DISTRIBUCIÓN | Artículos | 01 SEP 2009

Microsoft pone las bases de lo que será su nuevo programa de canal, Partner Network. Steve Ballmer apuesta en su comparecencia por la innovación

Miguel A. Gómez.

El primer gran anuncio de la conferencia mundial de partners de Microsoft, que se celebraba este año en Nueva Orleans, fue la llegada de un nuevo programa de canal, Microsoft Partner Network, que busca apoyarse en las competencias de sus miembros. Además, los asistentes pudieron ver las primeras demostraciones de Office 2010, que llegará al mercado en la primera mitad de 2010, en un año donde se demostró que el gran protagonista es Windows 7. Informa desde Nueva Orleans, Miguel Ángel Gómez.

Y es que Windows 7 se presenta como una de las grandes oportunidades de negocio para los partners en los próximos meses, junto con la nueva versión de la suite de productividad, Exchange 2010 y SharePoint 2010, aunque para estos últimos hará que esperar varios meses. De hecho, ahora se inicia la fase de technical review de Office 2010, entre rumores desmentidos de una posible versión gratuita en la web para competir con la propuesta de Google.

Volviendo a la conferencia, unas 8.000 personas, de 115 países, se dieron cita a mediados de julio en la ciudad más antigua del estado norteamericano de Luisiana, para conocer las propuestas de la firma de Redmon. Pues bien, la primera en llegar, por orden cronológico, fue el nuevo programa de canal Microsoft Partner Network, del que no se conocen muchos detalles todavía, salvo el hecho de que seguirá apostando por la capacitación de los partners (contará con una treintena de competencias) y con un nivel Advanced, para aquellos partners que demuestren una mayor capacitación; además, la satisfacción de los clientes seguirá teniendo un importante papel en el nuevo programa.

Pero los ojos de los asistentes estaban puestos en Windows 7, que se presenta como una oportunidad de miles de millones de dólares en hardware, software y servicios, en concreto 320.000 millones en PYMES, sin contar los posiblemente 177 millones de equipos nuevos comercializados en 2010. Se estima que la base instalada de equipos capaces de albergar Windows 7 se eleva a 246 millones en todo el mundo. De hecho, Microsoft hizo público un estudio de IDC que estima en 18,50 dólares el negocio que hará el canal por cada dólar generado por la licencia de Windows 7, 10 dólares para los fabricantes de hardware, 4,5 para los de software y 4 para los proveedores de servicios.

Windows 7 desde el 1 de septiembre
Windows 7 está disponible para empresas con contrato de mantenimiento a través de los partners de licencias de volumen a partir de este 1 de septiembre, abriendo un período de promoción de 6 meses y durante el que las empresas podrán optar a un descuento del 15 por ciento o más en el precio de la actualización a Windows 7 Professional en comparación con el precio de Vista. Además, en octubre de 2009, Windows Desktop Deployment Specialization será reemplazada por la nueva Desktop Platform Solutions Competency como parte del nuevo programa Microsoft Partner Network. A todos los partners del actual Windows Desktop Deployment Specialization (WDDS) se les mantendrá el servicio con las nuevas competencias diseñadas para construir funcionalidades técnicas y prepararles para Windows 7 y Microsoft Desktop Optimization Pack. Asimismo, llegará Windows 7 Solution Accelerators, para ayudar a que los partners ayuden a sus clientes a migrar con éxito al nuevo sistema operativo.

Office 2010
Con las primeras demos de Office 2010, se ha conocido que serán 5 las versiones de la suite de productividad, en la que se trabaja para mejorar la experiencia tanto en el equipo de sobremesa como en smartphones y a través de la web. Microsoft ha anunciado que los usuarios pueden disponer de las nuevas aplicaciones Web de Office de tres formas distintas: a través de Windows Live, donde se podrán consultar los documentos, no así editarlos, sin ningún coste; “on-premise” o de forma tradicional; y a través de los Servicios on-line de Microsoft, donde los clientes podrán adquirir una suscripción como parte de una completa oferta hospedada en la red.

Innovación y productividad para salir de la crisis
Como viene siendo habitual en las conferencias mundiales de partners de Microsoft, la ponencia más esperada era la de Steve Ballmer, CEO de la firma, que, también como es costumbre, no defraudó a sus entregados asistentes, que le ofrecieron una calurosa bienvenida. Y como el compromiso es mutuo, Ballmer se arrancó en el escenario agradeciendo el trabajo de los partners, y reconociendo que el negocio de Microsoft “está construido y se seguirá construyendo sobre el concepto de la colaboración con sus socios. Vuestras compañías son fundamentales para nuestro éxito”.

Poco se dijo en su ponencia sobre las recientes polémicas y rumores, pero Ballmer quiso zanjar la cuestión de Google afirmando que Microsoft ya “cuenta con un sistema operativo que puede cubrir las necesidades, tanto locales como en la web, de los usuarios”, mientras que Google lleva un tiempo hablando de presentar su alternativa, y recordó que el 50 por ciento del tiempo que pasan los usuarios delante del ordenador no hacen uso de su navegador, sino que trabajan en local.

Pero si Ballmer tuvo que esforzarse en algo fue en transmitir optimismo a unos partners que han sufrido en sus carnes la situación económica. Y este optimismo se apoya en la mayor “ola de innovación” presentada por Microsoft. “La clave para salir de esta crisis está en la productividad y la innovación”, afirmó, porque “no podemos esperar que la economía mejore para vender tecnología, sino que necesitamos implantar tecnología para que la economía cambie de signo”, y recordó el compromiso de su firma de mantener los 9.500 millones de invertión en Investigación y Desarrollo, una inversión que muestra sus resultados en una triple línea, los dispositivos, las posibilidades de trabajo en la nube y la experiencia de usuario.

En esta situación es fundamental “incrementar la cuota de mercado y aportar valor al cliente”, porque recordaba que hay elementos que no se pueden controlar, como el presupuesto de los clientes, pero sí existe la posibilidad “de incrementar su productividad y reducir sus costes para poder hacer más con menos”, así como seguir mejorando la satisfacción del cliente. En este sentido, comentaba que “no podemos esperar que la economía mejore para vender tecnología, sino que necesitamos implantar tecnología para que la economía cambie de signo”.

En cuanto a los partners, les recordó lo que han evolucionado en los últimos años, y les apuntaba la necesidad de seguir evolucionando, porque “por cada oportunidad que se reducem surgen tres o cuatro que aportan crecimiento”.

De cara al futuro, recalcó la tenacidad que va a seguir manteniendo Microsoft alrededor de tecnologías o segmentos tales como las Comunicaciones Unificadas, virtualización, la seguridad, la gestión o, incluso, el buscador Bing, que parece

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios