DISTRIBUCIÓN | Noticias | 22 ABR 2015

"Esprivillage es mucho más que un Cash&Carry", José María García de Esprinet

Con la apertura de su Cash&Carry número 18, el primero en España, Esprinet busca ofrecer producto unido a soluciones, por lo que, además de 700 metros cuadrados de tienda, Esprivillage cuenta con una sala demo y un centro de formación para clientes y fabricantes. Se calcula que unos 3.000 distribuidores acudirán al establecimiento.
Esprivillage_Jose_maria_garcia
Hilda Gómez

El 23 de abril se inaugura en la localidad madrileña de Alcobendas Esprivillage, el primer Cash&Carry de Esprinet en España, un concepto que ha funcionado muy bien Italia, donde ya cuentan con 17 establecimientos. Eso sí, como explica José María García, director general de Esprinet Ibérica, “hemos querido hacer una versión 4.0 en España, más enfocada al mercado B2B, es decir, a integradores y distribuidores profesionales, aunque también hay una parte de consumo”.

El objetivo de Esprinet es ofrecer en Esprivillage todo lo que es producto unido a las soluciones, ya que “las máquinas en sí dejan un margen muy justo, y todos hemos aprendido que si lo unimos a soluciones y servicios la rentabilidad es mayor”, apunta García. Para ello, junto con la tienda de más de 700 metros cuadrados de superficie de exposición, Esprivillage dispone de una sala demo y un centro de formación a disposición de clientes y fabricantes. La sala demo va a ser una sala temática en la que van a tener cabida negocios con mucho volumen y muy interesantes a desarrollar, como son los de educación, hospitality y digital signage.

“Los objetivos de Esprinet con este Cash&Carry son la cercanía con el cliente, facilitándole la forma de hacer negocio, y la cercanía con los fabricantes, que pueden mostrar sus novedades en este espacio. Ya tenemos preparadas baterías de eventos con fabricantes y sus distribuidores”, afirma el director general.

En cuanto al mix de productos en exposición, abarca unas 4.000 referencias –de las 40.000 de que dispone Esprinet en su almacén de Zaragoza–, de las que un 20 por ciento irían rotando en función de la demanda de los clientes. A este respecto, Diego Lanzuela, director de ventas de cuentas medianas y grandes de Esprinet, comenta que “el mix se ha hecho ad hoc en función de los productos más vendidos en la zona. El sistema dinámico determinará automáticamente qué productos hará falta reponer”.

Esprivillage va dirigido a distribuidores pequeños no sólo de Madrid, sino también de provincias limítrofes, como Guadalajara y Segovia. En este sentido, Esprinet calcula que unos 3.000 distribuidores podrían acercarse a este punto. “Pueden venir incluso con sus clientes y adquirir las soluciones de forma rápida”, apunta García.

De cara a este año no se plantean abrir otros Cash&Carry en España, si acaso en Portugal, donde Esprinet tiene previsto montar la compañía Esprinet Portugal Limitada. Será a partir del 18 de mayo cuando el negocio del mayorista en Portugal funcionará de manera independiente, aunque la parte de backoffice se seguirá cubriendo desde España, dejando la parte de frontoffice (marketing y ventas) en manos de la filial lusa. El objetivo es potenciar la presencia de Esprinet en el país vecino, donde su facturación ronda los 40 millones de euros.

El otro reto de Esprinet para este año pasa por potenciar el desarrollo del negocio en Cataluña, un mercado que “estaba mal atendido desde un punto de vista más profesional”, afirma García. Para ello la compañía acaba de desembarcar en Barcelona con un equipo nuevo.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información