Cloud Computing
Ciberseguridad
Telecomunicaciones

Sarenet destinará tres millones de euros en 2023 a abrir nuevos centros de datos en España

La nueva infraestructura se ubicará en Bilbao, aunque la compañía no descarta abrir alguno en Málaga “si acompaña la masa crítica de clientes”, según Roberto Beitia, presidente de la compañía, que cree que “Sarenet aún tiene bazas que puede jugar frente a la abrumadora presencia de los hiperescalares de cloud”.

Roberto Beitia, presidente de Sarenet
Roberto Beitia, presidente de Sarenet.

Con más de 25 años a sus espaldas, la compañía tecnológica de origen vasco Sarenet, enfocada en dar servicios de red, datos y alojamiento para empresas, ve en el auge del modelo cloud una oportunidad para crecer, a pesar de la fuerza que tienen los grandes hiperescalares de la nube, fundamentalmente los tres gigantes del sector, las firmas estadounidenses AWS, Microsoft y Google. “El cliente quiere tener sus datos cerca y en eso estamos trabajando”, aseveró Beitia en un encuentro realizado ayer con la prensa en el que anunció que la compañía invertirá en 2023 unos tres millones de euros (frente al millón anual actual) para abrir nuevos centros de datos en el País Vasco. “En la actualidad, además de en Bilbao, tenemos centros en Barcelona y Madrid y, además de los nuevos del País Vasco, no descartamos abrir otro en Málaga si nos acompaña una masa crítica de clientes”.

Tanto Beitia como Jon Arberas, director general de la compañía, creen que Sarenet aún tiene hueco en el creciente mercado cloud, en plena expansión, sobre todo, desde la intensa digitalización empresarial que propició la pandemia. “Hay bazas que aún podemos jugar frente a la abrumadora presencia de los hiperescalares”, sentenciaba Beitia, un convencido de que ubicar los datos corporativos en centros de compañías europeas, regidas por la normativa de la UE, mucho más enfocada al respeto de la privacidad que la estadounidense, es una clara ventaja. “Muchos clientes desconocen que las empresas de Estados Unidos deben cumplir su normativa, y esta implica que si su Gobierno les solicita información sobre sus clientes, aunque estos estén en Europa, deben proporcionársela. Además, en Europa existe mucha más concienciación sobre la privacidad del dato; mientras que este es objeto de comercio en Estados Unidos es objeto de protección en Europa, son dos filosofías muy diferentes. Por otro lado, creo que no podemos dejar en manos de terceros la gestión de datos críticos. De todo ello se está intentando concienciar a las empresas y administraciones públicas en Europa y así lo promovemos nosotros también desde la asociación Apecdata, aunque la realidad es que, hoy por hoy, no hay una sensibilidad suficiente en torno a la privacidad para que esta sea un motivo de cambio de proveedor cloud”.

Hay alternativas más cercanas, que se integran mejor a nivel tecnológico, más enfocadas en la ciberseguridad de forma transversal y más económicas”, añadía por su parte Arberas, que recordó que, además, “la capacidad de negociación de un cliente con estos grandes hiperescalares es casi nula, mientras que si te da el servicio otro jugador más cercano, las cosas cambian radicalmente”. 

 

“Nos está penalizando el problema de la falta de suministro”

Aunque Sarenet espera un incremento de la facturación de un 5% para este año 2022, frente a 2021, de forma que sus ingresos ascenderían ya a 23,5 millones de euros, Arberas reconocía que los resultados de la compañía serían significativamente mejores de no existir los problemas que lacran la cadena de suministro desde la época de la pandemia. “Nos está penalizando el problema de la falta de suministro; es una realidad con la que tenemos que convivir”, reconocía el directivo. “Si estos problemas no existieran nuestra facturación sería tres puntos por encima de lo que es actualmente. Tenemos una cola de proyectos con retrasos importantes debido a esta problemática”, desvelaba.

De cara a 2023, Arberas espera mantener la línea actual de crecimiento a pesar de la incertidumbre actual del mercado, debido al contexto económico, a la guerra de Ucrania y a la tensión de la cadena de suministro. “Desde luego, si se despejara este asunto estaríamos ante un gran año”.

Sarenet, cuya facturación sigue proviniendo en un 50% del País Vasco, está poniendo el foco especialmente en la ciberseguridad. “Las necesidades de nuestros clientes nos han empujado a ello”, reconocía Beitia. El 15% de nuestra facturación ya proviene de esta área, según Arberas, aunque el 50% sigue viniendo del negocio más tradicional de conectividad. “Tenemos proyectos ambiciosos en ciberseguridad, en casa del cliente y gestionando su infraestructura”, añadía el directivo, mencionando el SOC (Centro de Operaciones de Seguridad) que la firma ha puesto en marcha recientemente y que se ofrece como un servicio transversal a todas las soluciones del operador: voz, datos y soluciones de almacenamiento.  

La compañía también ha puesto en marcha una fundación, compuesta por 13 profesionales, para impulsar el desarrollo de proyectos de I+D+i, centrados, sobre todo, en inteligencia artificial.

Todo este cambio de estrategia y el foco en la ciberseguridad está haciendo también que la compañía esté abrazando otro concepto de canal, más basado en los integradores que en los distribuidores. “Antes nuestro canal vendía conectividad pero ahora tiene que dedicarse a otros servicios, como los de seguridad, de alojamiento de nueva generación basado en Kubernetes… y esto exige un nuevo formato de canal”, concluía Arberas.

 


Revista Digital

Portada DW 431 Contenidos digitales
Revistas Digitales

DealerWorld Digital

IDG Research

Partnerzones



Otros Contenidos

Registro:

Eventos: