DISTRIBUCIÓN | Noticias | 29 SEP 2009

ADDETI denuncia la exclusión del canal en el proyecto Escuela 2.0

Tags: Actualidad
El pasado mes de mayo, el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, anunció la puesta en marcha del programa Escuela 2.0, una iniciativa en la que, a priori, el canal de distribución jugaría un papel importante. Pues bien, ADDETI denuncia la exclusión de la red de venta indirecta en este proyecto.
Bárbara Madariaga
 Así, la Asociación de distribuidores asegura que en el momento en que José Luis Rodríguez Zapatero anunció el programa Escuela 2.0, por el que cada alumno a partir de quinto de primaria dispondría de un ordenador portátil, “entendimos que podía significar que muchos de los agentes del sector TIC iban a intervenir en esta propuesta, y entre ellos estaría el canal de distribución”.

De hecho, y en opinión de ADDETI, “en un año que se antojaba complicado por una crisis económica, parecía que un soplo de aire fresco iba a permitir a muchas empresas del canal equilibrar sus balances y construir una relación de continuidad con el Sector educativo a través de esta medida”.

“Pensábamos que el Gobierno iba a regular la forma en que se entregasen los portátiles prometidos, de forma equitativa en el sector informático, rigiendo en el mismo los criterios de igualdad de oportunidades para todos”, continúa ADDETI en un comunicado, que denuncia que a pesar de que “el canal de distribución reaccionó con agilidad ante las más altas instancias gubernamentales para tratar de evitar que el Estado repartiese 425.000 portátiles a través de concesiones públicas, intermediando cada Comunidad Autónoma con fabricantes y entidades financieras”, este trabajo “ha sido en balde”.

Así, ADDETI se muestra consternado “por la forma en que se ha ejecutado por parte de la Conselleria de Educación de la Generalitat de Cataluña la distribución y venta de los portátiles de marca Toshiba y por parte de Promocaixa/La Caixa, a los alumnos de Catalunya, dentro del Plan Escuela 2.0", señala la asociación, quien continúa afirmando que “hemos constatado que el canal que distribuye los portátiles es un intruso en nuestro canal, puesto que no se trata de una empresa de distribución sino de una entidad financiera”. En este sentido, denuncia  que “todo ello se ha hecho sin seguir escrupulosamente lo que a nuestro juicio constituye un proceso en igualdad de oportunidades, es decir, no se ha hecho concurso alguno que permita competir en similares condiciones a todos los distribuidores y fabricantes”.

Así, la asociación denuncia que se haya dejado fuera al canal de distribución y más “en un momento de profunda crisis en el que muchas empresas no pueden mantener sus puestos de trabajo y en algunos casos ni tan sólo  pueden mantener su continuidad como empresa. Hablamos de más de 150.000 familias que dependen directamente de los ingresos generados en el sector de la distribución TIC”.

 


Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios