Contenidos digitales | Artículos | 06 FEB 2012

Quién se encuentra detrás de las protestas contra SOPA y PIPA

Dealer World

El pasado mes de enero, una de las noticias de mayor interés fueron las protestas por la aprobación de SOPA y PIPA, las dos leyes que se iban a debatir en el Congreso y el Senado de Estados Unidos respectivamente, y que hicieron que miles de páginas Web o bien “se apagasen” o bien mostrasen su rechazo a través de otras vías.

Los más críticos señalan a las empresas tecnológicas de Silicon Valley como las principales instigadoras de las protestas, mientras que otros cree que éstas tuvieron un carácter meramente popular.

Si nos centramos en estas teorías, algunos expertos consideran que el hecho de considerar que fueron las grandes tecnológicas las que hicieron un llamamiento a la sublevación no tiene fundamento. Por lo menos eso es lo que opinan algunos de los organizadores de las protestas. En cambio, sí que se apuesta por “la revuelta popular” de los internautas. Eso sí, todos coinciden en que encontrar una explicación a las protestas es más que complicado.

Las protestas se produjeron tras una combinación de factores. Así a la decisión independiente de algunas páginas Web, tales como Wikipedia o Reddit, de “apagarse” el 18 de enero, se le unió la organización de otras protestas por parte de algunos grupos, y  la respuesta popular al apagón.

Eso sí, y para los organizadores y defensores de las “rebelión”, lo más importante es la capacidad para organizar protestas masivas a través de Internet en Estados Unidos. “Lo que estamos presenciando es la integración de organizaciones con conocimiento.  Esas organizaciones están muy conectadas a las redes sociales y conocen su uso”, destaca Harold Feld, director jurídico de Public Knowledge, uno de los diversos grupos que estovo trabajando detrás de las protestas. Para Harold Feld, “si se multiplica todo esto a través de una comunidad que es utilizada para conocer de qué manera las personas utilizan la tecnología para una rápida interacción social”. 

Fight to the Future

“Fight to the Future” (Lucha por el Futuro) es un grupo de jóvenes que comenzó a finales de 2011. Su intención es, según Tiffiniy Cheng, cofundador de “Fight to the Future” y de OpenCongress.org (una de las páginas que está bajo vigilancia del Congreso de Estados Unidos) construir el modelo de protestas de SOPA y para ello quieren unir una red de sitios Web que formen la “Internet Defense League” (Liga de la Defensa de Internet) que se ponga en contacto con el Congreso de Estados Unidos y se debata sobre las futuras leyes y las posibles amenazas que éstas puedan crear a la libertad de la Red.

Según Tiffiniy Cheng,  la sorpresa no fueron las protestas contra SOPA y PIPA en sí mismas, sino que lo que sí que le sorprendió fue comprobar “el temor de experimentar que el activismo político” había dado sus frutos. Estas declaraciones hacen referencia a la decisión de parar la Ley SOPA y no debatirla cuando estaba previsto.

Pero las protestas de este grupo no sólo van en contra de SOPA y PIPA. El pasado mes de octubre, el grupo trabajó en contra de un proyecto de ley que de salir adelante catalogaría como un delito grave el streaming de video de contenidos no autorizados de medios de comunicación. Esta idea desembocaría en SOPA. Según Tiffiniy Cheng, con esta campaña se comprobó cuán efectivo es el “boca a boca” en el mundo de Internet.

El papel de Silicon Valley

Como hemos mencionado con anterioridad, los más críticos con las protestas señalaron a las compañías tecnológicas como los principales instigadores de las mismas. Uno de ellos fue Rupert Murdoch, magnate de los medios de comunicación y defensor de las leyes SOPA y PIPA,  quien, en un tuit, culpó a las compañías de Silicon Valley de ejercer presión sobre la Administración Obama para que ésta denegase su apoyo a la Ley SOPA.  Además, Rupert Murdoch también aseguró, el día de las protestas, que “la blogesfera ha tenido éxito a la hora de aterrorizar” a muchos legisladores.

La Asociación Cinematográfica de América (MPAA), un día después de las protestas, las definió como “un truco”. Así, y según palabras de Chris Dodd, presidente y CEO de la MPAA, el pasado 17 de enero “las empresas tecnológicas están recurriendo a trucos que castigan a sus usuarios o los están utilizando como peones de sus propias empresas”. 

Es cierto que Google, Amazon.com y otras grandes empresas tecnológicas se oponen a las Leyes SOPA y PIPA, pero también es cierto que las grandes empresas de tecnología fueron las últimas en unirse a las protestas. Google tiñó de negro su logo, además de que mostraba su rechazo a las leyes a través de un manifiesto, que firmaron más de siete millones de personas. Amazon, por su parte, puso un pequeño link de protesta en su página de inicio.

También es cierto que muchos blogs, como TechDirte, mostraron su oposición a las leyes. Eso sí, las críticas de Dodd y Murdoch ignoran los esfuerzos de muchos grupos que no están relacionados directamente a las grandes empresas de tecnología, que participaron en las protestas.

Mark Stanley, nuevo cordinador de medios en el Centro de Democracia y tecnología, considera que tratar de culpar a las grandes empresas es un error. “Eso es solo una interpretación errónea de lo que pasó”. Mark Stanley cree que las protestas fueron una consecuencia “de la comunidad de Internet en general”. 

Cómo surgió el apagón

Sin lugar a dudas, Wikipedia fue el gran abanderado del apagón. La idea partió de Jimmy Wales, co-fundador de Wikipedia. A mediados de diciembre, y a través del envío de un mensaje de correo electrónico un grupo de activistas discutieron tácticas de protesta. La lista del email creció hasta alcanzar m&

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios