DISTRIBUCIÓN | Noticias | 11 ABR 2003

Oki incentiva al canal en la venta de su impresora láser color C5000

Bajo el lema “Un hombre, una máquina”, el fabricante premiará hasta el 31 de julio a los comerciales de los distribuidores por la demostración de este equipo en casa del cliente final.
Arantxa Herranz
Los responsables de Oki se muestran más que satisfechos con el comportamiento que han experimentado las ventas de su equipo C5000, una impresora láser color de menos de 1.000 euros que imprime 12 páginas por minuto a color. Pero, evidentemente, quieren que este ritmo no sólo se mantenga sino que, incluso, se incremente. Y, para ello, ha puesto en marcha una promoción dirigida a los comerciales de los distribuidores.
De ahí que esta iniciativa se aglutine bajo el nombre de “Un hombre, una máquina”, ya que a cada comercial de los distribuidores se le proporcionará una C5000, en condiciones “ventajosas” y todo el material necesario para llevar a cabo la demostración en casa del cliente final, generalmente pequeñas y medianas empresas. Estos comerciales deberán comunicar a Oki las empresas que vayan a visitar para que el fabricante envíe una carta a estos potenciales clientes apoyando la labor que efectuará el distribuidor. Simplemente por la demostración realizada, el comercial recibirá 10 euros y, en caso de materializarse la compra, recibirá 20 euros más.
Además, y según ha adelantado el director de marketing de Oki, Juan Pedro Pérez, al final de la campaña se premiará a los tres mejores vendedores.
Según lo comentado por Pérez, las previsiones que manejaba Oki cuando se inició de manera interna la campaña se han visto superadas. Así, si en un principio se manejaban 3.000 empresas a visitar, a día de hoy la cifra supera las 5.000 y se espera que se alcancen las 7.500.


Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios