DISTRIBUCIÓN | Noticias | 13 MAR 2000

Ingram Micro España apuesta por el business-to-business con el canal

Ingram Micro España ha puesto en funcionamiento su nueva Web corporativa destinada a ofrecer servicios de comercio electrónico para el canal minorista. La empresa espera multiplicar por 20 el centenar de clientes que actualmente utilizan el sistema en línea y prepara una solución para la creación de tiendas virtuales de informática.
Joan Carles Ambrojo
Hasta el momento, la Web era utilizada en su mayoría por pequeños clientes, algunos de los cuales compraban casi todos los productos en línea. Los grandes del canal, en cambio, sólo la utilizaban para consultar precios y disponibilidad de artículos. Las previsiones para el año 2000 son ambiciosas, según ha explicado Carlos Hospital, director de marketing de la filial española. “Esperamos que hasta 2.000 clientes utilicen el servicio en línea”; es decir, el 20 por ciento de los pedidos totales. En Estados Unidos este servicio, operativo desde septiembre de 1999, ha generado en línea el 27 por ciento de los pedidos y más del 40 por ciento de las compras del canal por esta vía han sido entregadas por Ingram Micro directamente al usuario final.
La nueva página Web de Ingram Micro permite conocer cualquier dato sobre los 14.000 productos activos (de los 26.000 artículos que componen la oferta): desde el precio a la disponibilidad, realizar pedidos en línea, su seguimiento y las devoluciones. Todo durante las 24 horas del día los siete días de la semana a través de una contraseña de acceso. Cualquier pedido modifica automática e inmediatamente el stock, aunque los realizados fuera del horario laboral entran en una cola de procesamiento para el día siguiente. Sólo Gran Bretaña dispone en Europa de un sitio similar, abierto hace unos días. Próximamente se extenderá el servicio al resto de países.
La introducción de nuevas funcionalidades ha tenido muy en cuenta la opinión de los clientes. Hospital reconoce que la Web anterior “era buena pero difícil de entender, no estaba bien organizada. Ahora no se perderán los usuarios”, asegura. El nuevo servicio cuenta con un motor de búsqueda lógico y mejorado (busca rápida, avanzada y por código de productos), el proceso de pedido se ha simplificado y ofrece hasta 15 listas personalizadas (almacenan los productos más consultados, por ejemplo) y nuevos productos por fechas. También ofrece la Magic List (productos de ocasión) y la opción Top Ventas (los productos más vendidos y recomendados).
Esta iniciativa, curiosamente, no representa ningún ahorro de costes para Ingram Micro, sino que beneficia al marketing, según ha declarado Carlos Hospital, y al propio cliente. “Ahorramos en tiempo de call center”: sus miembros pueden ocuparse de actividades como gestionar las cuentas y realizar ofertas. Para desarrollar el nuevo servicio e-business, Ingram Micro prepara varias campañas encaminadas a su divulgación, incluido el soporte a clientes y una convención sobre comercio electrónico que celebrará a finales de mayo.

Próxima versión
Las crecientes necesidades de los clientes y la rápida evolución de Internet hacen que Ingram Micro desarrolle en Estados Unidos una próxima versión de la Web española para el segundo trimestre. Permitirá la personalización de la oferta por distribuidor, que recibirá un correo electrónico de confirmación de pedido, e incluirá notas técnicas de cada producto disponible. El servicio incluirá la realización de configuraciones personalizadas, por ejemplo, de PC, en línea.
Sin fecha concreta, según comentó Carlos Hospital, Ingram Micro lanzará en España una solución para la creación de tiendas informáticas virtuales de los productos de su catálogo. No desveló el precio del programa, que en Estados Unidos tiene un coste para el emprendedor de entre 15.000 y 20.000 dólares. La empresa también espera potenciar la filosofía Inside Line, muy utilizada en Estados Unidos, en la cual se amplía la gestión automatizada de la cadena de suministro.
Con relación a la entrada de fabricantes como Dell en la venta directa al usuario final a través de Internet, Hospital dijo que no lo considera preocupante, sino algo que ha tenido eco en los medios de comunicación. “Los fabricantes no tienen una logística adecuada ni créditos para atender a miles de usuarios y el candidato número uno para hacerlo son los mayoristas”.


Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios