Contenidos digitales | Noticias | 16 FEB 2021

2021: un año clave para el desafío de la Inteligencia Artificial

Hasta ahora hemos visto cómo la Inteligencia Artificial ha transformado la forma en la que las empresas se relacionan con sus clientes, gestionan el talento de sus empleados, optimizan sus operaciones y desarrollan nuevos productos y servicios digitales. En 2021 veremos muchas más cosas relacionadas con ella.
AIops
Víctor Manuel Fernández

No vamos a decir aquello que le soltó Roy Batty (el ya mítico Rutger Hauer) a Deckard (Harrison Ford) en Blade Runner —ya sabe, eso de “Yo he visto cosas que vosotros no creeríais. Brutal en la voz de Constantino Romero, pero más aún en la de aquel teutón—, pero casi. Pues es verdad: en 2021 asistiremos a un desarrollo de la Inteligencia Artificial que nos llevará a ver cosas inimaginables hasta la fecha en muchos negocios. Y si bien el COVID-19 ha traído consigo muchas cosas malas y peores efectos, quizás uno de los pocos positivos sea el desarrollo de aquella tecnología. Así que, antes de que empecemos a ver naves en llamas más allá de Orión —o de la M-50 de Madrid, que para el caso sirve lo mismo—, vamos a arrojar un poco de luz sobre el asunto. Y la de aquellas llamas no cuenta, ya lo advertimos.

 

2021: EL AÑO

Sí, en mayúsculas, que llama más la atención. Como aquellos carteles en los cines de la Gran Vía de Madrid en los años 50 del siglo pasado. Ese Bogart, ese Víctor Matute, esa Ingrid Bergman, ese Tony Leblanc… Aquellas letras gigantes cuerpo tamaño pata de mula. Imposible olvidarlos. Pues lo mismo.

“El gran impulso que ha recibido el proceso de digitalización global a causa de la pandemia va a facilitar el mayor flujo de datos a través de Internet y el desarrollo de algoritmos más sofisticados, que son la fuente de alimentación de la IA. Esto va a provocar un crecimiento muy fuerte en el desarrollo de modelos, de robotización de procesos, y un conocimiento exhaustivo de los usuarios o consumidores”, reconoce Mario Yáñez, director desarrollo de negocio pfsTECH, by pfsGROUP.

Y es así. Hasta ahora hemos visto cómo la Inteligencia Artificial ha transformado la forma en la que las empresas se relacionan con sus clientes, gestionan el talento de sus empleados, optimizan sus operaciones y desarrollan nuevos productos y servicios digitales. Pero ya no es solo eso, sino que, en la actualidad, las empresas que están apostando más decididamente por esta tecnología lideran su sector de actividad aprovechando una ventana de oportunidad por delante de sus competidores.

“Esta afirmación está directamente relacionada con el concepto de Tech Intensity o intensidad tecnológica —explica Luis Montero, Data, IoT and AI Solution director en Microsoft España—: nos encontramos en un momento en el que las organizaciones necesitan adoptar la tecnología más innovadora y construir capacidades digitales propias sobre ella, introduciendo así disrupciones en el mercado que les permitan aprovechar las ventanas de oportunidad. Cada vez más, empezamos a ver cómo las tecnologías desarrolladas a raíz de la Inteligencia Artificial se hacen más accesibles para todos los empleados, tal y como ocurrió con el PC o internet. Esto implicará una transformación radical de los negocios, y un cambio cultural sin precedentes en la industria”.

Por ello, la industria tecnológica tiene un papel que desempeñar para garantizar que la tecnología se utilice de forma responsable. El propio Luis Montero reconoce que desde Microsoft se ha desarrollado un conjunto de principios básicos que guían su trabajo: “La Inteligencia Artificial debe diseñarse para aumentar las capacidades humanas. Tiene que ser transparente, maximizar la eficiencia al tiempo que protege la dignidad humana, proporcionar privacidad inteligente y responsabilidad por lo inesperado y protegerse de los prejuicios”.

 

Nuevos procesos, nuevas mejoras

No sabemos si los androides sueñan con ovejas eléctricas —posiblemente Philip K. Dick cerrara sesión sin saberlo tampoco—, pero sí está claro que la implantación de tecnologías de Inteligencia Artificial junto a una apuesta por la capacitación digital del capital humano es la clave para hacer que las empresas sean más competitivas. Al menos esa es una de las conclusiones que arroja un reciente estudio de Microsoft sobre el nivel de capacitación de los profesionales españoles en tecnologías de Inteligencia Artificial.

Puede leer aquí el resto del reportaje.



Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios