| Noticias | 18 JUN 1998

Intel se empeña en bajar los costes de los PC básicos

Tags: Histórico
Con la clara finalidad de reducir los costes de los denominados PC básicos, Intel ofrecerá, en el transcurso del próximo año, sus procesadores Celeron en un encapsulado convencional, al estilo de los 386, en vez del modelo seguido en los Pentium II.
Arantxa Herranz

Este encapsulado, que que se denomina PGA, se conecta a un nuevo tipo de ranura que está destinada a suponer una alternativa a la conocida como Slot 1. Denominada ‘370-pin Socket1, esta interfaz no es compatible ni con la interfaz de los procesadores Pentium, Socket 7, ni con la que poseen los Pentium Pro, conocida como Socket 8. Sin embargo, y según han afirmado fuentes de la compañía, esta nueva interfaz no debe mirarse desde la perspectiva del reemplazo de las otras dos, sino como un complemento a ambas.

La primera CPU en este nuevo encapsulado, que está previsto que esté disponible en la primera mitad de 1999, incorporará procesadores Celeron a 300 y 333 MHz con una memoria caché de nivel 2 de 128 KB integrada. Los procesadores, que se están desarrollando bajo el nombre de Mendocino, estarán también disponibles en empaquetados de Slot 1.

Según Intel, esta nueva ranura reducirá los costes de fabricación, dado que no será necesario el zócalo de conexión al Slot 1 y permitirá integrar un disipador de calor más pequeño.

Esta nueva ranura es una técnica más de las que está llevando a cabo el gigante de los chips con el claro objetivo de reducir los costes del segmento de los PC básicos, cuyo precio estaría situado por debajo de las 150.000 pesetas, aproximadamente. Pero no es la única. Así, Intel también está manos a la obra en el desarrollo de unas nuevas placas madre MicroATX más pequeñas, con fuentes de alimentación y con un centro neurálgico que tienen funcionalidad limitada, que conforman el denominado 440EX. Esta unidad resulta más economica que la 440BX.

Intel también está trabajando en una mejor integración de sus CPU y chipsets, añadiendo cachés del tipo 2 más largas en la CPU y funciones gráficas en el centro de los procesadores.

De esta forma, la compañía integrará una caché L2 de 256 KB en un procesador Pentium II para portátiles, que también está previsto que se encuentre disponible para el primer semestre del año próximo. Este nuevo procesador tiene como nombre clave Dixon y, entre otras características, destaca una CPU más pequeña y un consumo de energía menor que la que se produce en los Pentium II con memorias caché separadas.

Como complemento a los Pentium II para portátiles a 233 y 266 MHz, que Intel lanzó esta primavera, la compañía ofrecerá una versión a 300 MHz a finales de este año y otra a 333 MHz para primeros del que viene.

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios