Mercado en cifras | Artículos | 01 JUN 2004

España crece un 16 por ciento en el primer trimestre y continúa a buen ritmo

Mientras la informática portátil sigue creciendo, el PC de sobremesa cae por primera vez en dos años en España
Yolanda Sánchez.
El sur de Europa sigue creciendo en ventas de PC. No todos los países crecen al mismo ritmo, ni ostentan el mismo índice de penetración de las TI, pero España aprueba con nota en este primer trimestre. Para el resto del año, IDC espera que nuestro país continúe mejorando su mercado de PC, pero no será para todos los sectores igual.

IDC ha confirmado los buenos augurios de los datos preliminares del mercado PC de España en el primer trimestre año 2004. Concretamente se señala un crecimiento del 16 por ciento en relación con el mismo trimestre del año anterior. El resultado es bueno, pero otros países vecinos han superado sobradamente esta cifra. Por ejemplo, Francia ha mejorado un 21,1 por ciento, Italia un 21,5 por ciento, Portugal un 38,4 por ciento y Grecia un 32,2 por ciento.
Entre las claves que han dirigido este crecimiento del sur de Europa, destaca el hecho de que la demanda de los ordenadores personales de sobremesa ha mejorado gracias a la renovación del parque tecnológico por parte del segmento corporativo. Mientras, la pequeña y mediana empresa sigue dirigiendo el despegue de los ordenadores portátiles. Por su parte, el consumidor, según IDC, sigue mejorando y actualizando su equipamiento. Además, en este punto es importante destacar el papel que juega y que jugará la evolución hacia el hogar digital en las ventas de todo el sector de las Tecnologías de la Información.
Finalmente, la consultora ha confirmado que las ventas en materia de servidores x86 seguirán siendo muy saludables.

El PC portátil, el rey de la casa
Si entramos en los datos en concreto, en este primer trimestre de 2004 ha supuesto una mejora del 7 por ciento para el mercado de consumo de PC de sobremesa y de un 10 por ciento para los PC de sobremesa diseñado para entornos empresariales. Por su parte, los ordenadores portátiles han incrementado su presencia un 60 por ciento en consumo y un 45 por ciento en las empresas. Por su parte, los servidores x86 han crecido un 19 por ciento.
En las mejoras del sector empresarial tienen mucho que ver el incremento en el gasto de los negocios y de los propios gobiernos, además, claramente, de la estabilidad de la economía.
A esto hay que sumar un factor que ya ha resaltado IDC en sus datos preliminares: la necesidad acuciante de mejorar y actualizar el parque tecnológico que, en la mayoría de los casos de las empresas de los países estudiados, está completamente obsoleto. Además, en muchos casos esta renovación se hace pensando en que la compañía evolucione definitivamente hacia el concepto de movilidad.
En el mercado de consumo el PC de sobremesa sigue jugando un importante papel y se trata de un negocio donde los fabricantes internacionales siguen ganando cuota de mercado frente a los fabricantes locales. Pero, a pesar de ello, la informática móvil, con los portátiles a la cabeza, es la abanderada de este segmento de negocio. Además, el creciente gusto por la tecnología y la madurez de los propios usuarios hace que el tiempo de ocio y el propio hogar se conviertan en un mercado en expansión. Y es que la convergencia de la electrónica y de la informática ha hecho que el hogar digital sea una prioridad en los catálogos de muchos fabricantes.
En cuanto a los precios, la tendencia sigue estando marcada por la depreciación del dólar frente al euro. A esto hay que sumar la fluctuación que está sufriendo el mercado de los componentes en los últimos tiempos.

España crece despacio pero segura
A la vista de los datos de IDC, España sigue mejorando sus ventas, aunque no al mismo ritmo que los otros países del sur de Europa (en el estudio se reflejan los datos de Francia, Italia, España, Portugal y Grecia).
La consultora resume la situación actual de España como “una buena evolución, pero con un reflejo suave en las ventas después de un año 2003 muy fuerte en estos términos”.
En el sector corporativo destaca por encima de todo el papel que está jugando en nuestro país las PYMES. Ellas son las que dirigen la evolución hacia la informática móvil y son las “culpables” del enorme crecimiento de las ventas de los ordenadores portátiles y de la caída en las cifras de PC de sobremesa por primera vez en dos años.
Por todo ello, los PC portátiles son los protagonistas en España de la renovación tecnológica.
Y es que, en términos generales, nuestro país ha estado influido por la guerra de precios que hace que estos sigan tendiendo a la baja. Asimismo, IDC también destaca las efectivas políticas de marketing que ha promocionado, especialmente, el mercado de la movilidad, tan de moda en los últimos tiempos.
Los protagonistas son los mismos que ya se habían anunciado en los datos preliminares: HP, Acer, Dell, Toshiba y Airis. Destaca, si echamos un vistazo a los datos de los países vecinos, que Acer se asienta en el segundo lugar del ranking tanto en España como en Italia y, en este último país la diferencia con HP, en el primer puesto también, es cada vez más pequeña.


¿Cómo evolucionará el 2004?
-----------------------------------------
IDC ya se ha aventurado a hablar de datos preliminares para el segundo trimestre de 2004. Para España, el incremento se espera que sea del 14 por ciento, mientras que para Francia se espera un 13 por ciento y un 18 por ciento para Italia.
Además, la economía seguirá siendo estable y continuará la renovación del parque empresarial. También el gobierno contribuirá a la buena marcha del sector de las TI, lo que puede hacer que mejoren más los datos de ventas de PC.
Asimismo, y tal y como era previsible, el enorme crecimiento de la informática portátil, que se espera continúe a lo largo de este año, acabará mermando más las ventas de PC de sobremesa ya que, poco a poco, los PC portátiles se convertirán en los favoritos tanto para el sector corporativo, especialmente PYMES, como para el consumidor particular. Este último tipo de usuario cada vez se encuentra más apegado a la tecnología y ya presupuesta este tipo de gasto para mejorar la calidad de vida en sus hogares. Gracias a esta actitud, el sector retail seguirá cosechando buenos resultados.
Mientras, los fabricantes locales seguirán peleando por ganar cuota de mercado en España, Italia y Francia. Mientras, en Portugal y en Grecia convivirán con cierta normalidad, especialmente en informática de sobremesa, según concluyó IDC.

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios