| Artículos | 01 SEP 2001

Modems V.92: la alternativa económica a la banda ancha

Tags: Histórico
Arantxa Herranz.
Aunque es cierto que existen tecnologías de banda ancha como ADSL y cable que están causando “furor”, no es menos acertado decir que, al menos en estos momentos, la mayor parte de la población internauta sólo tiene acceso a Internet mediante líneas telefónicas analógicas. El hecho de que los modems sigan siendo, y durante bastante tiempo, el principal medio de acceso a la Red implica que hay que seguir mejorando la tecnología de estos dispositivos de comunicación con el fin de que el usuario obtenga siempre la mejor experiencia posible. Con este objetivo nació el estándar V.92 aunque, para que los usuarios se beneficien de este avance, también es necesaria la colaboración de los ISP y operadores telefónicos.

El estándar V.90 aprobado por la ITU (Unión Internacional de Telecomunicaciones) supuso un gran adelanto en materia de acceso a la Red, sobre todo en lo que a su velocidad de datos se refiere (56,6 Kbps). Pero, como todo, esta tecnología también podía ser mejorada, algo que se ha materializado con V.92. Las principales mejoras que aporta con respecto a su antecesor se materializan en lo que en inglés se denomina QuickConnect, Modem-on-Hold y PCM Upstream. Tal y como resumía Rafael López, director técnico y de marketing de WSC, las principales ventajas del protocolo V.92 es que es “más rápido en la conexión con su ISP, posee mayor velocidad de upload, y permite "estacionar" la conexión a Internet mientras se responde a una llamada de voz”. Carlos Extendía, responsable de producto en UMD, aportaba, además, algunas cifras sobre estas mejoras. Según los datos facilitados por este responsable, el establecimiento de llamada es, “aproximadamente, un 30 por ciento más rápido”, mientras que la “velocidad en envío de archivos se ve mejorada en torno a un 40 por ciento”. Asimismo, Extendía encontraba una cuarta mejora en el estándar V.92, como es el hecho de que “aumenta el ratio de compresión de datos (V.44) con lo que aumenta también la velocidad relativa de descarga de ficheros”. Por su parte, el director general de U.S. Robotics en nuestro país también apuntaba una nueva prestación, como es el “elegir el ancho de banda que deseemos para enviar o recibir información de la Red”.
Pero, como decíamos antes, la adopción de este estándar es cosa de dos: fabricantes de modems y proveedores de acceso a Internet. Por eso, y aunque existan ya modems en el mercado, parece que la pelota se encuentra en estos momentos en el tejado de los ISP. De hecho, suele ocurrir con cierta frecuencia que los nuevos estándares de comunicación están antes disponibles en los modems de los clientes que en los de los operadores. Sin embargo, todo apunta a que será en esta segunda mitad del año cuando, de una manera generalizada, los ISP dispongan de esta nueva tecnología.

Alternativa a la banda ancha
Pero, como señalábamos antes, una de las principales cuestiones a tener en cuenta a la hora de hablar de V.92 es que este estándar permite que los modems sean una auténtica alternativa a las diferentes conexiones de banda ancha y que, dado que las líneas telefónicas analógicas siguen siendo el medio de acceso más común, parece que tienen un futuro más que asegurado.
Por eso, y en relación a la banda ancha, hemos querido preguntar a nuestros interlocutores cuáles son las principales ventajas que aporta el protocolo V.92 con respecto al cable o al ADSL. Aunque Javier Gómez reconoce que un módem “no ofrece más velocidad que los 56 Kbps establecidos” y que con la banda ancha “se pueden conseguir velocidades espeluznantes y maravillosas para cualquier internauta”, también mantiene que “lo que se pretende con V.92 es asegurar que aquel usuario que no desea ‘todavía’ pasar a ADSL o Cable pueda disfrutar de una línea algo más potente gracias a las ventajas que acabamos de indicar”. Mientras, Carlos Extendía apuntaba a uno de los elementos mencionados, el hecho de que “no necesitamos cambiar de línea telefónica ni pagar nuevas altas, ya que el estándar V.92 funciona en la línea telefónica analógica tradicional”. Asimismo, este responsable también aludía a un aspecto económico: “el precio de los modems V.92 es muy inferior al de productos de banda ancha”. Dos aspectos estos últimos que también han sido argumentados por Rafael López.
Sin embargo, y provocado quizá tanto por la reciente aparición de este estándar y por el escaso soporte de los ISP al mismo, lo cierto es que, actualmente, siguen siendo más los modems V.90 que se venden, al menos en España. Pero si en algo han coincidido nuestros tres entrevistados es en que ésta es una tendencia que se va a invertir, y además en un período de tiempo corto. Así, y preguntados por la relación de negocio entre los modems V.90 y V.92, el director técnico y de marketing de WSC señalaba que es, “aproximadamente 7 a 3 pero cambiando muy rápidamente”. Mientras, el responsable de producto en UMD considera que “el mercado está en estos momentos repartido en un 80 por ciento en modems V.90 y un 20 por ciento en V.92”, aunque las previsiones que maneja este responsable apuntan a que, “a un año vista, la tendencia se invierta totalmente y sea V.92 el que tenga una participación mayoritaria”. Por último, el director general de U.S. Robotics explicaba que “V.90 ha sido el estándar adoptado en el mercado mundial para los enlaces de 56 Kbps. V.92 continuará con el mercado, aún creciente, analógico pero más evolucionado, como podemos apreciar”. En cuanto a previsiones de futuro, Gómez señalaba que este aspecto “no depende directamente de U.S. Robotics, sino de las operadoras locales que ofrezcan V.92 a sus clientes. En la actualidad, sólo France Telecom ofrece V.92, por lo que el mercado ha de evolucionar algo más en nuestro país para disfrutar de V.92 al cien por cien”. Pese a ello, explicaba que, “de todas formas, aunque el usuario actualice o adquiera una solución analógica V.92, podrá estar tranquilo, ya que interoperan perfectamente”.

Las mejoras hablan por sí solas
Aunque es cierto que el precio de los modems que cumplen con el estándar V.92 tiene un precio superior a aquellos que operan bajo su antecesor, todo parece indicar que el retorno de la inversión es inminente, a juzgar por las opiniones mostradas a esta redacción por varios de los implicados en este mercado. Así, y aunque se podría decir que las mejoras hablan por sí solas, hemos querido preguntar a nuestros interlocutores cuáles serían los principales argumentos que se pueden proporcionar a la hora de decantarse, en la compra, por uno de estos terminales. Carlos Extendía considera que el principal “será que el aumento en prestaciones del módem V.92 respecto al V.90 justifica con creces la pequeña diferencia en precio, la cual se verá rápidamente “amortizada” por los menores tiempos de conexión que requiere la tecnología V.92, lo que, a su vez, se traducirá en un importante ahorro en costes telefónicos y de conexión”. Pero, es más, el responsable de producto en el mayorista vasco continuaba afirmando que, a esto, “se une la ventaja que proporciona la caracter

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios