TENDENCIAS | Artículos | 20 JUN 2018

SD-WAN: una tecnología que abre al Canal un nuevo espacio de negocio

Las empresas buscan mejoras en sus redes WAN, y eso ha hecho que el uso de redes definidas por software, o SD-WAN, haya ganado un gran número de adeptos. Esencialmente por una razón: porque utiliza el software para supervisar el rendimiento de una combinación de conexiones WAN para, así, elegir la conexión más adecuada para cada tipo de tráfico. Y eso abre una nueva —e importante—vía de negocio para el Canal.
Seguridad en SD-WAN
Redacción DealerWorld

Cerca del 92% de las empresas considera la transformación digital como una de las claves de su estrategia. Porque el mercado lo demanda y tienen que estar preparadas para lo que está por llegar. Y ahí la digitalización jugará un papel fundamental. No en vano, cada vez usan más aplicaciones para su día a día, sus trabajadores pasan más tiempo fuera de la oficina que en ella, precisamente, gracias a esas aplicaciones. Pero para que dichas aplicaciones estén disponibles y ofrezcan el rendimiento que de ellas esperan los trabajadores, es necesario que la capacidad de la red sea la mejor. Y, en ocasiones, eso no ocurre.

¿Qué ocurre? En el camino hacia la globalización, la interconexión entre empresas de diferentes países y áreas se ha vuelto fundamental para las comunicaciones. Sin embargo, el aprovisionamiento y el mantenimiento de servicios basados en las líneas empresariales tradicionales (VPNs) suelen estar asociados a un alto coste y a un servicio claramente definido por los operadores.  Si, por el contrario, las empresas optan por líneas de bajo coste, como por ejemplo accesos a Internet, además de presentar dificultades de operación y mantenimiento, suponen problemas de seguridad de servicio.

El cambio de paradigma que trae consigo la arquitectura SD-WAN es precisamente dar a las empresas la posibilidad de tener lo mejor de los dos modelos. Por un lado, la seguridad y garantía de servicio que pueda proporcionar una VPN dedicada, mientras que, por otro lado, se puede sacar provecho a la disponibilidad y bajo coste de las comunicaciones vía Internet.  Pero, sobre todo, le ofrece a la empresa la capacidad de controlar de manera más ágil sus costes y la repuesta de la red a las necesidades de sus aplicaciones.

Bienvenida, SD-WAN

Y es que, hasta la fecha, las empresas han trabajado o aún trabajan con redes WAN, consideradas pequeñas redes que utilizan diversos enlaces como líneas privadas, multiprotocolos MPLS, redes privadas virtuales VPN, inalámbricas, etc. Redes diseñadas en forma de malla adquiridas a través de operadoras de telecomunicaciones, pero que se han quedado cortas, pequeñas u obsoletas para los requerimientos que tienen que cubrir las empresas. Recordemos: las aplicaciones.

Y es ahí donde entra en juego SD-WAN, que no es más que un paso adelante en la mejora de las redes WAN gracias al software, que supervisa el rendimiento de una combinación de conexiones WAN (MPLS, circuitos dedicados, Internet) para elegir la conexión más adecuada según el tipo de tráfico.

De esta manera, y a modo de ejemplo, las videoconferencias pueden ejecutarse en un circuito concreto mientras el correo electrónico puede usar Internet. Esto es así porque estas redes son capaces de considerar el coste de cada conexión y las necesidades que tiene cada aplicación.

SD-WAN: una realidad

Por eso, muchos analistas y compañías consideran SD-WAN como una tecnología con un gran potencial de desarrollo, especialmente este año. Incluso se habla de que podría alcanzar los 2,3 millones de dólares este año, con un potencial de ingresos que llegaría hasta los 8 billones de cara a 2021.

Pero no queda ahí la cosa: algunas consultoras cifran en un 6% la tasa de crecimiento compuesto de SD-WAN en el periodo 2017-201, cuando alcance los ya referidos 8 billones de dólares. Todo ello producto de un crecimiento imparable a medida que las empresas adopten tecnologías tales como Cloud, movilidad y Big Data Analytics. ¿Por qué? El aumento del tráfico. Ahí reside la cuestión, así como la tensión en la red. Y eso llevará, tarde o temprano, a las empresas a conectar mejor a sus empleados remotos y las sucursales para proporcionarles servicios de red de mejor calidad. En consecuencia, un crecimiento para SD-WAN cuyo límite no se atisba.

Beneficios de SD-WAN

Apostar por la tecnología SD-WAN es interesante para las empresas dado que mejora sustancialmente tres aspectos, que son los que detalla para DealerWorld Víctor Jiménez, Jefe de Ingeniería de Huawei Empresas:

· “Aceleración del aprovisionamiento del servicio: en el modo de aprovisionamiento tradicional se requieren múltiples procedimientos, la puesta en marcha del servicio y la configuración de los dispositivos. El aprovisionamiento del servicio puede prolongarse fácilmente hasta los 30 días o más. Mediante SD-WAN es posible realizar la implementación automática de extremo a extremo y la conexión y el uso inmediato de equipos, lo que acorta el aprovisionamiento a 20 minutos.

· Enlaces y aplicaciones visualizados con planificación inteligente del tráfico: en el modo tradicional, lo común es que las aplicaciones no sean visibles y tampoco lo sea monitorizar el estado de las aplicaciones. Se puede producir congestión durante las ráfagas de tráfico, lo que puede afectar a los servicios claves y la experiencia del usuario. Una SD-WAN empresarial implementa la gestión visualizada de aplicaciones y vínculos, lo que permite monitorizar el estado y la calidad de enlaces y aplicaciones en tiempo real. Además, la SD-WAN empresarial permite la planificación inteligente del tráfico en función de los requisitos de las aplicaciones, lo que proporciona una excelente experiencia de usuario en servicios claves.

· Servicio basado en Internet, que disminuye los costes de interconexión en un 50%. Gracias al aprovechamiento de los recursos de Internet, la SD-WAN es compatible con los accesos híbridos (VPN dedicada + Internet). Además, es posible combinar con flexibilidad los servicios de 3G/LTE, líneas arrendadas de MPLS y xDSL. Asimismo, la SD-WAN permite a los clientes definir y habilitar rutas de flujo de servicios en función de las demandas del servicio y es compatible con la rápida conmutación por fallo de las rutas de servicio, lo que ofrece una experiencia de línea privada al mismo tiempo que reduce un 50% los costes de interconexión.

Puede leer aquí el resto del reportaje.
 

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios