ACTUALIDAD | Artículos | 18 MAY 2018

"DMI Computer presume de tener unos grandes profesionales y muy vinculados a la compañía. Algo que es imposible de copiar"

Son muchos los años de experiencia que contemplan a Emilio Sánchez, gerente de DMI Computer. Casi se puede decir que le salieron los dientes en el sector, y eso le permite valorar su marcha, el estado de las cosas.
Emilio Sanchez Gerente DMI Computer
Víctor Manuel Fernández

Llega sonriente, con ganas. Las mismas que tenía esta publicación de entrevistarle, de conocer sus opiniones acerca del sector de las TI. El mayorista que dirige camina con paso firme por el mercado, una vez rebasada la mítica cifra de los 100 millones de euros de facturación, que es fruto del trabajo de un capital humano que ronda las cien personas. “El verdadero tesoro de la compañía”, quiere dejar bien claro.

—El crecimiento de los últimos años avala dicha afirmación… —le decimos.

—Un equipo del que sentirse muy orgulloso… —repite— Siempre luchando mucho.

Le brillan los ojos tras realizar aquella afirmación. La grabadora empieza a grabar…

130 millones de facturación para 2018. Ése es el objetivo marcado.

Sí, pero este primer tramo del año se ha caracterizado por una marcha a tirones. Para nada regular.

Enero fue bueno para DMI Computer, febrero no tanto, en marzo se regresó a la senda del primer mes del año… Y el primer trimestre lo cerraron con un crecimiento con respecto al mismo periodo del año anterior. Como ha manifestado, el ejercicio comenzó raro, como si faltara la alegría de 2017…

Un año más inestable, sin duda. Y es algo que también me transmiten tanto clientes como nuestra competencia. Sobre todo, como bien dices, el primer trimestre. Abril, sin ir más lejos, ha sido un mes muy bueno, pero, insisto, el comienzo del año fue así, a tirones: una semana se cerraba de manera positiva, la siguiente no tanto… Menos lineal que en 2017, sin duda. Pero esto no es como empieza sino como acaba, y vamos a ver el transcurso del año fotograma a fotograma. Eso sí, sigo corroborando que veo una tendencia positiva para este año.

Luego los 130 millones de euros de facturación es una cifra factible…

Sí, la mantenemos. Al menos queremos estar cerca de ella. No obstante, sí me gustaría decir que nunca ha sido una obsesión alcanzar tal o cual cifra, sino más bien crecer. Es cierto que, en lo que respecta a 2018, la cifra es muy ambiciosa y que, asimismo, supone un crecimiento bastante importante, cerca de un 15%, pero creemos que se puede conseguir. De hecho, en los primeros meses del año dicho crecimiento oscila entre el 7 y el 8%.

¿Cómo ve el sector una persona que comenzó en él a los 19 años ensamblando ordenadores para los amigos y algunas tiendas?

Puffff —suspira—. Veo demasiadas incógnitas en el sector. Desde luego, se trata del sector en el que hay que estar, seguro. Lo que ocurre es que está cambiando el modelo de comercialización. Cambio que no sólo afecta a nuestro sector, sino también a todos, y a gran velocidad. Eso hace que realizar predicciones más allá de tres años vista sea bastante complejo, y más con la entrada en juego de los e-Tailers, que están cambiando las reglas del mercado. Sin embargo, sí que tengo que decir que se menosprecia a este sector y a sus componentes con demasiada frecuencia.

¿En qué sentido?

Una de las cosas que comenté en la mesa redonda que DealerWorld organizó hace un par de meses es que todos los presentes en la misma éramos unos supervivientes. Y lo mantengo. Sí, hemos pasado una gran crisis, ha sido brutal, pero basta con examinar el sector en profundidad para comprobar que no han desaparecido tantas figuras como sí ha ocurrido en otros sectores. En otros, incluso más preparados, ha caído mucha gente y en el nuestro, que en el fondo somos unos advenedizos, pues no conocemos otra cosa dentro de la formación que cada cual pueda tener, tampoco ha habido tanta desaparición. Algún mérito tendrán los gestores de las empresas de este sector, ¿no

Es evidente que sí…

Por eso, sí que creo que se trata de un sector, en general, más preparado ante los cambios que puedan venir que otros. ¿Qué puede afectarle? Lo que a todos, esos condicionantes que nadie maneja y que provocan que cualquier planificación que exceda del tiempo al que me referí antes sea una temeridad. De todas, siempre he creído que tenemos que adaptarnos a las circunstancias que vayan apareciendo con el tiempo, y lo sigo pensando. E insisto: tengo bastante confianza en mi compañía, y asimismo en muchas de las compañías de este sector, que creo que lo hacen muy bien.

Puede leer aquí la entrevista completa.



Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios