SEGURIDAD | Artículos | 08 AGO 2018

El uso de software pirata vuelve a los niveles de 2009

En España, su descenso es de dos puntos, mientras que en el resto del mundo cae hasta un 37%. No obstante, todavía hay muchas empresas que prefieren afrontar el riesgo de sufrir una multa a adoptar software legal de una vez.
piratería de software
Redacción DealerWorld

Los números no suelen engañar. La frialdad de las cifras es la que es, y en el caso que nos ocupa no iba a ser menos. Y lo que nos ocupa es el software utilizado por las empresas. El ilegal —esto es, sin licencia—, para ser más exactos. Y a tenor de los últimos datos de la BSA —Business Software Alliance—.

Así, dichas cifras anuncian un descenso en el uso de software ilegal por parte de las empresas españolas. Sin ir más lejos, y con respecto a 2016, su uso descendió un 37%, con lo que se mantiene la tendencia descendente, pues en 2015 dicho porcentaje se situó en el 39%.

En consecuencia, y puestas las cifras en contexto, en España la tasa de instalación de software ilegal se sitúa en el 42%. ¿Mucho, poco? Si nos comparamos con Libia —allí, la tasa se sitúa en el 90%—, una maravilla. Pero si lo hacemos con EE. UU., donde el porcentaje en 2017 alcanzó el 15% de las empresas, aún queda mucho trabajo por hacer. Pues si bien España está situada por debajo del 50%, sus cifras de uso de software ilegal todavía siguen siendo altas, especialmente si nos comparamos con los americanos. No obstante, desde la BSA se insiste en que se mantendrá la tendencia decreciente conocida en estos últimos años.

¿Razones? Sobre todo, la mayor concienciación de los usuarios a la hora de usar software malicioso. No en vano, ahora los ordenadores se usan para acceder para acceder a bancos, entre otras operaciones, y la mayoría de los usuarios teme poner en riesgo sus cuentas bancarias o datos privados. A lo que hay que sumar que la situación económica mundial ha mejorado, lo que anima a las empresas y usuarios a comprar software en lugar de mejorarlo.

Más razones

Pero basta con escarbar un poco más en el sector para dar con otras razones que explican este descenso en el uso de software ilegal por parte de empresas y usuarios. Por un lado, los esfuerzos realizados por la industria para concienciar de las ventajas del software legal y los riesgos legales, operativos y de seguridad de usar o tener instalado software sin licencia. En este sentido, la colaboración alcanzada con organismos y entidades como la Secretaría de Estado la Sociedad de la Información y Agenda Digital y AMETIC, dentro de la campaña “Software Legal, Valor Seguro”, ha contribuido a esa concienciación. “Iniciativa que cuenta con el apoyo de organizaciones como CEPYME y CEOE, claves para llegar al tejido empresarial de este país”, nos cuenta el portavoz español de BSA, The Business Software Alliance.

Pero existen otras razones no menos importantes. Para empezar, la tecnología Cloud y los modelos de comercialización basados en el pago por uso. Que, en opinión de Isabel Pomar, CEO de Datisa, “han “abaratado” los costes y facilitado que cualquier tipo de compañía pueda utilizar tecnología —software— de última generación sin que eso suponga un problema financiero relevante.

Luego, la apuesta decidida por la seguridad emprendida por muchas empresas, que ya han tomado conciencia sobre la necesidad de minimizar los riesgos y controlar, en la medida de lo posible, las grietas de seguridad. “Más probables en las soluciones “piratas” que en los aplicativos legales”, apostilla Isabel Pomar.

Otra razón hay que encontrarla en la mayor concienciación y sensibilización acerca del valor del software y del respeto hacia la propiedad intelectual. Un uso que, sin duda, asegura su gestión correcta en el entorno empresarial. Aparte de que “el software es la base sobre la que se sustentan una gran cantidad de innovaciones tecnológicas y de gestión. Las organizaciones han entendido que es imprescindible que esa base sea sólida y que aporte la seguridad necesaria para construir sobre ella nuevas propuestas que permitan a las pymes, entre otras cosas, avanzar en sus procesos de mejora continua”, quiere puntualizar la CEO de Datisa.

Por último, una evidencia que lleva años y años en el candelero, que diría aquella: utilizar software ilegal puede costar muy caro a las empresas. Las organizaciones “piratas” están cometiendo un delito y pueden ser condenadas a pagar multas cuantiosas y, por supuesto, se enfrentarían a la posibilidad de que sus negocios fueran clausurados total o parcialmente, de forma temporal o definitiva. Sin olvidar que los fabricantes de software hemos incrementado las medidas de seguridad y control, tratando así de complicar la tarea de los usuarios que buscan la utilización de programas ilegales. Porque “¿acaso no resulta eso mucho más caro que adquirir un programa legal?”. Ahí deja la pregunta Isabel Pomar.

Aunque no vendría mal añadir tres variables más que sirven para conformar un escenario más amplio del porqué del descenso del uso de software ilegal entre las empresas. Uno de ellos, indudable, es la mejora de la coyuntura económica mundial, y más en concreto de la española. “Pues a mayor crecimiento económico, mayor es la inversión empresarial”, sostiene Juan Luis Ramos, Channel Marketing Senior Manager Iberia de Sage.

Las otras dos nos las resume este mismo ejecutivo: “El segundo es el cambio en los modelos de licenciamiento y de contratación de las aplicaciones de software, con la irrupción de la nube. Estos modelos son mucho más flexibles y facilitan el acceso a miles de pymes y autónomos, que veían una barrera de entrada en el coste de las licencias perpetuas. Y, por último, aunque no por ello menos importante, se está produciendo un cambio cultural respecto a la propiedad intelectual de los programas de software y una mayor concienciación de los riesgos y sanciones que conlleva la piratería en el ámbito empresarial. Un claro ejemplo de dichos riesgos son los ciberataques, cada vez más dañinos y frecuentes. Por ello, las empresas están redoblando sus esfuerzos para minimizar las amenazas”.

Puede leer aquí el reportaje completo.

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios