Entrevista
Seguridad
Ciberseguridad
Mayorista
Canal

“Hay que evitar que el valor pierda su sentido por la propia erosión del término”

Reinaldo Rodríguez, CEO de Lidera, analiza el mercado de la seguridad desde la perspectiva de una figura que conoce a la perfección sus usos, cómo moverse en él, y de qué manera ofrecerle lo que necesita y cómo en cada momento.

Reinaldo Rodríguez 2
Reinaldo Rodríguez, CEO de Lidera.

Una charla con Reinaldo Rodríguez, CEO de Lidera, es una lección de cómo abordar el mercado, de cómo conocerlo para atender sus necesidades. De vida. Porque la vida en sí misma es ese mercado. Y ocurre que sólo nos damos cuenta de cómo abordarlo cuando se agota, cuando se nos escurre entre los dedos de las manos porque el día a día nos impide analizarlo y ver que existen otras maneras de hacerlo. Eso es lo que nos explica Reinaldo Rodríguez en la entrevista que sigue a continuación.

De 1 a 10, siendo 1 el nivel más bajo y 10 el más alto, ¿cuánto ha empeorado el panorama de las amenazas para las empresas durante el COVID-19?

Yo diría que entre 9 y 10.

El más alto.

Si, porque las amenazas han empeorado muchísimo. Y creo que el elemento principal de este hecho es la desaparición del perímetro corporativo. No cabe duda de que la manera de trabajar en el entorno anterior a la llegada del COVID-19 era mucho más segura. Al final, la protección en casa es mucho más limitada, de ahí el aumento de ataques a este otro entorno que antes no existía. No obstante, si hay que hacer una lectura positiva de este escenario, sería la capacidad de adaptación de las empresas. Es más, diría que hemos reaccionado de una manera muy rápida y nos hemos adaptado al modelo de trabajo en casa. Claro que la prioridad en el primer momento era asegurar la conectividad, a lo que después se unió la seguridad. Y eso hace que mi percepción del escenario sea más pesimista, de ahí la calificación que le he dado.

Todo ello en un año… ¿cómo calificaría el 2021 en lo que a la seguridad, la ciberseguridad y el uso de la nube se refiere?

Yo creo que lo que vivimos en 2020 es la aceleración de un proceso que ya se venía manifestando en el sector de manera natural. Y es que —hace una pausa antes de continuar. Habla siempre de manera tranquila, sabiendo lo que quiere transmitir con calma— las compañías estaban visualizando este cambio. Se avanzaba en el uso de herramientas de trabajo a distancia, lo que ocurre es que todo lo que se hace deprisa y corriendo al final acaba pasando factura. Por eso 2021 fue un año en el que se consolidó el movimiento hacia un modelo híbrido que, sinceramente, no tiene vuelta atrás. Es más, no me imagino volviendo al modelo anterior cuando ya disponemos de todas herramientas en una infraestructura propia.

La nube se ha convertido en el leitmotiv en las infraestructuras de las empresas. ¿Es también de la opinión de que el modelo de trabajo híbrido ha venido para quedarse?

—Asiente mientras responde—: sí, lo tengo claro. Como he dicho antes, no hay vuelta atrás, pues es una manera de trabajar que se ha afianzado en un momento de crisis, y más cuando la gente se ha dado cuenta de sus bondades y beneficios, en especial cuando la migración ya se está realizando de una manera más ordenada a como se hizo a comienzos de la pandemia.

Ahora, ¿qué nube? ¿Se decanta por un escenario híbrido también en 2022? ¿O quizás será el año de la “Cloud” nativa? Su opinión es tenida muy en cuenta, máxime cuando Lidera viene manejando esta tecnología desde 2001…

Creo que todavía es un poco pronto para decir que nos vamos todos a un modelo de Cloud totalmente nativo, con toda la infraestructura en este modelo desde ya. Entiendo que es el futuro. Ahora, definirlo ya es otra historia. Me atrevería a decir que es un poco arriesgado, casi imposible, y es la percepción que tengo después de hablar con nuestro personal en Lidera día a día. Bien pudiera ser que habláramos de este escenario consolidado en cinco años, pero de lo que no hay duda es de que se trata de un escenario imparable, con pasos que se dan a diario, y con un motor como es el coste. Es evidente que los costes son más bajos en una infraestructura basada en Cloud nativo. Incluso el de la mano de obra, pues toda infraestructura on premise demanda mucho más mantenimiento y personal dedicándole horas. Además, hay una consecuencia derivada de estos modelos externalizados, como es una mejor eficiencia en su gestión. Eso son palabras mayores, y más en el mundo del Canal, con la estrechez de margen existentes, además de la alta disponibilidad que aseguran.

Puede leer aquí la entrevista completa.



Revista Digital

Webinar

Revistas Digitales IDG

DealerWorld Digital

IDG Research

Partnerzones IDG


Especiales IDG:
Registro IDG España:

Eventos IDG: