| Artículos | 01 FEB 1998

Todos a una: Comparamos las cuatro suites más populares

Tags: Histórico
ClarisWorks 5.0, Corel WordPerfect 8 Suite, Lotus SmartSuite 97 y Microsoft Office 97
Gabriel Contreras.

Una suite es un grupo de programas que mantienen una estrecha relación entre sí. Se utilizan preferentemente en entornos ofimáticos y su principal misión es la de satisfacer todos los requerimientos de un usuario típico que trabaje en una oficina. Una suite que se precie está compuesta por un procesador de textos, una hoja de cálculo, un programa de diseño de presentaciones, una base de datos y una agenda.

Lo más importante es la capacidad de todos los programas para relacionarse entre sí. Tienen que compartir la misma interfaz de usuario, los mismos botones para seleccionar funciones, los mismos sistemas de ayuda y las mismas aplicaciones básicas. El usuario tiene que llegar a pensar que trabaja con un único programa.

Si queremos desarrollar un trabajo, tendremos que pensar en el contenido de éste y no en el programa que necesitaríamos escoger para realizarlo. La barra de acceso directo de Microsoft Office, el programa Corel PerfectExpert o el Lotus SmartCenter 97 permiten elegir el tipo de trabajo y, a continuación, se abre un asistente que solicita la información y desarrolla la base del documento, de la hoja de cálculo o de la presentación.

La distribución del mercado

Sobre Microsoft Office 97 y Lotus SmartSuite 97 ya se ha escrito mucho, no en vano son los programas más extendidos del mercado (después de Windows 95); sin embargo, WordPerfect 8 Suite se acaba de presentar y ClarisWorks 5.0 sólo lleva un par de meses en el mercado. En la lucha por el reparto del mercado de este tipo de programas han caído casi todos los contrincantes.

Lotus SmartSuite 97 es el que nos encontramos con más frecuencia en nuevas configuraciones. El precio de venta de Lotus a grandes fabricantes de ordenadores es muy reducido (entre 3.000 y 8.000 pesetas); sin embargo, Microsoft Office 97 es el que más se vende como programa independiente, tanto para empresas como para el usuario final. Microsoft domina este mercado con un porcentaje superior al 80 por ciento.

Desde el pasado verano, Microsoft ofrece la combinación de Microsoft Word 97 + Microsoft Works por un precio muy ajustado (entre 6.000 y 10.000 pesetas) para los grandes fabricantes, pero por ser algo más caro que SmartSuite no lo encontramos en muchas configuraciones actuales.

Corel WordPerfect 8 es el que menos difusión tiene en España. WordPerfect ha sido durante bastantes años el procesador de textos más popular, pero no se supo convertir el programa MS-DOS en un buen programa Windows y cayó en desuso. Desde que Corel compró el famoso procesador de textos, lo ha mejorado bastante y en la versión que ahora comparamos incorpora nuevas funciones que aumentan las puntuaciones finales de la comparativa.

Microsoft y Lotus tienen importantes delegaciones en España, con un gran número de empleados que ofrecen un buen soporte técnico, comercial y de marketing; sin embargo, Corel tiene una escasa representación que se apoya en el canal de distribución. No obstante, con la presentación de WordPerfect 8 Suite, Corel ha realizado un gran esfuerzo al traducir rápidamente el programa, que se ha presentado en castellano (no ocurrió lo mismo con la versión 7).

ClarisWorks es una suite sin representación en el sector de los ordenadores personales compatibles, pero en el entorno Apple comparte protagonismo con Microsoft. Con la versión 5 de ClarisWorks se intenta ofrecer una suite de bajo coste, respaldada por la calidad y la experiencia que Claris ha desarrollado durante largo tiempo con Macintosh. Si resiste la fuerte competencia de las otras tres suites será algo que descubriremos durante 1998.

El precio de cesión oscila entre mayoristas. Hemos consultado los precios de GTI, ya que es un mayorista que distribuye los cuatro programas comparados en este artículo y suponemos que tiene el mismo margen en los cuatro. Lotus SmartSuite 97 es el más caro de los cuatro, con un precio de venta a distribución de 55.682 pesetas, en segundo lugar tenemos a Microsoft Office 97 que se comercializa por 53.542 pesetas. Por 44.574 pesetas nos encontramos con Corel WordPerfect 8 Suite y, por último, está ClarisWorks 5.0 que se comercializa por 14.047 pesetas.

No hace falta nada más para trabajar

Con cualquier suite de esta comparativa podemos hacer todo lo que nos propongamos. No necesitamos ningún otro programa para trabajar. Un procesador de textos, una hoja de cálculo, un programa de presentaciones, una base de datos y una agenda es todo lo que se necesita, pero además disponemos de programas de tratamiento de imágenes, enciclopedias de consulta y multitud de herramientas que optimizarán el desarrollo de una tarea, permitiendo el trabajo en equipo y la publicación de los trabajos en Internet o en una intranet corporativa.

Si analizamos la calidad y la cantidad de programas que ofrece cada una de estas suites, nos daremos cuenta de que son una ganga. Por cincuenta mil pesetas el usuario puede solucionar todos sus problemas y obtener el máximo provecho de su equipo. Lo que todavía no se entiende es cómo es posible que se estén vendiendo ordenadores sin estos programas, aunque también se están vendiendo sin sistema operativo, lo cual resulta muy sospechoso.

Las voces más críticas de estos “macro-programas”, les achacan la gran cantidad de espacio en disco y los requerimientos mínimos de memoria y de procesador. También se afirma que un usuario medio sólo utilizará un 30 por ciento de todas las funciones y que una suite más sencilla sería suficiente.

Lo cierto es que los programas que hemos comparado ocupan entre 80 y 190 Megabytes de espacio en disco, pero ¿qué representan 200 MB en un disco de 2 ó 4 GB? El espacio en disco no es inconveniente, ni tampoco los recursos mínimos de memoria y procesador, ya que la actual configuración estándar lo supera con creces.

La infrautilización de todas las funciones tampoco entiendo que sea un problema, ya que ahí es donde radica la flexibilidad. Distintos usuarios, realizando distintas tareas, utilizarán distintas funciones.

Desde hace algún tiempo se viene anunciando una evolución de las suites, reduciendo el número de funciones y centralizando el núcleo de la aplicación en servidores corporativos. Lotus ya ha desarrollado el eSuite y podemos encontrar en el mercado productos como SuiteSpot de Netscape. Corel también ha desarrollado un Corel Office en Java, pero por ahora todas estas soluciones son lentas y no pueden ofrecer la misma funcionalidad.

Para evaluar las cuatro suites tenemos que estudiar uno a uno sus programas básicos: el procesador de textos, la hoja de cálculo, el programa de presentaciones, la base de datos y la agenda. Por último, tenemos que analizar cómo están integrados todos los programas, comprobar que la información puede moverse entre cualquier componente, que se pueden utilizar herramientas desde cualquier programa y que está preparado para el trabajo en equipo y para Internet.

Procesadores de textos para escribir documentos

El procesador de textos es el pilar de una suite. Es el programa que más se utiliza, necesario para cualquier usuario, independientemente del trabajo que realice.

Los nuevos procesadores de textos incorporan funciones similares en mayor o menor número y con distintas implementaciones. Podemos distinguir distintos tipos de funciones: de automatización, de corrección de errores, de formateo del documento, de dibujo y tratamiento de imágenes, de comunicación con Internet y para trabajo en grupo, de gestión de documentos, de programación de comandos y funciones de ayuda.

Las funciones de automatización son especialmente útiles, ya que permiten trabajar más deprisa. Son capaces de modificar palabras mal escritas, detectar si hemos dejado pulsada la tecla de bloqueo de mayúsculas, detectar el uso de un estilo de formato y aplicarlo en párrafos s

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios