DISTRIBUCIÓN | Artículos | 01 MAR 2009

Los mayoristas, optimistas ante la evolución del mercado de la seguridad

¿Están realmente a salvo nuestros ordenadores?
Silvia Hernández.
Para los mayoristas informáticos, el segmento de la seguridad se configura como un área de crecimiento en el que el canal tiene mucho que decir. Nos hallamos ante un sector que cada vez es más importante, no sólo para el mundo empresarial, sino también para los usuarios finales que quieren proteger sus ordenadores y una creciente cantidad de datos.

Al igual que los fabricantes de este segmento de negocio, los mayoristas también consideran que el mercado de seguridad se ha visto menos afectado por la crisis. “Está en plena actualidad. Cada vez son más los ataques a los sistemas informáticos de las compañías capaces de destruir y robar información muy valiosa, por lo que se está generando un mercado muy dinámico y competitivo que presenta soluciones completas e interesantes que está en constante desarrollo”, comenta Priscilla Perego, responsable de la unidad de negocio de software en Esprinet.
Asimismo, Santiago Méndez, director de la división enterprise de Tech Data, señala que “los ingresos procedentes de la venta de soluciones de seguridad a nivel mundial van a superar los 12.000 millones de dólares en 2008, según Gartner, lo que refleja un crecimiento del 10 por ciento comparado con el año anterior, importante aunque menor que el 20 por ciento registrado en 2007. Los segmentos que estimularon el crecimiento del software de seguridad fueron los de appliances de seguridad y las soluciones de gestión de información y eventos de seguridad (SIEM), con incrementos superiores al 45 y el 30 por ciento, respectivamente, mientras que existen otros segmentos, como los de antivirus empresarial y gestión de acceso web, que experimentaron menores ratios de crecimiento”.
Por su parte, Celia de Frutos, responsable de marketing de Audema, apunta que, “actualmente, el mercado de la seguridad está entrando en una etapa de madurez con un crecimiento sostenido, pero constante. La amplia oferta de tecnologías relacionadas con la seguridad hacen que este mercado sea muy competitivo y que los fabricantes tengan que adaptarse constantemente a las necesidades del mercado ofreciendo los productos más punteros a unos precios competitivos”.

Menos afectado por la crisis
Tal y como mencionábamos, la crisis está haciendo menos daño a este sector que a otros del mercado tecnológico. De acuerdo con Priscilla Perego, los motivos son que “en tiempo de crisis, las empresas protegen más sus recursos, sobre todo la información. La seguridad se convierte más en una inversión rentable y no en un gasto. Saber gestionar la información en tiempos difíciles puede ser la clave del éxito”. En este sentido, Celia de Frutos señala que “según nuestros pronósticos, el mercado de la seguridad va a ser el que menos se va a resentir por esta crisis ya que cada vez más la seguridad de las empresas se está convirtiendo en un área imprescindible y los empresarios están cada vez más mentalizados de que una brecha en la seguridad de una empresa puede tener consecuencias nefastas. De la misma manera, en épocas de recesión económica las técnicas y los ataques a la seguridad se agudizan por lo que más que nunca, la seguridad en estos tiempos es clave”.
A este respecto, Santiago Méndez apunta que “afecta, sin duda, igual que a muchos otros sectores, por la situación de incertidumbre, la demanda se retrae en el segmento de consumo (paquetes antivirus), y también en el campo de la empresa, donde los presupuestos se reducen considerablemente. No obstante, se trata de un área que no sufre tanto, porque las empresas, cada vez más, lo consideran un apartado clave para su eficiencia y su competitividad”.

Más riesgo, mayor concienciación
La existencia de riesgos cada vez mayores y de la posibilidad de perder toda la información, sobre todo en el caso de las empresas, ha hecho posible que exista una mayor concienciación con respecto a este tema. “Tanto las empresas como otras entidades y organismos han realizado campañas de concienciación que han tenido su efecto positivo sobre empresas y usuarios. Hay conciencia sobre la existencia de un problema, de una amenaza , pero tal vez no de la importancia de ésta y los efectos que esto puede llegar a tener. Muchas veces no se profundiza en estos temas, se trata de un tema extendido y generalizado pero se desconoce todas sus consecuencias. El canal cada día está educando más a sus clientes pero todavía queda un gran camino para concienciar totalmente del problema existente”, afirma Priscilla Perego.
De la misma opinión es Santiago Méndez, quien señala que “hace tan sólo cuatro o cinco años, el campo de la seguridad parecía un coto privado de la gran empresa. Actualmente, prácticamente todas las organizaciones, grandes o pequeñas, cuentan con una política de seguridad, pero aún queda mucho terreno por recorrer para equipararnos a otros países y a la media europea, especialmente en el caso de la PYME, aunque la dirección es la adecuada”.
Para Celia de Frutos, el papel de los medios de comunicación es fundamental para esta concienciación, ya que “constantemente nos están informando de per empresas, ataques a páginas web, duplicado y robo de claves a cuentas bancarias, por lo que cada vez estamos más informados y concienciados sobre este tipo ataques y robos de información que sufren grandes”.

Un futuro optimista
Para Priscilla Perego, al igual que ocurre con los fabricantes de este sector, el futuro pasa por el Software como Servicio (Saas), “ya que permite ahorrar costes tanto en infraestructura como en hardware adicional”. A este respecto Santiago Méndez comenta que “existe una clara tendencia hacia el suministro de appliances de seguridad, especialmente en ciertos segmentos del mercado, como el de seguridad del correo electrónico y el de seguridad web. Luego, hay muchas tecnologías que comienzan a surgir con fuerza, como es el caso de la videovigilancia IP, o la Voz sobre IP (VoIP), y lo mismo ocurre con las tecnologías de identificación por radiofrecuencia (RFID). También los sistemas de control de accesos y dispositivos móviles de seguridad, así como el software anti-intrusión y las nuevas herramientas para la seguridad en las redes wireless”.
Por su parte, Celia de Frutos hace hincapié en que “la seguridad informática está llamada a ser un factor imprescindible dentro de la estructura de las empresas. El valor activo más importante de las empresas hoy en día es la información por lo que la protección de datos se convierte en un factor clave a tener en cuenta y a proteger dentro del seno de las empresas, ya que al fin y al cabo, la información es poder. En un futuro no muy lejano la seguridad informática se convertirá en un recurso básico dentro de las empresas como puedan ser los teléfonos o el material propio de una oficina. No se concebirá una empresa sin una estructura de seguridad sólida”.
Con estas tendencias, el futuro de la seguridad se prevé optimista, ya que tal y como afirma la propia Celia de Frutos “seguirá experimentando un crecimiento sostenido año tras año y se irá adaptando a las nuevas necesidades que el mercado requiera con una tecnología cada vez más puntera y asequible”.
Para concluir, Santiago Méndez destaca que “el futuro de este mercado es fascinante, pero

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios