| Artículos | 15 NOV 2005

La tecnología del futuro

Tags: Histórico
La movilidad centra el desarrollo en los estándares
Bárbara Madariaga y Encarna González.
Wi-Fi, WiMAX, 3G o UMTS. Éstas son, a juicio de los expertos, las tecnologías en las que se centrará el futuro de la movilidad. Y es que, en los tiempos que corren, en los que la movilidad centra la actividad de numerosas empresas, ofrecer mejores características se ha convertido en una necesidad de toda la industria. Pero, ¿cuáles son las principales diferencias? Y… ¿por dónde irá el futuro? Responder a esta pregunta no es del todo sencillo, y más si tenemos en cuenta que nos movemos en un mercado en constante evolución, pero a priori…

Atrás quedan esos días en los que se utilizaba un teléfono móvil únicamente para hablar, o un portátil para escribir. En los últimos tiempos estamos asistiendo a cómo estos dispositivos se utilizan para realizar un mayor número de acciones (muchas de ellas empresariales) gracias, en cierta medida, a los estándares que se están aprobando y que permiten que la movilidad y la operabilidad sean una realidad.
Aunque son muchos los protocolos en los que se está trabajando, lo cierto es que son poco más de cuatro los que de verdad, y según los expertos, tendrán gran impacto en la industria de las Nuevas Tecnologías y las Telecomunicaciones.

Estándares emergentes
De esta forma, el protocolo inalámbrico Wi-Fi y los datos celulares (es decir aquellos que se transmiten a través de los móviles) son los que más aceptación están teniendo. La razón no es otra que el hecho de que aportan una mayor velocidad. Además, ambos utilizan OFDM (orthogonal frequency-division multiplexing).
Esto en lo que se refiere a estándares “más sencillos”. WiMAX, por su parte, es el estándar del futuro. Aporta, entre otras características, mayor velocidad a la hora de transmitir datos. Mucho se ha hablado de este estándar al que, sin llegar a estar del todo consolidado, ya le ha salido un duro competidor. Hablamos de FLASH-OFDM, el cual está siendo desarrollado sobre todo por la empresa Qualcomm.

Diferencias
Pero, ¿qué ofrece uno y qué ofrece el otro? Según los expertos, las diferencias se centran, además de en la velocidad, en la cobertura. Así, si de lo que hablamos es de Wi-Fi, los hot spots públicos de este protocolo ofrecen varios megabits por segundo (Mb/s) que permiten a los usuarios conectarse de manera inalámbrica en cafés o aeropuertos.
De cara al futuro, cabe señalar que Wi-Fi, a través de la especificación 802.11n, llegará, previsiblemente, a ofrecer 100 Mb/s desde los hot spots.
En cambio, si de lo que hablamos es de los datos celulares, se puede decir que es la tercera generación (3G) otra de las grandes promesas. Ésta ofrece cobertura en todo el área metropolitana (cabe señalar que, aunque a día de hoy no se puede ofrecer en todas las ciudades, sí que es cierto que el número en las que ya se ofrece cobertura está creciendo).
Una de “las versiones” de 3G es la tecnología UMTS, el siguiente paso en el camino de la migración de los operadores GSM. Aunque los principios de UMTS no fueron nada fáciles (muchas expectativas y pocos resultados) lo cierto es que en los últimos tiempos esta tecnología ha remontado el vuelo y a finales de 2004 se había multiplicado por seis el número de usuarios de telefonía móvil UMTS en todo el mundo, alcanzando un total de 16 millones, frente a los 2,7 millones con que se cerró 2003. Y es que, según datos de las principales consultoras, UMTS consigue mensualmente dos millones de nuevos clientes, tasa de crecimiento que supera a la que registró GSM en sus inicios y que se prevé aumente según vayan adoptando la tecnología más operadores.
En la actualidad, UMTS está disponible en 64 redes de 33 países de todo el mundo.

Disponibilidad
En cuanto a la disponibilidad de cada una de estas tecnologías, lo cierto es que, quien más y quien menos cuentan con el respaldo de importantes jugadores de la industria. Además, algunas de ellas, como puede ser el caso de Wi-Fi, están muy estandarizadas y los equipos desarrollados por fabricantes de diferentes sectores, como pueden ser equipos portátiles, PDA, teléfonos móviles o incluso cámaras fotográficas, ya incorporan soporte para Wi-Fi.
WiMAX al ser más reciente, no está tan estandarizado, aunque la versión móvil de este protocolo (Mobile WiMAX) cuenta con un importante apoyo como el de Intel. De esta forma, la multinacional que preside Paul Otellini tiene previsto lanzar al mercado un procesador que soporte este estándar a principios de 2007.
Si de lo que hablamos es de UMTS y 3G la cosa cambia. Aunque 3G ya está presente en los planes de desarrollo de ordenadores portátiles de algunos fabricantes, UMTS, al ser más reciente, cuenta con el apoyo, casi exclusivo de las operadoras que se están encargando de popularizarlo.
En definitiva, los cables ya no nos atan a la tecnología, esperemos que esto continúe y las previsiones de las consultoras se cumplan.


Las empresas no adoptan la tecnología móvil
----------------------------------------------------------------
Si decimos que las empresas han puesto sus esperanzas en el mercado móvil, es algo conocido. La industria en general no deja de afirmar que este sector es el futuro y las consultoras predicen unos crecimientos, para los próximos años, importantes. Además, la aprobación de numerosos estándares y el lanzamiento de innumerables dispositivos compatibles con los dichos estándares no dejan de sucederse.
Pues bien, a pesar de las buenas expectativas, un reciente estudio de IDC asegura que en Europa Occidental las empresas no están adquiriendo soluciones móviles. Es más, todas aquellas previsiones que se hicieron para los últimos 12 meses no se han cumplido. Aunque eso sí, las empresas están, en estos momentos, más concienciadas y más interesadas en las tecnologías y los dispositivos móviles que hace un año.
“Aunque la adopción de las tecnologías móviles pase por las PYMES y las grandes empresas, lo cierto es que estamos asistiendo a que ésta está siendo llevada a la práctica más en divisiones concretas que en todo el entorno coporativo”, asegura Rosie Secchi, analista señor de la división de servicios inalámbricos para empresas de IDC, quien continuó afirmando que “los beneficios reales de la adopción de las tecnologías móviles están empezando a ser conocidas”.
Para afirmar el “poco” interés que están mostrando las empresas por las tecnologías móviles, IDC se basa en el hecho de que sólo el 6 por ciento de los entornos corporativos asegura estar interesados en la adopción de las mismas, sobre todo para realizar acciones de comercio móvil. Otras aplicaciones, tales como fuerzas de venta automatizadas móviles o CRM móvil también es bien visto por el 10 por ciento de las empresas.

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios