Productos | Noticias | 13 ABR 2018

Ricoh Pro C7200X mejora las posibilidades creativas

La nueva impresora digital en color de hoja cortada de Ricoh está dotada de mayor estabilidad cromática gracias al autocalibrado, con sensores integrados, y el registro optimizado conseguido a través de la función de ajuste automático.
ricoh

Ricoh acaba de presentar una nueva serie de impresoras digitales en color de hoja cortada Ricoh Pro C7200X Graphic Arts Edition, que ha sido diseñada para ayudar a imprentas y departamentos de reprografía a expandirse y diferenciarse de manera rentable.

El lanzamiento de esta nueva solución, que supone un salto cualitativo importante, va a realizarse mediante un roadshow internacional que ha arrancado hoy en Lisboa y que visitará Madrid y Barcelona el próximo mes de junio.

La serie Pro C7200X, ya a la venta, se compone de dos modelos. El primero de ellos, de cinco colores, se ha diseñado y desarrollado para aplicaciones de artes gráficas, mientras que el modelo ProTM C7200, de cuatro colores, está pensada para ayudar a los departamentos de reprografía internos a reducir costes operativos.

Entre las mejoras introducidas están la mayor estabilidad cromática gracias al autocalibrado, con sensores integrados, y el registro optimizado, conseguido a través de la función de ajuste automático. Además, la quinta estación de color permite ofrecer una mayor variedad de aplicaciones de valor añadido: la máquina puede imprimir blanco más cuatricromía en una sola pasada, lo que permite obtener resultados muy impactantes, por ejemplo con soportes coloreados. La serie Pro C7200X tiene un tóner rojo invisible, que es ideal para diversas aplicaciones básicas de seguridad. Asimismo, el nuevo tóner naranja fluorescente, junto con el blanco, el transparente y el amarillo fluorescente, completan un abanico amplio de opciones de quinto color.

En cuanto a la productividad, se ha mejorado con modelos que imprimen a 95 u 85 ppm (páginas por minuto), con capacidad de producción automática de hojas largas a doble cara de hasta 700 mm, y a una cara de hasta 1.260 mm, con lo que la máquina permite acometer trabajos hasta ahora imposibles.

La calidad de imagen es excepcional, gracias a una resolución de 2.400 x 4.800 ppp y al nuevo tóner de 5 micras, el tamaño de grano más pequeño permitido por las regulaciones europeas. Las prestaciones también son excelentes en una extensa selección de soportes, con una velocidad nominal de hasta 360 g/m2 en todos los formatos. Los modelos nuevos integran el acabado en un proceso optimizado, incluyendo opciones de encuadernadora GBC eWire Binder, el alimentador de gran formato BDT Banner Sheet LCT y la apiladora de gran formato Plockmatic. La impresora tiene una pantalla de 17” que facilita el manejo al operario.

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios