DISTRIBUCIÓN | Artículos | 01 MAR 2011

Negocio en movimiento

Hablar de movilidad en marzo es tratar lo más candente del mercado. Por unos días, la ciudad de Barcelona se convirtió en el centro del mundo móvil, un escaparate, este Mobile World Congress, que mostró todo lo que el mundo de la tecnología puede ofrecer a aquellos usuarios que, por necesidad o por decisión propia, se ven forzados a llevar su tecnología consigo. Tablets, smartphones o netbooks, pueblan un universo que hasta no hace mucho, sólo ocupaban los portátiles, unos dispositivos que fueron reduciendo su tamaño mientras aumentaba su autonomía y potencia, pero que ahora se ven casi arrinconados porque son demasiado grandes.
Al César lo que es del César, y es que los portátiles siguen siendo el motor principal del negocio PC, y eso es mucho decir, pero lo cierto es que las nuevas tendencias y los nuevos usuarios han llevado el negocio de la movilidad a la palma de la mano, y algunos ya no pueden pensar en nada que no sean capaces de manejar de forma táctil o que les obligue a sentarse antes de usarlo.
Como toda tendencia, tiene sus fases. Primero, la tecnología llegó a unos pocos, los más adelantados en esto de la tecnología, para, posteriormente, abrir el abanico a un grupo nutrido, pero todavía limitado, de usuarios que estaban dispuestos a pagar un sobrecoste por tener tecnología con la que desplazarse. Ahora, poco tiempo después, los smartphones llegan a uno de cada tres usuarios en un mercado como el español que pocas veces encabeza las listas de “los más tecnológicos”. Pero puede que por la sencillez de uso, por nuestra natural tendencia a comunicarnos o por la razón que sea, primero los smartphones y ahora los tablets, buscan su hueco en el mercado con la sanísima intención de quedarse con él, si no aumentarlo, durante los próximos años.
Por estas razones, y por otras muchas que no tenemos espacio para desgranar en estas líneas, es por lo que el de la movilidad, personalizado en los smartphones, es un segmento claro de oportunidad para el canal de distribución. Y es que la intención de compra de estos dispositivos para el año próximo sigue firme en los dos dígitos de crecimiento, mientras que la intención de compra de PC o, incluso, de portátiles, pasa por un momento mucho más delicado.
Vender no siempre es fácil, pero siempre será menos complicado si lo que intentamos ofrecerle al cliente es aquello que más interés tiene en comprar, y los dispositivos móviles cumplen a la perfección con este perfil.

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios