Mercado en cifras | Noticias | 15 SEP 1999

El software gratuito siembra la polémica en el IDC European IT Forum

El tiempo da y quita razones, pero en el caso de Sun y su decisión de apostar por el modelo de software gratuito a través de la Web éste se ha reducido a poco más de una semana.
Miguel Angel Gómez
Y es que en este tiempo más de 250.000 usuarios se han conectado a la página Web de la compañía para descargarse el software de productividad StarOffice.
Con este ritmo, las reacciones de los responsables de la compañía no se han hecho esperar y Scott McNealy, presidente y CEO de la firma, declaró ayer en el IDC European IT Forum que se está celebrando en París que los usuarios “se están conectando a nuestra Web para descargárselo como locos”. Claro que este éxito no va a provocar un cambio drástico. “Es un interesante punto de vista, pero continuaremos en el negocio del software empaquetado”, sentenció McNealy.
Pero la opinión de uno de los grandes del mundo del software dista mucho del entusiasmo de McNealy. Así, Bernard Vergnes, presidente de Microsoft en Europa, señaló ante las preguntas sobre el software gratuito que los usuarios “quieren un producto real, con actualizaciones y servicio de soporte, algo que los productos gratuitos no pueden asegurar”.
Asimismo, Vergnes aprovechó la comparecencia para dar las líneas maestras de lo que será el desarrollo de productos en el futuro, con el que pretenden incrementar beneficios. La intención de Microsoft pasa por crear un entorno completo de oficina cada vez más eficiente. Este entorno pasa, entre otras cuestiones, por una reducción del volumen de papel y menos reuniones cara a cara, con el fin de reducir al máximo los costes de las empresas.
Ante esto, la reacción de McNealy no se hizo esperar, y terminó su videoconferencia afirmando “W2K será más desastroso que Y2K”, en referencia al esperado sistema operativo de la compañía de Bill Gates y el tan temido Efecto 2000.


Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios