Productos | Noticias | 14 FEB 2005

El incendio de Azca devuelve el protagonismo a la salvaguarda de los datos empresariales

El incendio del Edificio Windsor, en el complejo empresarial de Azca (Madrid), ha vuelto a poner en primera línea de la actualidad la necesidad de tener a buen recaudo los datos empresariales, una vez que se ha confirmado que no hay víctimas del suceso. Las copias de seguridad, la externalización de los servidores o los sistemas de recuperación ante desastres son algunas de las medidas que tomaban muchas de las empresas alojadas en el madrileño rascacielos y que les van a permitir sobrevivir a la tragedia.
Dealer World
Dicen que la empresa que pierde sus datos tarda menos de 3 meses en echar el cierre definitivo. La información es, pues, el valor más preciado de una empresa y, por tanto, hay que protegerlo de cualquier incidencia. Un mensaje en el que insistieron mucho las empresas tecnológicas tras el atentado del 11 de septiembre contra las Torres Gemelas de Nueva York y que el incendio del Edificio Windsor, ocurrido este fin de semana en Madrid, ha vuelto a poner de plena actualidad.

Las decenas de plantas que tenía el rascacielos albergaban distintas empresas: desde la tecnológica Comparex hasta la consultora Deloitte (que también sufrió el 11-S), la inmobiliaria Ason o el despacho de abogados Garrigues. Una vez constatado que no hay que lamentar daños personales, la continuidad de la actividad empresarial es, junto con el posible derrumbe del edificio, lo que más preocupa.

Una de las empresas que se ha visto más afectada por el espectacular incendio ha sido Deloitte, la cual poseía 20 de las 25 plantas del edificio Windsor.

Según fuentes de Deloitte consultadas por Dealer World Web, la compañía aún se encuentra valorando la cuantía de los daños ocasionados por el incendio, aunque los sistemas de recuperación de datos, realizados el pasado jueves, han hecho que no se tenga que lamentar la pérdida total de la información. Asimismo, las mismas fuentes han asegurado que las copias de seguridad se redireccionaban fuera de las oficinas del edificio Windsor, con lo que la información está a buen recaudo.

Otro dato positivo ha sido el hecho de que la mayoría de los auditores se encontraban realizado su trabajo en las oficinas de los clientes, con lo que toda la información se ubica en los ordenadores portátiles de los empleados de Deloitte. En estos momentos se encuentran desempeñando su actividad laboral en dichas oficinas. “Los departamentos que se han visto más afectados han sido: tecnología, comunicación y Recursos Humanos”, afirmaron las fuentes consultadas.

En lo que respecta al funcionamiento de Deloitte, en un primer momento y mientras que la compañía encuentra nueva sede en Madrid, la parte de atención al cliente se ha trasladado a las oficinas que Deloitte posee en Barcelona y, según las fuentes consultadas, “todo está funcionando con normalidad”.

No obstante, todavía es pronto para conocer cómo va a afectar el mayor incendio de Madrid al negocio de Deloitte.

Por su parte, Garrigues, que tenía tres de sus 20 departamentos en el edificio Windsor (procesal, Tecnología de la Información y derecho de la propiedad industrial), espera poder recuperar la gestión documental en unos diez días y confía en que el back-up minimice la posible pérdidas de datos y se congratula de que 8 de cada 10 empleados trabajan con ordenadores portátiles asignados.

Lo que no está tan claro es que los 1.200 empleados de Deloitte que trabajaban en el edifico logren recuperar los llamados papeles de trabajo con las verificaciones contables que piden a sus empresas-clientes para formalizar las auditorías. Todas estas dudas llegan en un momento delicado porque las compañías que cotizan en Bolsa trabajan sin descanso para ultimar sus cuentas del 2004 que deben ser revisadas por los consultores antes de ser presentadas en Junta de Accionistas. Entre los clientes de Deloitte, en el selectivo Ibex 35 de la Bolsa de Madrid audita a Acciona, ACS, Altadis, FCC, Amadeus, Banesto, BBVA, Endesa, Gamesa, Iberdrola, Iberia, Metrovacesa, NH Hoteles, Prisa, Repsol, Santander, Sogecable, Telecinco, Telefónica, Telefónica Móviles y Unión FENOSA.

Comparex España continuará su actividad en un nuevo emplazamiento
Comparex España, ubicada en el Edificio Windsor de Madrid, también ha anunciado que continuará su actividad, aunque en un nuevo emplazamiento, a consecuencia del incendio que ha afectado al inmueble de la zona de Azca.

En un comunicado, esta empresa se felicitó "profundamente" por el hecho de que el incendio no haya provocado graves desgracias personales y espera que todos los miembros del Cuerpo de Bomberos de Madrid afectados se recuperen con prontitud.

Comparex asegura que, a pesar del incendio, mantiene su capacidad operativa. Así, ha definido y puesto en marcha un plan de acción "encaminado a acelerar y facilitar el traslado de nuestras oficinas a un nuevo emplazamiento sin que todo ello afecte a la calidad de los servicios que actualmente ofrecemos".

Esta empresa asegura que tenía puestos en marcha "todos los mecanismos, procesos y tecnología necesarios para salvaguardar todos los datos, información de clientes y operativa, lo que ha facilitado la continuidad de la actividad".




Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios