| Artículos | 01 ABR 2004

Switches gestionables

Tags: Histórico
La pieza clave de la red del presente y la base de las redes del futuro
Miguel A. Gómez.
Que las empresas, independientemente de su tamaño y su orientación, necesitan gestionar sus cada vez más importantes y complicadas comunicaciones internas, es algo que no se le escapa a nadie. La complejidad de estas comunicaciones ha hecho evolucionar a los dispositivos de red, y uno de los que mayor protagonismo ha asumido en esta nueva realidad ha sido el switch, que ha sabido migrar de su papel de mero conmutador, a un rol mucho más complejo y efectivo. En la última parte de este tema de portada analizaremos diferentes propuestas que se encuentran en el mercado, pero ahora queremos conocer las opiniones de los principales fabricantes en este terreno. Por este motivo, quisimos conocer las valoraciones de algunos responsables de este mercado, con el fin de poder hacernos una idea de cómo se encuentra este mercado en la actualidad, así como hacia dónde va a evolucionar en el futuro.

Un presente prometedor, un futuro esperanzador
Comenzando nuestro repaso por Néstor Carralero, director de marketing de 3Com Iberia, éste nos comentaba que “después de estos últimos meses, en los que el sector de la tecnología en general se ha visto afectado, en mayor o menor medida, por las dificultades económicas, en estos momentos, y centrándonos en el mercado del networking, somos muy optimistas. Concretamente, existen áreas donde se está produciendo mayor movimiento. Por un lado, las tecnologías inalámbricas y las redes redundantes, y, por otro, el mercado de la seguridad, que ya venía despertando cierto interés por parte de los responsables de redes, pero que en los últimos meses estamos empezando a ver cómo es uno de los elementos más importantes dentro de la estrategia tecnológica empresarial. También hemos observado un interés más intenso por las soluciones convergentes de voz y datos, y, aunque todavía es pronto para asegurarlo, creemos que pueden convertirse en el dinamizador principal del mercado de las redes y las comunicaciones. Actualmente, el mercado del networking presenta unas perspectivas de crecimiento muy interesantes”.
Un poco más cauto se muestra Pedro Casado, director de marketing de HP ProCurve Networking, quien señalaba que, a falta de una mejor palabra, “el mercado está raro, puesto que, por un lado, tenemos un buen número de proyectos en cartera, lo que nos da una perspectiva optimista, además del conocimiento del estado de las infraestructuras en general, que nos hace pensar que muchas redes no podran aguantar hasta fin de año; pero, por otro, hay una cautela en las inversiones que va retrasando los proyectos de inversión en infraestructuras y los clientes están analizando las soluciones a implantar sin prisas. Me imagino que el año será bueno, aunque el comienzo está siendo lento. Nuestras previsiones son optimistas, y nuestros objetivos agresivos. Un crecimiento superior al 25 por ciento sobre el año anterior no nos parece descabellado”.
Sin embargo, Javier Gómez, director para la zona mediterránea de Linksys, también muestra su tono optimista al afirmar que la demanda de networking “no sólo se mantiene, sino que sigue creciendo, debido, sobre todo, a las necesidades de mejorar las comunicaciones, especialmente en entornos de intranet e Internet. Los enlaces intraempresa e Internet a través de banda ancha suponen una reinversión clara en la mejora de la infraestructura que, hoy en día, encontramos en España. Respecto a nuestras previsiones, son de un claro crecimiento de soluciones de gama media y baja y, especialmente, en acceso a Internet tanto para PYME como para microempresa”.
Por su parte, Fernando García-Yáñez, director general de Netgear España y Portugal, explicaba que el mercado está “creciendo en algunas áreas, pero estancado en otras. Tenemos previsiones de crecimiento en tecnología Gigabit, VoIP, redes inalámbricas y Firewall-VPN, y descensos en todo lo demás”.
Para Antonio Borreguero, director de marketing de Ovislink Corporación, “el mercado de comunicaciones, en general, y el de la conectividad, en particular, en España, están claramente al alza, tanto por el crecimiento y modernización de las empresas como por la aparición de otras nuevas. Las previsiones son bastante positivas ya que en todos los entornos cada vez mas, están presente nuevas tecnologías que mejoran la calidad y eficiencia en la prestación de servicios. Para el ejercicio 2004 tenemos el objetivo de seguir ampliando nuestra participación en el mercado español, con unas previsiones de crecimiento similar al que hemos tenido en el 2003, es decir, crecer un 15 por ciento en switches vendidas”.
Por último, al hilo de este repaso a la situación actual del mercado, Eduardo García, director general de SMC Networks para Iberia, nos comentaba que, hoy en día, “los estándares, la calidad, el ancho de banda, la distancia, la facilidad de uso y de instalación, la compatibilidad, la portabilidad y el coste de propiedad son aspectos fundamentales en las soluciones para redes. Desde SMC Networks creemos que 2004 es el año en que el networking se convertirá en una utilidad, como la electricidad o el gas en el segmento del consumo. En el segmento profesional la tendencia principal es que Gigabit se convierta en el principal protagonista. Las redes cableadas han sido muy desplazadas por las redes inalámbricas, pero Gigabit nos ofrece un futuro próximo muy prometedor para aplicaciones profesionales que requieran velocidad y ancho de banda; por otro lado, dado que los precios de los productos Gigabit han descendido notablemente, el público objetivo de las ventas ha crecido, en poco tiempo, notablemente. A medio y largo plazo, en SMC Networks vamos a ir sustituyendo Fast Ethernet a medida que reducimos el precio de Gigabit. De hecho, ya hemos iniciado una iniciativa para llevar esta tecnología a los equipos de sobremesa. Prevemos que nuestras cifras de negocio se incrementen este año en un 40 por ciento con respecto al ejercicio anterior”.

Un segmento en constante evolución
Pero, como dice el refrán, camarón que no nada se lo lleva la corriente, y esto es lo que deben pensar las principales figuras de este mercado. En este sentido, según comenta Rubén Monjo, director de ventas para España y Portugal de D-Link, “cada vez se presentan más equipos modulares para una suave migración de Fast Ethernet a Gigabit, dado que es algo muy costoso para todas las empresas. La innovación real es 10 Gigabit, pero sigue siendo muy caro, aunque ha repercutido en la mayor variedad de dispositivos Gigabit y la bajada de precios de dichos equipos”.
Comparte su opinión Fernando García-Yáñez, al afirmar que, sobre todo, “la tecnología Gigabit, y la Voz sobre redes IP, así como la gestión adecuada de las redes empresariales con estándares como SNMP o RMON”, explicaba al señalar cómo va a evolucionar este segmento”.
Para Néstor Carralero, “durante los próximos meses se verá cómo un número sorprendente de empresas pasará de tener redes fragmentadas a redes híbridas. Las redes fragmentadas de hoy en día han disparado las aplicaciones, infraestructura y dispositivos de seguridad de forma no consolidada, y los usuarios están limitados por el alcance del cable. Con una tecnología avanzada, las redes híbridas incluyen una mezcla de convergencia basada en IP y sistemas ya instalados en un entorno multisitio seguro
Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios