curso ya fueron negativas nada más entrar en el cuarto trimestre de 2008. Sin embargo, los resultados inferiores a lo augurado y el flujo constante de noticias económicas negativas son claros indicativos de que 2009 será más oscuro de lo previsto”, afirma Ryan Reith, analista de investigación senior en IDC. “La preocupación es comprensible durante este tiempo, pero hay que tener en cuenta que el mercado de la telefonía móvil tiene todavía mucho espacio para crecer a escala mundial, y esperamos que la recuperación se iniciará en el primer semestre de 2010”.

Las perspectivas para los dispositivos móviles convergentes o smartphones también se han reducido como resultado de la dinámica cambiante de la industria, que IDC espera afecte a todos los segmentos del mercado. Así, el 8,7 por ciento de crecimiento previsto anteriormente se ha reducido al 3,4 por ciento. La consultora espera que, en los próximos años, la industria se orientará más hacia el segmento de smartphones, dado que, aún en tiempos económicos difíciles y pese al alto precio de estos dispositivos, éstos tienden a destacar en el ojo del consumidor.

Para Ramon Llamas, analista de investigación del grupo de tendencias y tecnologías de dispositivos móviles en IDC, “el crecimiento explosivo de las aplicaciones móviles añade una nueva dimensión al crecimiento de los smartphones, que ya cuentan con un buen número de usuarios de todo el mundo. El éxito del iPhone de Apple y de la tienda App Store ha cambiado el paradigma sobre comportamiento de los consumidores en torno a esta categoría, mientras nuevas aplicaciones móviles surgen a diario. Ahora que otras compañías están a punto de lanzar sus propios sitios web de aplicaciones móviles, IDC espera un crecimiento continuado para el segmento de smartphones”.



Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios