DISTRIBUCIÓN | Artículos | 01 JUL 2002

La mayoría de los distribuidores europeos prevén cerrar el año en línea con las expectativas iniciales. El mercado europeo está acusando todavía los últimos coletazos de la crisis

Yolanda Sánchez.
De la mano de Global Tounch, los profesionales del canal de distribución de EE.UU. y Europa, evalúan la situación del mercado del hardware y se aventuran a pronosticar la situación que se vivirá con el cierre del año 2002. Según estos datos, se puede asegurar que el mercado europeo está acusando todavía los últimos coletazos de la crisis por la que ha pasado el sector de las TI, mientras el mercado estadounidense, más maduro, ya empieza a registrar el optimismo de la recuperación.

A nadie le cabe duda de que estamos pasando por un momento de cambios dentro del mercado de las Nuevas Tecnologías. La situación de recesión a nivel mundial y las nuevas oportunidades de negocio hacen que, en muchas ocasiones, nos encontremos en un momento de cierta incertidumbre. Ésta es la razón por la que cada vez se hacen más habituales los estudios de mercado y los intentos de predecir “por donde irán los tiros” en un futuro cercano.
Un ejemplo de ello es el informe que acaba de presentar Global Touch bajo el nombre “Channel Pulse” (El pulso del canal) y que intenta clarificar, desde el ecuador del año 2002, cúal es la percepción de los profesionales del canal de distribución, tanto en EE.UU. como en Europa. En este sentido, no cabe duda de que estas opiniones no sólo nos ofrecen una visión general de la situación del canal de ventas a nivel global, sino que pueden echar mucha luz sobre la demanda y sobre la confianza que se registra actualmente en el entorno general de las TI.

Pinceladas generales
En el caso de los resultados obtenidos de la encuesta en EE.UU., cabe señalar que, por segundo trimestre consecutivo, tanto las ventas en términos generales, como los márgenes registrados han cumplido con las expectativas marcadas. Aunque ésta es la afirmación final, cabe destacar que los encuestados no han mostrado el mismo índice de confianza en todas las áreas de negocio. De una manera más detenida, dentro de la diferente oferta de hardware, los ordenadores de sobremesa, los servidores Unix y los servidores Linux continúa mostrándose un tanto débil y, los encuestados, tienen expectativas de obtener unos beneficios bajos de aquí hasta finales de año. Por otro lado, los ordenadores portátiles, los servidores Intel, almacenamiento empresarial y equipamiento de redes son las áreas de negocio que están mejorando y se prevé que superen los objetivos marcados a principio del año 2002.
Si se mantiene esta evolución, el 76 por ciento de los encuestados estadounidenses han predicho que el segundo trimestre del año puede ser un tanto más débil que la registrada en la primera parte del año.
En cuanto a los indicadores que describen la situación de Europa, revelan que, por ahora, no se han cumplido las expectativas iniciales, mientras que el crecimiento de los márgenes está en línea con los objetivos predeterminados.
En el análisis por áreas cabe señalar que las relativas a los servidores Unix, a los servidores Linux, a las soluciones de almacenamiento de empresas y equipamiento de redes, están mejorando y las expectativas de ingresos para la segunda mitad de año se basa en ellas.
Así, si tenemos en cuenta la evolución del mercado en el mismo período del año 2001, el 62 por ciento de los encuestados europeos han coincidido en señalan que los beneficios de este año van a estar por debajo de los obtenidos en el año 2001.

Evolución conjunta
En términos generales podemos asegurar que, según los datos que se registran en este informe, a mitad de año los distribuidores estadounidenses afirman que tanto las ventas como los márgenes de ventas se encuentran en la línea de las expectativas. En cambio, el canal de distribución europeo cree de una manera generalizada que, por cuarto trimestre consecutivo, el que estamos viviendo seguirá mostrándonos una imagen un tanto complicada.
Estas pautas reflejan que la situación de desaceleración en el mundo de las tecnologías empieza a remitir. EE.UU. muestra un mercado más maduro que el europeo y, en muchas ocasiones, puede tomarse como una brújula de la evolución que sufriremos en nuestro continente. Así, es previsible que los datos negativos que se están registrando actualmente en algunos segmentos de ventas, remitan en breve, tal y como ya empieza a reflejarse en el mercado norteamericano.

Objetivos de beneficios y márgenes
A mitad de año, el 92 por ciento de los encuestados estadounidenses estiman que a los indicativos de ventas y beneficios estimados cumplen las expectativas marcadas, mientras el 12 por ciento ha señalado que se han superado dichas estimaciones. El 93 por ciento de los encuestados han señalado que el crecimiento del margen está en la línea de lo esperado y el 11 señala que superan las expectativas.
En contraste, el 63 por ciento de los europeos que han colaborado en este estudio aseguran que las ventas y beneficios están por debajo de las expectativas. Pero, incluso cuando la demanda cae, el 81 por ciento indican un crecimiento en los porcentajes de los márgenes y el 2 por ciento asegura abiertamente que se han cumplido las expectativas.
En virtud de estos resultados, es posible pensar que el mercado europeo está acusando todavía los últimos coletazos de la crisis por la que ha pasado el sector de las TI, mientras el mercado estadounidense, más maduro, ya empieza a registrar el optimismo de la recuperación.
Por otra parte, se ha consultado a los encuestados sobre las ventas que se esperan para finales de año, en función de la evolución de estos primeros meses. Así, y basándose en una visión general de las ventas y de los beneficios registrados hasta mitad de año, estadounidenses y europeos se han pronosticado que este segundo trimestre del año terminará de manera contraria. El 37 por ciento de los estadounidenses aseguran que las ventas serán bajas, mientras el 35 por ciento esperan cerrar el año por encima de los registrados en el mismo periodo del año pasado. Por su parte, los europeos siguen acusando los últimos coletazos de la crisis y, en un 62 por ciento, han coincidido en señalar que las ventas no superarán lo estimado e incluso el 23 por ciento esperan que se mantengan por debajo de lo esperado.

Mirada general sobre las tendencias en las ventas
Desde la perspectiva que da llegar al ecuador del año, y tal y como ya dejamos entrever, el 92 por ciento de las respuestas estadounidenses apuntaron a que las ventas se mantienen en línea con las expectativas e, incluso, un 12 por ciento aseguran que van por delante de los objetivos que se habían marcado en un primer momento. En cambio el 63 por ciento de las respuestas de los europeos señalan que las ventas están por debajo de las expectativas.
El 93 por ciento de los distribuidores estadounidenses han indicado que el margen se comporta en la línea de lo esperado, mientras que el 11 por ciento asegura que mejora las expectativas. Por su parte, los europeos aseguran, en un 81 por ciento, que las ventas se mantienen dentro de lo esperado y apenas un 2 por ciento lo aprecian por encima.
Asimismo, y basándonos en una mirada general de las ventas y los beneficios registrados en comparación con los registrados en el mismo período del año anterior, las opiniones de los encuestados de los dos continentes también se muestran muy diferentes. El 62 por ciento de las respuestas europeas pr

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios