| Artículos | 01 JUL 2000

SEDISI anuncia el buen estado de salud del sector de las TI en España

Tags: Histórico
El sector informático español crece un 6,1 por ciento en el primer trimestre de 2000
Fernando Muñoz.
La Asociación Española de Empresas de Tecnología de la Información (SEDISI) ha dado a conocer los resultados del sector informático durante el primer trimestre del año. El crecimiento de un 6,1 por ciento, en los tres primeros meses de este año, unido al 19,10 por ciento experimentado el año pasado, demuestran el buen estado de salud que tiene el sector de las tecnologías de información en España.
Por sectores, cabe destacar el buen momento por el que pasa el subsector servicios con un aumento del 15,3 por ciento, en parte debido al crecimiento del outsourcing Mientras que entre los sectores del mercado que han sufrido un descenso durante este trimestre, aparecen el segmento del software y hardware con un –15,7 y –1,0 por ciento, respectivamente. En cuanto a los consumibles, continúan experimentando un fuerte crecimiento, alcanzando el 56,7 por ciento, siendo menor la mejoría del mantenimiento del hardware, con un 5,7 por ciento respecto al mismo trimestre del pasado período, en el que presentaba una cuota del 1,2 por ciento.
Las previsiones para el resto del año continúan siendo optimista y se esperan resultados positivos en todos los segmentos de mercado.

El sector TI creció un 19,10 por ciento durante el año pasado
Según el estudio presentado por SEDISI junto con el Ministerio de Ciencia y Tecnología, "el sector de las tecnologías de la información facturó a lo largo de 1999 un total de 2.045.842 millones de pesetas, de los que 1.800.000 millones correspondieron a actividades informáticas y el resto a servicios de valor añadido". Esto supone un crecimiento del 19,10 por ciento respecto a 1998, resultado de la suma de la facturación de productos y servicios informáticos con un incremento del 18,03 por ciento, y los servicios de valor añadido en telecomunicaciones. Se mantiene, por tanto, una tendencia de crecimiento sostenido, que en los últimos cinco años lleva acumulado más de un 77,4 por ciento, lo que implica mantener sistemáticamente un ritmo que está por encima del 15 por ciento anual. Los factores fundamentales de este crecimiento han sido, en 1999, los componentes de la demanda interna, mientras que la demanda externa, con un nivel de exportaciones que ha crecido sólo un 8,70 por ciento respecto al año anterior, lo que representa 248.174 millones de pesetas, no ha evolucionado de la misma forma. Estas cifras señalan la pérdida de un punto porcentual de su peso relativo dentro de la facturación total, después del gran salto del ejercicio anterior. Sin embargo, las importaciones, que cubren una parte importante de la demanda de nuestro país, han tenido en 1999 un crecimiento del 11,76 por ciento, lo que se traduce en 712.680 millones de pesetas. Este volumen, conjuntamente con el de las exportaciones, sitúa el saldo de la balanza comercial en un déficit de 464.506 millones de pesetas, lo que supone un crecimiento respecto a 1998 del 13,40 por ciento. Por tanto, podemos señalar que las magnitudes del comercio exterior se mantuvieron por debajo de los indicadores del mercado interior. Asimismo, la tasa de cobertura, definida como la proporción en que las ventas al exterior ayudan a compensar las compras, fue del 34,8 por ciento en 1999, frente al 35,80 por ciento de 1988.
El resto de países que conforman la Unión Europea volvieron a dominar el comercio exterior del sector, al representar un 80,4 por ciento del total de importaciones y el 70,3 por ciento de las exportaciones. No obstante, conviene resaltar la tendencia de muchas exportaciones españolas de productos y servicios de TI hacia el mercado de América Latina, lo que ha permitido a esta región pasar del 3 por ciento a más del 22 por ciento en el total de exportaciones del sector. De nuevo el hardware se convierte en el principal representante del comercio exterior del sector, con un 68,1 por ciento del total de las exportaciones y el 70,5 por ciento de las importaciones, si bien tanto el software como los servicios han ganado terreno.

Incremento del gasto informático
El mercado interior bruto de informática, que alcanza la cifra de 1.630.905 millones de pesetas con un crecimiento del 19,59 por ciento respecto a 1998, debe su comportamiento a la evolución del mercado interior neto que, según el estudio, se puede considerar sinónimo del gasto español en tecnologías de la información, con una tasa de crecimiento del 16,86 por ciento y una cifra de 1.181.333 millones de pesetas. Por su parte, la actividad endógena, con una tasa del 27,43 por ciento y una cifra de 449.572 millones, expresa la intermediación y la subcontratación crecientes en el sector, y constituye uno de los principales factores en los que radica el fuerte empuje que hoy tiene el sector de las TI y, sin duda, uno de los que explican el fuerte aumento del empleo.
Si bien la producción del sector en 1999 ha experimentado un crecimiento del 20,11 por ciento, lo que equivale, aproximadamente, a una aceleración de más de tres puntos por encima de la lograda en 1998, también es destacable la evolución del valor añadido, el cual creció un 15,16 por ciento, con un total de 773.965 millones de pesetas.

Actividades que conforman el mercado interior bruto
El hardware, a pesar de la bajada de precios, creció un 14,47 por ciento respecto a 1998, pero volvió a perder peso relativo en el conjunto, debido al dinamismo del software con una tasa de crecimiento del 28,32 por ciento, y los servicios informáticos, con el 27,11 por ciento.
Cabe destacar la recuperación del mantenimiento del hardware, que con un 7,54 por ciento de crecimiento, supera claramente las cifras de años anteriores; por primera vez esta actividad ha superado un valor de mercado de 80.000 millones de pesetas. El mercado español de los consumibles, que constituye el segmento más pequeño del mismo, tuvo un crecimiento récord del 33.16 por ciento, con un valor de 53.777 millones de pesetas, duplicando las cifras de mercado de hace cinco años.
Dentro del mercado interior bruto del hardware, cuyo valor total cifrado es de 828.746 millones de pesetas, se muestra a través de las tablas adjuntas, como todos sus segmentos han registrado tasas de evolución positivas. En este sentido, destaca el avance del hardware de comunicaciones que, con una tasa del 43,53 por ciento, alcanza una cifra histórica, seguido de otros periféricos con el 31,73 por ciento, los sistemas de almacenamiento con un 14,69 por ciento, sistemas de impresión con el 10,95 por ciento, las unidades centrales con un 9,93 por ciento y, en último lugar, repuestos y componentes con el 4,73 por ciento. Las unidades centrales arrojan una de las menores tasas de crecimiento, debido fundamentalmente al retroceso de las estaciones de trabajo y de los grandes sistemas (-17,12 por ciento y –26,29 por ciento, respectivamente); en cambio, los microordenadores y los sistemas medios cerraron el año con crecimientos acordes con la media del mercado informático (16,42 por ciento y 16,66 por ciento, respectivamente). No obstante, si tenemos en cuenta que su cifra de mercado se establece en 485.320 millones de pesetas y comparamos la misma con el resto de cifras que corresponden a los otros segmentos del hardware, las unidades centrales siguen siendo las de mayor peso dentro del mismo.
En cuanto al mercado del software, con un volumen de negocio de 218.955 millones de pesetas y un crecimiento interanual del 28,35 por ciento, puede considerarse como uno de los segmentos más dinámicos del sector, obteniendo dentro de sus ac
Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios