| Artículos | 15 JUN 2006

Proyector Canon Xeed SX6

Tags: Histórico
El modelo más ambicioso de la gama Xeed
Daniel Comino.
El SX6 es el modelo que cierra la zona alta de la gama Xeed de Canon, en la que todos los modelos utilizan la tecnología de paneles LCOS y el sistema óptico AISYS. En este modelo los paneles LCOS son de resolución SXGA+, ofreciendo un valor nativo de 1.400 x 1.050 píxeles con una relación de aspecto de 4:3. Con estos paneles Canon busca eliminar el efecto de enrejillado que aparece al emplear otras tecnologías, produciendo imágenes continuas con mayores niveles de brillo y contraste. Esas líneas que aparecen en otros paneles son, en realidad, la parte del LCD en la que se aloja la circuitería de control y que, por lo tanto, carece de emisión de luz. En los LCOS, Canon ha colocado estos circuitos por detrás, por lo que toda la superficie del panel emite luz útil. Además, este sistema permite crear paneles más pequeños y de mayor resolución.
Cuenta con una lámpara de 270 vatios y un objetivo zoom con el que podremos ajustar el tamaño de la pantalla o la distancia del proyector de una forma mucho más cómoda que en los proyectores con óptica fija. En este caso se trata de un objetivo de 21,7-35,8 mm con aberturas F1,85-2,5, lo que proporciona un factor de zoom de 1,7 aumentos. Tanto el zoom como el enfoque están motorizados y dispone de función autofocus. Con este objetivo se pueden abarcar distancias de proyección entre 1,2 y nueve metros, consiguiendo pantallas de 40 a 300 pulgadas de diagonal. Además, dispone de un zoom de ampliación digital con el que obtener hasta 12 aumentos extras.
Cuando el proyector no esté colocado completamente centrado respecto a la pantalla, podremos corregir los trapecios hasta en 20 grados en cualquier dirección tanto en horizontal como en vertical. Además, ésta es una función automática en el eje vertical, por lo que el ajuste será mucho más sencillo.
El SX6 es capaz de ofrecer un nivel de brillo extraordinario, que llega a 3.500 lúmenes en funcionamiento normal, o hasta 2.800 si activamos el modo silencioso en el que el ventilador reduce sus revoluciones para pasar de 35 dBA a 31, es decir, menos de la mitad de presión sonora. Aunque apenas lo escucharemos incluso a la máxima potencia. El contraste es de 1.000:1. Con estos valores no será un problema hacer proyecciones correctas en lugares amplios o muy iluminados. En función del contenido que queramos proyectar, disponemos de cinco modos de color para seleccionar: estándar, presentaciones, foto y video, AdobeRGB y sRGB. Con ellos se ajustan automáticamente el brillo, el contraste y el color para obtener los mejores resultados posibles en cada caso, aunque también podremos hacer una ajuste manual para obtener un ajuste más personalizado.
Este proyector se presenta con compatibilidad para televisión de alta definición (HD), pudiendo proyectar imágenes de 720p/1.080i. Para ello cuenta con una entrada DVI compatible con HDCP (High Bandwidth Digital Content Protection, protección de contenidos digitales de gran ancho de banda), además de los RGB, S-Video, vídeo compuesto y vídeo por componentes (mediante adaptador). Además cuenta con un pequeño altavoz de 1 w RMS.
Normalmente cuando se apaga un proyector es necesario esperar un tiempo hasta que se enfría la lámpara para poder desconectarlo, pues el ventilador seguirá funcionando. En los modelos Xeed, Canon ha incorporado una batería que mantiene energía suficiente para este ciclo de enfriamiento, de manera que es posible apagar y desenchufar inmediatamente. No obstante habrá que tener la precaución de no guardarlo inmediatamente en el maletín que se incluye, pues anularía la ventilación y la vida de la lámpara se vería perjudicada. Haciéndolo así, se consigue una duración de lámpara de hasta 4.000 horas.
Nada más empezar a manejar este proyector agradecerá la incorporación de varias funciones automáticas. Y es que el sistema mide la distancia y el ángulo hasta la pantalla para ajustar, por si sólo, tanto el enfoque como la corrección keystone vertical. Además, si lo activa en el menú, también podrá corregir el color de la imagen proyectada para adaptarse al color de la superficie de proyección y conseguir colores naturales aunque la pantalla no sea perfectamente blanca, lo cual resulta muy útil para proyectar directamente sobre paredes. Es más, incluso cuenta con un modo especial “pizarra verde”, para proyectar sobre una pizarra, que genera una dominante magenta para compensar el color de la pizarra, aunque en este caso el mayor problema que encontramos no es el color, sino la poca luz que refleja un tono tan oscuro. En el modo de presentaciones se potencian los blancos y el contraste de la imagen, mientras que en el de foto y vídeo se baja el contraste para conseguir una mayor riqueza en los medios tonos y no perder rango dinámico. En cualquier caso se consiguen negros de gran pureza.
En cuanto al efecto de los paneles LCOS sobre el enrejillado, realmente no desaparece, puesto que la imagen sigue estando formada por píxeles independientes, pero si se reduce notablemente su presencia. A la distancia desde la que se verá la imagen el mayor efecto es un incremento del brillo al ser menor el espacio oscurecido por estas líneas.


Lo mejor: Altos niveles de brillo y contraste; resolución SXGA+
Lo peor: Precio


Proyector Canon Xeed SX6
-------------------------------------
Fabricante: Canon
Internet: www.canon.es
Teléfono: 901 301 301
Precio: A consultar
Calificación: 5 (Garantía Dealer World)
Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios